Con nueva directora y las mejores ventas y negocios entre galeristas, artistas y coleccionista, esta Feria de Arte Contemporáneo puso a Madrid a vibrar con los creadores de Perú, paìs invitado de honor, y de otras naciones de América Latina

La Feria Internacional de Arte Contemporáneo de Madrid (Arco) cerró este domingo 3 de marzo, su edición más exitosa de la última década, gracias a la presencia de Perú como país invitado, que ha impulsado una fuerte afluencia de visitantes y coleccionistas latinoamericanos.

En su 38 edición, Arco experimentó un incremento del 8 % de visitas profesionales respecto al año anterior y un crecimiento del tres por ciento de visitantes, que superan los cien mil asistentes a lo largo de las cinco jornadas de la Feria.

Unos datos que convierten la Feria de este año en “la mejor de la última década”, según la organización.

“Ha sido una edición muy exitosa, la presencia de Perú, como país invitado ha hecho que vinieran grandes coleccionistas de Latinoamérica, directores de museos y personas interesadas en los contenidos realizados en Arco y eso ha sido muy satisfactorio”, explicó a Efe Carlos Urroz, quien se despidió como director de Arco y da paso a Maribel López.

Carlos Urroz, director saliente, con la nueva directora, Maribel López / Foto: El País

La nueva directora, que no es ninguna extraña en el sector (codirigió esta edición y lleva trabajando con Urroz desde hace años) explicó que en 2019 “se ha notado más que nunca la energía de gente que tenía ganas de comprar”.

“Las galerías nos han dicho también que han notado más la presencia de profesionales, con contactos para sus artistas y posibles exposiciones y eso es un equilibro estupendo, y es lo que buscamos”, subrayó López.

El número de visitas profesionales supone un incremento del ocho por ciento con respecto al año anterior en los primeros días de feria, cuando se contabilizaron 35.887 personas.

Un crecimiento que se vio favorecido por la gran afluencia de visitantes procedentes de América, muy especialmente de Latinoamérica y destacando Perú, desde donde han asistido alrededor de 700 profesionales, además de Brasil, Argentina, Colombia y México, entre otros.

La exposición de la Galería Ginsberg, de Perú, una de las más visitadas de ARCO / Foto: EFE

Junto a éstos datos resalta igualmente la presencia de coleccionistas patronos y miembros de museos norteamericanos, especialmente de Nueva York como New Museum, Chelsea Art Group, Tate Americas Foundation y Metropolitan Museum of Art, Nueva York, pero también Meadows Foundation (Dallas)y PIA (Partners in the art), de Toronto.

También, según varios galeristas, esta edición con Perú como protagonista, ha sido buenísima; como para la galería francesa Lelong, con el Miró más caro o la obra de Jaume Plensa.

“Ha sido una edición épica, la mejor en los últimos doce años”, subrayó León Tovar, de la prestigiosa galería.

Arco 2019 también tuvo polémica con una escultura del rey de España, Felipe VI, una de las piezas más buscadas por el público, creada por Santiago Sierra y Eugenio Merino, que podía ser comprada por 200.000 euros con la condición de quemarla en el plazo de un año, y que para los dos directores no ha supuesto nada extra.

“Estoy muy contento. Ser director de Arco ha sido un honor, y el proyecto que había planeado hace 9 años de acercar la feria al publico, pero hacerla más interesante en contenido y vincularla con latinoamérica, creo que está conseguido”, señaló Urroz.

Por su parte, Maribel López aseguró que su plan será continuista. “Yo no vengo, estaba aquí ya trabajando en los contenidos de la feria y estoy muy contenta, hemos trabajado juntos y no hay nada que sienta que deba cambiar ahora”.

La nueva directora de Arco anunció este sábado que Arco 2020 estará dedicado a un tema, a “It’s Just a Matter of Time” (“Es solo cuestión de tiempo”, desde el que se observarán prácticas artísticas a partir de la obra del cubano-estadounidense Félix González-Torres, y que se alternarán cada año tema y país invitado.

Con respecto a que si la Feria, además de ArcoMadrid y ArcoLisbora, pudiera crecer hacía Latinoamérica, López fue rotunda: “Quiero centrarme en ArcoMadrid y ArcoLisboa, pero el futuro dirá”.