Le agradecieron su defensa de la cultura del país y manifestaron tanto sus reservas como sus peticiones de Salvaguardia Patrimonial

Los Patrimonios Culturales Inmateriales de la Humanidad que ha aportado Venezuela al mundo se reunieron este martes 25 de enero con Nicolás Maduro en el Palacio de Miraflores.

Los representantes de la cultura viva del país evidenciaron su agradecimiento al Jefe del Estado y autoridades culturales y también dejaron conocer su pliego de peticiones para la Salvaguardia del Patrimonio Cultural Venezolano en general.

He acá un extracto de sus exposiciones:

“Estamos presentes en Caracas como actores principales del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Nación y de la Humanidad.

Somos un vínculo entre el pasado y el futuro, a través del presente, por la originalidad y la pluralidad que nos caracteriza en nuestras fuentes creativas de la diversidad cultural, que es tan necesaria para el género humano como la diversidad biológica para los organismos vivos, y que debe ser reconocida y consolidada.

Representamos culturas vivas heredadas de nuestros antepasados, y compartimos características comunes transmitidas a nuestros descendientes. Hoy queremos pedir ante usted especiales esfuerzos en las iniciativas de la salvaguardia de nuestro patrimonio a nivel de las distintas instancias del gobierno local, gobierno regional y gobierno nacional.

Estas expresiones nuestras, y de todos los venezolanos, están amenazadas por factores como la globalización, la homogenización cultural y una falta de comprensión entre distintos actores de las diversas ramas de los poderes públicos y en algunos sectores de la población, a los que les parece insignificante o de poca importancia el valor de tradiciones tan auténticas.

Queremos que se entienda como favorable el hecho de respetar y propiciar la vitalidad de nuestras muy diversas formas lingüísticas, nuestras creencias, nuestras costumbres y hasta nuestros sentimientos.

Con el acompañamiento permanente del Centro de la Diversidad Cultural, (Fundación adscrita al Ministerio del Poder Popular para la Cultura), desde el año 2006, hemos recorrido todos los territorios de esta inmensa geografía, generando intercambio de saberes y distintas formas de comunicación en cada entidad, y mirada a mirada, fuimos generando el Movimiento en Redes del Patrimonio y Diversidad Cultural de Venezuela. Un movimiento de movimientos.

Fue un comienzo vital, antes de asumir, año tras año, la conformación de los diversos expedientes en busca del reconocimiento de los países miembros de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura, UNESCO. Ocupamos visibles espacios junto a los pueblos hermanos de América Latina y el Caribe, en ese conjunto de elementos que corresponde al patrimonio cultural inmaterial de la humanidad, y los más importante, junto a cada expediente, expuesto de manera clara, cobran vigencia cada día nuestros planes de salvaguardia, como fuente de intercambios, de innovación y de creatividad.

Nuestros ingresos han tenido el siguiente orden:

Diablos Danzantes de Corpus Christi de Venezuela: Ingresamos a la Lista Representativa del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad, el 06 de diciembre de 2012. París –Francia.

La Parranda de San Pedro de Guarenas y Guatire: Ingresamos a la Lista Representativa del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad, el 05 de diciembre 2013. Bakú –Azerbaiyán.

La tradición oral Mapoyo y sus referentes simbólicos en el territorio ancestral: Ingresamos a la Lista del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad que requiere medidas urgentes de salvaguardia, el 25 noviembre 2014. París –Francia.

Conocimientos y tecnologías tradicionales asociados al cultivo y procesamiento de la Curagua: Ingresamos a la Lista Representativa del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad, el 02 de diciembre 2015. Windhoek –Namibia.

El Carnaval de El Callao: Representación festiva de una memoria e identidad cultural: Ingresamos a la Lista Representativa del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad, el 01 de diciembre 2016. Addís Abeba –Etiopía.

Cantos de trabajo de Llanos colombo venezolanos: Esta inscripción es de carácter binacional e ingresamos a la Lista del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad que requiere medidas urgentes de salvaguardia, el 06 diciembre 2017. Isla de Jejú –Corea del Sur.

Programa biocultural para la salvaguardia de la tradición de la Palma Bendita en Venezuela: Ingresamos a la Lista de Registro de Buenas Prácticas de Salvaguardia del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad, el 12 de diciembre 2019. Bogotá –Colombia.

Ciclo festivo alrededor de la devoción y culto por San Juan Bautista: Ingresamos a la Lista Representativa del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad, el 14 de diciembre 2021. París –Francia.

Programa para la Salvaguardia de los Bandos y Parrandas de los Santos Inocentes de Caucagua: Núcleos de Iniciación y Transmisión de Saberes y Consejos Locales Comunitarios. Postulados al Registro de Buenas Prácticas de Salvaguardia del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad, en el mes de marzo de 2021, y se espera la evaluación por parte del Comité Intergubernamental de la UNESCO para la Salvaguardia del Patrimonio Cultural Inmaterial, durante el ciclo 2022-2023.

Queremos que estas culturas vivas del pueblo, las culturas que nos identifican y tienen carácter ancestral, logren el mayor grado de inclusión, de impulso nacional e internacional, en los planes de Estado, además de una relación más sólida con países hermanos de América Latina y el Caribe, en la Salvaguardia del Patrimonio Cultural Inmaterial.

Proponemos compartir nuestra experiencia con la Alternativa Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América-ALBA, con la Comunidad de los Estados Latinoamericanos y Caribeños-CELAC. Proponemos que cada delegación diplomática de nuestro país en América, Asia, África, Europa y Oceanía, divulgue seriamente el significado de nuestras manifestaciones reconocidas como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad, pero también que se difunda la riqueza del patrimonio del país, presente en cada uno de los 335 municipios y de las 1.146 parroquias de esta extensa geografía. Que los medios de comunicación e información transformen sus contenidos para otorgarle espacio suficiente a nuestros elementos identitarios.

Lo Patrimonial venezolano debe estar incluido en el seguimiento de la Agenda 2030 para una mejor vida, y el logro verdadero de los objetivos del desarrollo sostenible, porque el patrimonio cultural inmaterial es un importante factor del mantenimiento de la diversidad cultural frente a la creciente globalización, tiene un enfoque de desarrollo sostenible, garantiza el ejercicio eficaz de las libertades y de los derechos humanos universalmente reconocidos, además de fortalecer la cohesión social.

A Maduro:

Usted acaba de promulgar la Ley para la Salvaguardia del Patrimonio Cultural Inmaterial de Venezuela, que convoca a la participación del Estado y del pueblo a trabajar juntos, de conformidad con lo establecido en la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela y los tratados internacionales, suscritos y ratificados en lo concerniente al Patrimonio Cultural Inmaterial.

No hay tiempo que perder. Ese instrumento legal debe servir de brújula para precisar las prioridades políticas a las que hemos hecho referencia, y promover la pluralidad cultural con igual dignidad para expresarnos libremente y contar cada día con más y más comunidades comprometidas, especialmente los pueblos afrodescendientes e indígenas, las mujeres y los jóvenes, y los niños”.

La receptividad de Maduro y su equipo de gobierno fue total ante estos planteamientos que buscan fortalecer la identidad cultural sobre todo en horas de agresión contra la venezolanidad.