¿Cómo puedo satisfacer a mi pareja durante la cuarentena? Esta puede ser una pregunta común para los jóvenes. Pero otro aspecto que tal vez no se piensa en este proceso puede ser el cómo afrontar esa realidad de no verse

Han pasado dos meses de cuarentena en Venezuela. Quizás el lector de esta nota tiene una relación amorosa y durante la pandemia no ha podido cumplir con el aspecto físico y sexual de la relación.

Gracias a la modernización, el Skype, Facetime, WhatsApp o cualquier servicio de videollamada a facilitado la solución de este problema, de cierta manera. Contrapunto conversó con Luis Ángel Mora, especialista en sexualidad sobre el tema.

¿Cómo puedo satisfacer a pareja durante la cuarentena? Puede ser una pregunta común para los jóvenes. Pero otro aspecto que tal vez no se piensa en este proceso puede como afrontar esa realidad de no verse en el distanciamiento social.

“El estrés, la ansiedad producto de los miedos e incertidumbre provocado por la COVID-19 ha generado cierta incapacidad para empatizar y ver las cosas en su justa medida. Confrontaciones por celos, chantajes emocionales, eso nos da todo un cóctel de inseguridades desbordadas que ponen en riesgo las relaciones de parejas entre jóvenes”, dijo en una conversación telefónica.

En ese sentido, se refirió a las parejas que viven lejos una de la otra, a los aspectos que no se serían inconvenientes durante una época en el país totalmente distinta. Según Mora, para las personas que no viven juntas ha sido un desafío por la misma distancia y el confinamiento, algunas parejas que han consultado al especialista han tomado medidas para poder llegar a la casa de su amante.

“Se quedan dos y hasta tres días. Y luego retornan. Algunos se han quedado más tiempo, pero por la gasolina esto puede complicarse, sumado a la escasez de alimentos y cuando alguien más se suma a la mesa es distinto”, afirmó.

Por otro lado, reconoció que el “sexting” ha sido de gran ayuda durante la cuarentena. Desde fotos íntimas, vídeos, mensajes sugestivos o video llamadas eróticas. Pero en ese aspecto hay historias durante la cuarentena.

Contrapunto habló con Juan Peña que vivió una experiencia de lo que es tener sexo on-line en Venezuela.

Debido a la conexión de internet en el país, que no es muy estable, aseguró que no todo el tiempo ha podido de disfrutar, por así decirlo, de la intimidad con su pareja a distancia. Peña explicó que una madrugada estaba teniendo una conversación por Facetime con su pareja y se tornó “un poco calurosa”, y al momento de tener intimidad se cayó la conexión a banda ancha.

“Te soy sincero, grité tan fuerte que mi mamá pensó que me había pasado algo grave. Yo estaba inspirado y pasó algo así”, dijo.

En ese clase de caso, el sexólogo Luis Ángel Mora dio varios consejos para tener intimidad sexual en el mundo 2.0. Desde evitar cualquier imagen que comprometa o identifique, hay que tener seguridad de con quién se está haciendo, ya que después de un conflicto, el contenido compartido puede ser usado en contra de una persona.

Pero también hay una realidad aparte de la distancia, la gasolina y la cuarentena no es un problema. Mora afirmó que existen personas que se han saltado la cuarentena para satisfacer la necesidad de tener sexo.

“Hay quienes producto del compromiso afectivo adquirido hacen todo lo posible, desde pagar un vehículo mal llamados piratas o activar amistades que cobran en dólares sus traslados para salir a complacer esa necesidad”, aseveró.

En ese aspecto está el caso de Adreina Suniaga y Francisco Calderon, una pareja que lleva una relación desde hace tres años. Durante la cuarentena sólo se han podido ver en dos ocasiones y contaron que no tuvieron intimidad sexual, ya que según Adreina “no teníamos la casa sola y me daba pena con mi mamá y mi hermana”.

“Vivo con mi mamá y mi hermana, Francisco se lleva bien con ellas, pero me da pena que nos oigan”, expresó.

Luis Ángel Mora sentenció que los factores que afectan al desarrollo de la pareja durante la pandemia son distintos en cada caso. Incluso al punto que una parte de la unión puede desmotivarse a tener sexo.

“Hay mucha incertidumbre por la pandemia, la gasolina y los factores que afectan al país. Eso puede generar cambios en la relación, ya que se debe tomar en cuenta la frecuencia con la que tenían encuentros. Todo eso puede cambiar durante el aislamiento”, dijo.