Esta feria navideña, adaptada a los tiempos del coronavirus, se convierte en una buena noticia en Caracas

Cuando miles de jóvenes quieren irse, Amanda Lucci decidió volver y con gloria. Sus 11 años de experiencia en el exterior los asumió como un periodo para aprender a hacerlo excelente… en Venezuela.

Lucci, periodista y asesora, está detrás de La Carpa de Las Mercedes, una feria navideña adaptada a los tiempos de COVID-19. Ubicada frente a la plaza Alfredo Sadel (municipio Baruta), la carpa albergará unos 45 estand con alimentos, orfebrería, regalos, detalles.

“Los vamos a tener a partir del 15 de noviembre y hasta el 24 de diciembre”, en un horario de 11 de la mañana a 8 de la noche, confirma Lucci, que organiza la feria con otros tres socios.

La feria, a cielo abierto, está “alineada con los nuevos parámetros” que impone la pandemia. Lucci está resuelta a crear “un ambiente navideño, festivo, con todos los mecanismos de bioseguridad”. Por ejemplo, habrá control de aforo, se marcará el distanciamiento físico, se usará gel y mascarilla.

Entre otras ventajas, Lucci considera que este punto de Las Mercedes también será un sitio para retiro de mercancía (pick-up). “Creemos en el concepto de emprendimiento local, de economía local”, destaca. “Creo fielmente que los ecosistemas de emprendimiento e innovación deben estar juntos”.

Como venezolana, también quiere darles alegría a miles de personas que han pasado un año de encierro y recesión. “Es venir, relajarte, divertirte, conocer otras ideas”.