http://www.facebook.com/OrdenVenezuela

Martes, 16 de Enero de 2018

Contrapunto.com

Arte y Cultura

La novelista venezolana fue la homenajeada de la última edición del Festival de la Lectura Chacao

Victoria de Stefano: "Hay muchas salidas para la literatura"

Victoria de Stefano:
Victoria de Stefano anunció que está terminando otra novela: "Vamos, venimos" - Fotos: Miguel Hurtado

Con más de 50 stands, los asistentes al Festival de la Lectura disfrutaron hasta este viernes de exposiciones y ventas de libros, charlas, ofertas gastronómicas, música en vivo y actividades dirigidas especialmente para los niños

El Festival de la Lectura Chacao 2017, que se realizó hasta este viernes 8 de diciembre, rindió homenaje a una de las más destacadas novelistas del país: Victoria de Stefano con quien Contrapunto tuvo la oportunidad de conversar entre conversatorio y conversatorio, justo antes de un encuentro con varios escritores sobre el diario como género literario.

Las novelas de De Stefano se caracterizan por la densidad y la precisión con las que nos presentan una cotidianidad llena de reflexiones, dudas y encuentros.

Aunque se puede decir que el peso de la memoria y la melancolía son facultades predominantes en su narraciones, estas no dejan de provocar una leve certeza y hasta cierto regocijo en quienes se toman el tiempo para leerla en estricta apacibilidad.

Novelas como El lugar del escritor, Lluvia, Cabo de vida y la finalista del Premio Rómulo Gallegos Historias de la marcha a pie atestiguan esta labor indetenible que comenzó con El desolvido hace más de 40 años.

Acerca de la feria, la escritora afirmó: “Creo que es un esfuerzo necesario e importante, a pesar de todos los problemas y acontecimientos de este año”.


Victoria, ¿qué sintió por ser la autora homenajeada en este Festival de la Lectura?

–En verdad me complace mucho, pero al mismo tiempo me ruboriza, como si no me correspondiera. Lo digo por lo siguiente: uno tiene muchos años escribiendo, perseverando, tanto que eso ya forma parte de la vida de uno. Qué bueno que lo reconozcan, pero en verdad es la voluntad de escribir la que ha predominado.

¿Aún se considera una “novelista sin lectores”, como retrata en El lugar del escritor?

–Yo empiezo a tener lectores muy tarde… Una vez en Mérida me encontré con Juan José Saer, el escritor argentino. Yo me le acerqué, le dije que acababa de leer todos sus libros y él se quedó pasmado. “Glosa fue el que más me gusto”, le dije. Entonces me respondió: “Todos los libros anteriores iban hacia allá”. Además me dijo lo que prácticamente me pasaría a mí: que a él empiezan a publicarlo tarde.

Como ha visto, la mayoría de los que asisten a esta feria son jóvenes. ¿Qué les diría a esos muchachos que se interesan en los libros y a esos que tal vez quieran escribir?

–Qué aún tengan ganas de leer, de escribir. No tienen necesariamente que escribir sobre el horror. Eso se convierte en una claustrofobia. Hay muchas salidas para la literatura. Cuando joven sentí que cierto realismo y cierto “patrioterismo” se convierte en una claustrofobia, un escenario de asfixia. Si quieren escribir sobre lo que quieren, que lo hagan. De todos modos, lo que uno vive día a día sale, lo que uno siente aparece siempre de algún modo en lo que uno escribe.

Así como apareció en su última publicación: “Mi Diarios 1988-1989 podría parecer que estaba muy viejo, pero cuando lo vuelvo a leer estaba bastante actual. Claro, fue un año de crisis: la caída del muro de Berlín; la Unión Soviética se diluyó dos años después. Cosas que uno nunca creyó que iban a pasar. Eso nadie lo hubiera imaginado”.

La homenajeada junto al escritor Rafael Castillo Zapata en un evento de la feria

¿Qué está escribiendo ahora?

–Estoy con una novela. Está casi lista, pero no la doy aún por terminada porque tengo temor de cómo me voy a quedar. Te digo solo el título: “Vamos, venimos”.

De Stefano nos comenta sobre este nuevo proyecto: “La voz narrativa es la de un hombre que tiene que volver a la casa de su madre. Y a veces él cuenta cosas que son de su madre. Antes tenía el título ‘Excurso sobre la infelicidad’, pero en un determinado momento el archivo cambió de nombre. Al principio de la novela yo había colocado el cuadro ¿De dónde venimos? ¿Quiénes somos? ¿Adónde vamos? de Gauguin. Entonces de repente me dije: esto es: ‘Vamos, venimos’”.

Finalmente fue posible antes de cerrar el año

A pesar de que en abril todo en el municipio Chacao estaba preparado para iniciar la novena edición del Festival de la Lectura Chacao 2017, tuvo que cancelarse debido a las intensas protestas contra el Gobierno que tuvieron precisamente a la plaza Francia como epicentro.

Ahora, con las calles un poco más calmadas, la feria pudo realizarse esta semana para alegría de los caraqueños que ya están familiarizados con este tradicional encuentro literario y musical, bajo el lema “Leer siempre”.

Con más de 50 puestos, el público ha podido disfrutar de exposiciones y ventas de libros, conversaciones, charlas, presentaciones de novedades editoriales, ofertas gastronómicas, música en vivo y actividades dirigidas a los niños.

A pesar de la baja y costosa producción que también afecta al sector editorial, el lector encontró una buena oferta de libros nuevos y usados en precios que variaron de acuerdo con el título o el estado del libro.

Entre las novedades presentadas en esta feria estuvieron Venezuela metida en cintura de Elías Pino Iturrieta, La Gran Regresión de Antonio López Ortega, Espectáculo íntimo de Rafaela Bimbo, El Reino de Lucas García, En tu vientre de José Luis Peixoto, El catador ilustrado de Alberto Soria, entre otros.


Todas las actividades esta Fiesta de la Lectura fueron organizadas por la fundación Cultura Chacao, con el apoyo de Banesco, Fundación Bigott, El Nacional-Fundación Lectura, Guataca y Caja Caracas.


http://www.gotasdeayuda.com/
http://www.contrapunto.com/noticia/suspiros-y-galletas-dulce-antojo-coloniero-103816/