https://www.navicu.com/

Lunes, 25 de Julio de 2016

Contrapunto.com

Deportes

​El arquitecto del fútbol femenino en Venezuela

Zseremeta: “Me afecta que las jugadoras me pidan medicinas y comida”

Zseremeta: “Me afecta que las jugadoras me pidan medicinas y comida”
- Prensa FVF
  •  
  • Miguel Ángel Valladares
  • Domingo, 20 de Marzo de 2016 a las 8:29 p.m.

El DT campeón de Sudamérica espera que el presidente Maduro tome la iniciativa y atienda el drama social de las heroínas vinotinto para seguir en el país

A su llegada a Venezuela tuvo que dormir en casa de amigos, recorrer el país en cola y hasta exigir mejoras para sus jugadoras. El panameño Kenneth Zseremeta pasó de ser un perfecto desconocido a ser el arquitecto del fútbol femenino. En su haber ya tiene un cuarto puesto en un Mundial (2014), de los tres a los que ha clasificado (2010 y 2016), y dos títulos Conmebol en sub 17 (2013 y 2016).

De personalidad arrolladora pareciera que nunca se guarda nada. Mira a los ojos y comienza a contestar las preguntas antes de que se las terminen de formular; es directo y a veces duro. Tiene muchos detractores y admiradores, lo que nadie puede poner en duda es que es un tipo exitoso.

“Luego del Mundial sub 17 de Jordania me iré del país, la Concacaf me llama y ya siento que en Venezuela quedan técnicos capaces de asumir responsabilidades”. Esa afirmación cayó como un bloque; sin embargo al final del túnel parece haber una tenue luz.

“Profe, ¿hay alguna posibilidad de que usted rectifique esa decisión?”. Como de costumbre no tarda un segundo antes de responder: “Yo rectificaría si se me dieran las condiciones que necesito para trabajar. Me afecta mucho cuando las jugadoras llegan pidiéndome ayuda para una medicina o para comer, eso no puede ser. Necesito que el Presidente de la República se haga eco”.

Y es que las chicas sub 17 de Zseremeta volvieron a poner el fútbol femenino de moda en Venezuela. No solo lograron el bicampeonato en el Sudamericano sino que también atrajeron la atención de más de 40 mil personas en el estadio Metropolitano de Lara en la disputa del título contra Brasil, allí Deyna Castellanos hizo una de las suyas y definió el careo.

El drama social es un plomo en el ala

Casualidad o causalidad, el DT es arquitecto de profesión y de paso profeta en tierra ajena. Desde su llegada a Venezuela ha tenido que vivir las penurias económicas y sociales de un país con un potencial enorme que ha luchado contra la indolencia.

“He tenido que ir detrás de un camión encava a recorrer pueblos buscando jugadoras. Cuando no hay riquezas ni vehículos hay que adaptarse pero nunca dejar de trabajar; ojalá los entrenadores que están trayendo hicieran lo mismo”, dice el canaleño.

Dentro de los grupos que ha manejado se ha encontrado casos como los de la larense Yulianny Goyo, quien fue al mundial sub 17 en Costa Rica, vio unos minutos en el partido por el tercer puesto ante Italia, falló su turno en la tanda de los penales y cuando regresó, volvió a su rancho en una invasión en el sector Ruezga Sur de Barquisimeto.

“Yo sufro, mi alma llora al ver tanto desprecio y tanto ataque. Por ahí anda el ministro del Deporte pero necesito que el presidente del país sea quien tome la iniciativa”.

En Venezuela conoció la fe

En un país ajeno es difícil llamar a algún sitio “hogar”. Se puede decir que Barquisimeto ha sido lo más cercano al significado de esa palabra en su vida en Venezuela. En la capital larense su modo de ver las cosas cambió cuando conoció la fe.

“Es una bendición haber traído el Sudamericano a Lara, la gente nos apoyó como nunca y algo me dice que la Divina Pastora estuvo muy cerca de nosotros. Aquí no solamente me convertí en su devoto sino en el de Dios, no soy de ir a la procesión pero siempre la siento cerca, estoy seguro que nos ayudó a ganarle a un Brasil que hoy se va con la cara abajo”.

En medio de la alegría de un pueblo que lo ha acogido como hijo, Zseremeta busca mirar al futuro, en medio de una compleja situación económica, que no ha escondido la FVF, pedirá 18 juegos internacionales de preparación hasta llegar al mundial de Jordania, mientras seguirá esperando por la ayuda que clama a los dirigentes del país. Quizá alguna parte de su corazón se niega a dejar la tierra en la que ha logrado casi todo.

Lea también Maduro: Haciendo de tripas corazón vamos a mantener los recursos para el sector deporte


http://www.gotasdeayuda.com/
http://www.iesa.edu.ve/postgrados