Con esta actividad se promueve la difusión del “Intersaber” con la participación protagónica del “Centro de Pensamiento”. Ahora la mediática y las denominadas “posverdades” es el “caldo de cultivo para la difusión del pensamiento crítico, en tiempos de conflicto como son las guerras”

Miguel Ángel Contreras, investigador y docente universitario presentó la conferencia “Posverdad y Guerra. Los dilemas del conflicto en el siglo XXI”.

El investigador Contreras, en el marco de la conferencia manifestó que “iniciamos esta nueva jornada de debate y discusión, promoviendo el pensamiento crítico en torno al tema de la posverdad en tiempos de guerras. Por medio de nuestra jornadas formativas ofrecemos a nuestra audiencia un grupo de herramientas válidas para discutir, detectar y denunciar el uso y abuso de la manipulación mediática en tiempos de conflicto social”.

“Esta actividad de orden formativo está cruzado por los temas de la información en tiempos de guerra. La información se transformar en un arma fundamental en los conflictos no convencionales. Ahora adolecemos de la falta en la confirmación de las fuentes informativas”, sentenció Contreras.

No obstante, el investigador resaltó que “la activación y desactivación de políticas comunicacionales correctas es una forma de cómo combatir la divulgación de una falsa noticia”.

Contenido de la conferencia

Ante el actual escenario bélico mundial, entre Rusia y Ucrania, el centro de pensamiento “Intersaber” no podía quedarse absorto. Y por ello, convocó a una conferencia para abordar a profundidad el tema.

Esta vez, mediante la ponencia, se estudió el tema de la “matriz opinática que opera a nivel psíquico emocional, pero que es de amplio daño para la humanidad: Los Fake News. Producto de la posverdad, teoría derivada de la denominada posmodernidad”.

El ponente Contreras, en su presentación también trabajó el tema de la “mentira noble” planteada por Leo Strauss y como ha llegado a consolidarse en la posverdad y bajo su arma, los Fake News, apoyadas para ello, en el acceso y divulgación masiva que les otorgan las redes sociales”.

Así mismo, el conferencista denunció “el daño que ocasiona en la sociedad el veneno desinformativo y de manipulación de manera global, encauzado en la ideología de un grupo que ostenta la hegemonía global y que ve como única concepción el mundo comunicacional la imposición de modelo unipolar. Negando la realidad de la avanzada en un mundo multipolar”.

Asimismo, explicó “el papel que juegan las imágenes en el contexto de la divulgación de la posverdad y cómo se incorpora al juego de la geopolítica global. Todo esto se ve permeado negativamente por las emociones del sujeto a quien va dirigido la falsa noticia”.

Para finalizar, el ponente manifestó “la necesidad del desarrollo de una política de formación que permitan ser sujetos activo, capaces de desmontar los escenarios de los posibles Fake News”.