https://www.navicu.com/

Martes, 18 de Septiembre de 2018

Contrapunto.com

Opinión

Por la libre | Donde lo libérrimo es el límite

Una mujer perfecta

Una mujer perfecta
"Dragqueens en Brasilia", 2009 - Foto: Nelson González Leal

El clima mental mundial hacia las personas trans parece que se hace más tolerante, al otorgarle premios a películas y actrices que enaltecen la condición de esas mujeres. Pero, ¿será así en la vida real?

De repente (¿será de repente?) los/las transexuales y transgénero adquieren espectacular notoriedad. Las redes, la prensa y otros medios han hecho noticia y aplaudido que el cine haya dejado ver a personas que han estado entre nosotros por siempre, y ahora, aparecen ante la sociedad que parece exclamar: oh!, son gente como uno, y, si acaso, las premiamos en la ficción pero ¿qué hacemos en la realidad?

De repente (¿será de repente?) el cine volteó sus cámaras hacia las/los transexuales y transgénero, personas que a la mayoría de la gente le cuesta ver, aceptar, comprender en la vida real, y si las ve, por lo general, es para ofenderlas, abusar de ellas, humillarlas o, simplemente, matarlas.

No hay duda que en el amplio espectro de la diversidad sexual donde hay gente hetero, gay, bi, lesbia, inter y trans, por decir algunas categorías, quienes llevan la peor parte, en todos los órdenes, son las personas trans.

Comenzando porque en la viña del Señor, a todos nos define el sexo según los genitales menos a ellos y ellas. Si se es hetero, se es hombre o mujer; si se es gay, se es hombre; si se es lesbiana, se es mujer; si se nació inter, después se decide; pero si se es trans, como no depende de los genitales, la sociedad resuelve, a lo macho, que son del sexo contrario al que ellos/ellas quisieran ser.

A las/los transgénero (hombres y mujeres que se sienten y comportan contrariamente a lo que sus genitales indican) y a los/las transexuales (mujeres y hombres que han cambiado de sexo quirúrgicamente) en muy pocas partes del mundo se les reconoce legalmente. No existen. Una violación universal de los derechos humanos.

Y por ir en contra de lo que la biología o Dios manda, se les margina, se les considera seres oprobiosos, vergonzosos. No se les permite integrarse a la sociedad. Las oportunidades de estudio y de trabajo le son más limitadas que para cualquier otra persona.

El asunto es peor para las que deciden ser ellas. Al hacerse mujer son víctimas de todas las discriminaciones que sufren las mujeres por su condición de mujer. Marginadas, muchas optan por prostituirse haciéndose fácil presa de cañón. Algunos machos que también las disfrutan, se consideran con derecho a violentarlas, inclusive, matarlas.

El clima mental mundial hacia las personas trans parece que se hace más tolerante, al otorgarle premios a películas y actrices que enaltecen la condición de esas mujeres. Pero diferente es en la vida real. Es allí donde se les tienen que otorgar no un premio sino sus derechos como persona y entre ellos, uno básico: reconocerles su identidad.


Lee también:

http://contrapunto.com/noticia/comunidad-lgbti-ped...

http://contrapunto.com/noticia/brasil-tribunales-f...

http://contrapunto.com/noticia/los-transexuales-po...

Giuliana Farfalla, es la primera modelo transexual en la portada de Playboy en Alemania

https://elpais.com/politica/2018/02/02/diario_de_e...

Lee también en Por la libre | Donde lo libérrimo es el límite: Las muchachas | Los deshijados | Se gana o se gana | Se busca árbitro |


Las opiniones emitidas en esta sección son responsabilidad de los columnistas. Su publicación no significa que sean compartidas por Contrapunto.com.

Contrapunto.com respeta y defiende el derecho a la libre expresión, pero también vela por el respeto a la legalidad y al uso de un vocabulario libre de insultos y de contenidos inapropiados a la luz del sentido común y las leyes. En consecuencia, nos reservamos el derecho de editar o eliminar los textos o comentarios que incurran en estas situaciones.

http://www.contrapunto.com/noticia/suspiros-y-galletas-dulce-antojo-coloniero-103816/