Se cumple el aniversario número cinco de la declaratoria del Joropo como Patrimonio Cultural de la Nación

La palabra joropo nos remite, inmediatamente al escucharla, al género musical tradicional venezolano por excelencia, que suena a cuatro, arpa y maracas, y nos hace ver a una pareja, ataviada en ropajes del llano, zapateando con sus alpargatas el contrapunteo de los copleros del llano adentro de nuestra geografía.

Pero el Joropo, en realidad, es mucho más rico y complejo de lo que creemos y hemos escuchado. Musicalmente hablando, el género tiene sus variantes que dependen, generalmente, de la zona en la que se origina o interpreta.

En el aniversario número cinco de la declaratoria del Joropo como Patrimonio Cultural de la Nación (en la categoría Bien de Interés Cultural), Contrapunto desglosa algunas de las características de los estilos musicales y bailables del Joropo.

Joropo Central o Tuyero

Proviene de los estados centrales de Miranda y Aragua, en la región centro norte del país y a las orillas del río Tuy. De allí su nombre.

Es un baile de galantería que posee una sonoridad bien peculiar producto del uso de cerdas de nylon en el arpa.

Aquí, el cantante o buche toca las maracas y las secciones musicales se encadenan de forma fija en una sola tonalidad y sus letras son pícaras.

Joropo oriental

Sucre, Nueva Esparta, el Norte del Estado Anzoátegui y Monagas son cuna de este estilo que es protagonizado por la bandolina que le otorga un carácter melódico, mientras que el cuatro y las maracas se interpretan de forma más libre y compleja.

Es del joropo Oriental de donde nace el llamado Joropo con estribillo, que consta de dos secciones musicales: una melodía fija que es repetida y una melodía improvisada tocada a un ritmo particular (seis por ocho).

Joropo guayanés

Proviene de Ciudad Bolívar y se originó gracias a la influencia de llaneros y orientales. Se toca con bandola guayanesa (de ocho cuerdas metálicas), cuatro y maracas le acompañan.

El Seis Guayanés, la Josa y el Rompeluto son los más famosos.

Joropo Larense o golpe Tocuyano

Este estilo nació en los estados Lara, Portuguesa y Yaracuy y su sonido único proviene del uso de varios instrumentos de cuerda: Cuatro, Medio Cinco, Cinco y Seis, aunados a las maracas y al golpe de tambora.

Joropo andino

Oriundo de Táchira y Mérida está conformado por corrido y galerón. Es más lento en su ritmo y su melodía surge de la unión del violín, la mandolina, el bandolín tachirense, la guitarra, el cuatro y el tiple.

Joropo llanero

Como su nombre lo indica, este estilo es propio de los llanos, de arpa, cuatro, maracas y buche en la que el arpa puede ser sustituída por el violín y posee dos géneros: El Pasaje, generalmente de autor, con un sonido y ritmo suaves; y El Golpe, de autor anónimo, con ritmos melódicos y cantos silábicos.