Giannina Azar y Tania Medina insisten en la autoestima, la aceptación y la gratitud

La diseñadora Giannina Azar y la doctora Tania Medina, ambas dominicanas, unen sus esfuerzos para transformar la manera en la que las mujeres perciben su belleza.

Estas son las cinco claves de la diseñadora:

-Alimentar la autoestima: esto siempre va a reflejar un buen estado de ánimo, que se traduce en elegancia al vestir.

-Tener seguridad en sí misma: una mujer segura con cualquier cosa que se ponga va a estar bien, porque eso lo proyecta y se presenta de forma espectacular en todos los lugares.

-Ser vanguardista: una mujer que siempre esté al último grito de la moda, manteniéndose fiel a su esencia, demuestra versatilidad, estilo y buen gusto. La recomendación es que siempre se asesore con un buen estilista.

-Sentirse bien consigo misma: el poder de sentirse bella, elegante, espectacular e imponente, es algo que despierta el interés de todos a su paso. Dejar los complejos es el primer paso para la aceptación y la conquista.

-Dejar el miedo a brillar:  muchas veces nuestros propios miedos limitan la forma en que lucimos nuestras prendas. Una mujer valiente es aquella que avanza a pesar del miedo, y eso la hace brillar sin opacar a nadie. Luz propia, le dicen.

La doctora Tania Medina agrega cinco herramientas:

-Conecta con tus luces y sombras: Conoce lo bueno y lo malo en ti, no para juzgarte, sino para conocerte mejor, para saber quién eres. Solo así dominas lo que eres o no eres capaz, y hasta donde puedes llegar.

-Aceptación: acéptate con tus defectos y virtudes, no para reprocharte ni darte latigazos.

-Perdona tus errores siempre: recuerda que hiciste lo mejor que pudiste. Sin el don del perdón en tu corazón, es muy difícil caminar hacia el futuro y conquistar el éxito.

-La gratitud: agradecer es la llave mágica que abre las puertas de todas las bendiciones.

-Amor propio:  mímate, date gustos, regálate a ti mismo. Ve de vez en cuando al spa, tómate una taza de café, medita, haz ejercicio, ríe; pero, sobre todo, cuídate.