La británica Olivia Colman protagonizó una de las grandes sorpresas de la ceremonia y ganó hoy el Óscar a la mejor actriz por su trabajo en “The Favourite”.

Las demás aspirantes eran Lady Gaga (“A Star is Born”), Yalitza Aparicio (“Roma”) y Melissa McCarthy (“Can You Ever Forgive Me?”).

“Esto es realmente estresante”, dijo Colman, visiblemente nerviosa y emocionada, tras recibir la estatuilla, en la que supuso una de las mayores sorpresas de la gala ya que Close era la gran favorita.

“Glenn, esto no es lo que yo quería. Eres magnífica. Te quiero”, comentó Colman dirigiéndose a su gran rival en el Óscar, la actriz Glenn Close..

“¡Oh, guau! He ganado un Óscar”, continuó completamente sorprendida antes de dar las gracias al director de la cinta, Yorgos Lanthimos, y sus compañeras de reparto, Emma Stone y Rachel Weisz.

Colman también se acordó de su marido y sus hijos antes de soltar una pedorreta en el escenario que provocó las risas de los espectadores.

Es la primera nominación para la actriz británica de 45 años, que hasta ahora había adquirido popularidad gracias a sus papeles en “The Lobster” (2015) -también de Lanthimos- y las series “The Night Manager” (2016) y la tercera temporada de “The Crown”, donde interpreta a la reina Isabel II en su madurez.

El Óscar le llega por interpretar a otra monarca, la reina Ana, la última soberana británica de la casa de los Estuardo.

“The Favourite” gira en torno a la relación de la excéntrica y perturbada monarca con dos de sus sirvientas, a quienes dan vida Emma Stone y Rachel Weisz, también nominadas en la categoría de mejor actriz de reparto.

Colman ha recibido el Bafta y el Globo de Oro por su interpretación.

Malek se alzó como Mejor Actor

Rami Malek cumplió este domingo con las quinielas y ganó el Óscar al mejor actor por su papel de Freddie Mercury en la cinta “Bohemian Rhapsody”.

Malek se impuso a los también nominados en esta categoría Bradley Cooper (“A Star is Born”), Christian Bale (“Vice”), Viggo Mortensen (“Green Book”) y Willem Dafoe (“At Eternity’s Gate”).

“Gracias a Queen por dejarme ser la parte más diminuta de su fenomenal y extraordinario legado”, señaló Malek sobre el escenario.

“Estoy en deuda con vosotros para siempre”, agregó.

Este artista estadounidense, hijo de inmigrantes egipcios, instó a que se cuenten más historias que apuesten por la diversidad y que versen sobre personas que tienen problemas con quiénes son y con su identidad.

Malek, lo más alabado de la cinta que recuerda la historia del líder de Queen, había pasado como un ciclón por la temporada de premios puesto que se llevó el Globo de Oro al mejor actor de comedia o musical, y el Bafta y el premio del Sindicato de Actores (SAG) al mejor intérprete masculino.

La carrera de Malek (Los Ángeles, 1981) incluye papeles en series como “The Pacific” y películas como “Short Term 12” (2013), aunque el rol que le presentó al gran público fue el del hacker taciturno de “Mr. Robot”.