La presunta reaparición de Juan Gabriel que se hizo viral en plena época de pandemia

El supuesto Divo de Juárez aparecía calvo, con más sobrepeso y un poco más viejo desde que desapareció

El domingo 10 de mayo, en la mayoría de países del mundo se celebró el Día de la Madre, a distancia. Y entre los muchos clips de madres recibiendo serenatas online, o numerosas familias enviando mensajes de aliento en estos tiempos de adversidad, se coló un video que estalló las redes sociales latinoamericanas: la reaparición del cantante Juan Gabriel.

En un misterioso clip, de poco más de un minuto, apareció un hombre diciendo que era Juan Gabriel, enviando un mensaje de apoyo. Además de ello, brindó una más que sospechosa explicación sobre su presunta ausencia. En términos oficiales, el cantante no está ausente, está muerto.

“No me quedó otra y ahorita que sé que todos están encerrados en México, sufriendo por el coronavirus, ahora que ya es mayo y 2020, no pude aguantar las ganas de querer comunicarme con ustedes”, afirmó el hombre en el video.

En ese sentido, el supuesto Divo de Juárez aparecía calvo, con más sobrepeso y un poco más viejo.

“Con todo mi cariño, mi amor, mi público es de lo que yo puedo vivir, ya no aguanté más. Envío un saludo a toda mi gente y espero que en México pase esto pronto y el próximo año estaré en contacto con ustedes y les diré la verdad”, agregó.

Entre las supuestas razones de su ausencia, el Juan Gabriel del video mencionó cierta presión política en su país natal.

¿Juan Gabriel, entonces, está vivo? Joaquín Muñoz, su ex representante, y el entorno artístico del artista alimentaron las teorías conspirativas que, como en su momento pasó con Elvis Presley o Tupac Shakur, por mencionar solo algunos ejemplos, apuntaron a una vida artística de clandestinidad y misterio.

Sin embargo, este lunes, Guillermo Pous, abogado de la familia del artista, aseguró que el hombre del video no es más que un producto de las maravillas de la tecnología: el Juan Gabriel que brinda el mensaje es una deepfake.

No se conoce, eso sí, la identidad de la persona que prestó su rostro original para que se montara el del cantante.

Vale recordar, que el deepfake utiliza tecnología de reemplazo de rostros para poner caras de celebridades en cuerpos distintos. Asimismo, mimetiza los gestos del famoso original para que quede como una copia idéntica. Tal como sucedió con Juan Gabriel.

Con información de El Tiempo