El legendario actor británico Sean Connery, conocido sobre todo por sus interpretaciones de James Bond, ha muerto a los 90 años, según informó este sábado 31 de octubre su familia a la BBC

El carismático actor escocés Sean Connery, que murió este sábado 31 de octubre a los 90 años, deja un extenso legado cinematográfico a sus espalda Agente 00s, aunque siempre se le recordará por haber sido el primero en dar vida a James Bond, papel que en los años 60 le llevó a conquistar la fama.

Tras estrenar “La liga de los hombres extraordinarios” en 2003, el emblemático actor Agente 007 abandonó la gran pantalla y desde entonces residía en las Bahamas (Antillas).

Una de sus últimas apariciones fue en una fotografía que su nuera, la cantante irlandesa Fiona Ufton, pareja actual de Jason Connery, publicó hace un año en Instagram para felicitarle por su 89 cumpleaños.

En ella, el que para muchos fue el mejor “Bond, James Bond” de la saga, aparecía con un gesto bromista y más delgado que en etapas anteriores.

Con más de sesenta títulos a sus espaldas, el escocés protagonizó seis sobre el agente secreto más famoso del cine: “Agente 007 contra el Dr. No” (1962), “Desde Rusia con amor”(1963), “James Bond contra Goldfinger” (1964), “Operación Trueno” (1965), “007: Sólo se vive dos veces” (1967) y “Diamantes para la eternidad” (1971).

En este último filme, Connery volvió a ponerse en la piel del agente 007, tras una película en que George Lazenby le tomó el relevo, y con ella batió un récord Guinness: ser el actor mejor pagado por un solo filme.