Hace 18 años falleció uno de los intelectuales más destacados de América Latina. El realismo mágico de su “Lanzas coloradas”, sigue cautivando tanto a los nuevos lectores como a los consagrados

El legado de Arturo Uslar Pietri continúa vigente. Para escribir sobre él habría que hacer primero una reverencia a sus conocimientos, porque no se trata de un escritor más.

Pietri, desde su juventud, fue un “come libros”, hecho que, además de proveerle de un amplio bagaje sobre casi cualquier tema, influyó obviamente en su fluidez para escribir.

Conocedor de la filosofía y del arte, fue un prosista enérgico con un fuerte poder de argumentación, ensayista, narrador estelar, vanguardista sin ser bohemio y con un conocimiento preciso del acontecer literario hispanoamericano.

Estas son solo algunas de las facetas de este venezolano que nos legó también un buen número de cuentos y novelas, además de libros del análisis político y económico del país, y fue desde Doctor en Ciencias Políticas hasta productor y conductor de televisión, creador del programa “Valores Humanos”.

Su pensamiento y obra están disponibles en internet, videos, escritos y publicaciones. Para recordarlo en este día, Contrapunto comparte la vigencia de su opinión, compilada en un trabajo audiovisual realizado por la Fundación Casa Arturo Uslar Pietri, en ocasión de cumplirse 107 años de su nacimiento en el año 2013.

Lea también: Eneas Perdomo: el coplero homenajeado de la canta llanera

Lea también: Reynaldo Pérez Só trae a Caracas, y en voz baja, lo mejor de su poesía

Lea también: No hay historia del jazz en Venezuela sin Gerry Weill, Víctor Cuica y Nené Quintero