https://www.facebook.com/BeducenVenezuela/

Viernes, 24 de Noviembre de 2017

Contrapunto.com

Nacional

Los opositores de la zona protestan a pesar de amenazas y "sapeo"

Tranca y consulta en Caricuao y Ruiz Pineda: en la UD7 protestarán "hasta morir"

Tranca y consulta en Caricuao y Ruiz Pineda: en la UD7 protestarán
- Fotos: Jonathan Lanza
  •  
  • Luisa Salomón | @LuuSalomon
  • Miércoles, 12 de Julio de 2017 a las 9:21 a.m.

Este lunes la Guardia Nacional Bolivariana disparó perdigones y bombas lacrimógenas en Caricuao y Ruiz Pineda

Para algunos vecinos son malandros los que protestan, pero quienes se enfrentan a la Guardia Nacional Bolivariana en Ruiz Pineda aseguran que su protesta es contra el Gobierno "que no cuadra". La constituyente, aseguran, busca eliminar el voto y se niegan a renunciar a este derecho democrático.

El trancazo opositor convocado por diez horas en todo el país se cumplió a cabalidad en el este de Caracas, pero en el municipio Libertador también hubo opositores que se atrevieron a trancar las vías. Coche, La Florida, Caricuao y Ruiz Pineda fueron algunas de las zonas donde salieron a protestar.

Lea también "Esta es la casa de la gente", dice el párroco de La Florida que resguardó a manifestantes

"Aquí hubo de todo. Bombas como arroz, perdigones como arroz", comentaron este martes los vecinos, después de una tarde y noche de enfrentamientos.

Manifestantes de Caricuao durante la tranca de este lunes. Foto: @TomasGuanipa

Son tres las trancas que hacen los opositores en Ruiz Pineda. Primero cierran la entrada de la autopista y luego colocan dos barricadas más que llevan a los bloques de la UD7. Todavía este martes quedaba basura y contenedores atravesados de las trancas del lunes.

Aunque la convocatoria de protesta era impedir el paso de cualquier tipo de vehículo, desde temprano en la mañana el grupo de opositores que decidió trancar -compuesto en su mayoría por mujeres de la zona- solo había cerrado parcialmente una vía y permitía el paso por la otra. "No había ningún tipo de inconveniente", afirmó una vecina quien participó en la protesta.

La presencia de la Guardia Nacional se hizo notar, lo que generó molestia en los jóvenes de la zona quienes protestan y que decidieron trancar la vía. La GNB volvió con sus motos, y a las 4:00 pm comenzaron los enfrentamientos, que se extendieron hasta las 11:00 pm, cuando un palo de agua aplacó la acción de los uniformados.

Detonaciones y gas lacrimógeno marcaron la llegada de la GNB. Además de bombas dispararon perdigones -con marcas que quedaron en la piel de varios heridos- y metras, cuyos cartuchos todavía este martes se encontraban en el suelo de las avenidas donde ocurrieron los enfrentamientos. También escucharon "plomo" la noche anterior.

Lea también Entre trancas opositoras y "trancazos" del Conas: En Petare y La Urbina no han tenido paz


Unos les dicen malandros, ellos piden un cambio

Según algunos vecinos, los manifestantes son "puros malandros" y los responsabilizan de atraer a la GNB a la zona. "La lluvia de botellas de los edificios era demasiado", comentaba otro de los residentes.

Como una "guerra de pendejos" califican estos enfrentamientos, pues por un lado trancan y por el otro los corretea la GNB. "Han salido baratos que la Guardia Nacional no ha pasado de ahí (la entrada) y no se mete", dijo uno de los vecinos.

Pero sí se metieron, no por la entrada principal sino por uno de los lados de la urbanización, y por lo menos en el estacionamiento quedaron 20 heridos. Apuntaron directamente las bombas a sus cuerpos y disparaban los perdigones a quemarropa. "Nos emboscaron, se metieron por Cantv y por la avenida principal", contó uno de los manifestantes, quien resultó herido.

Video: @venezolanos

Video: @RCTVenlinea

Algunas personas mostraron heridas de perdigones en sus espaldas, brazos, piernas y manos.

Foto: Cortesía

Advierten que el problema y la violencia empieza por la GNB: "Los muchachos esperan que venga la Guardia, y que si no viene se quedarían tranquilos", afirmó uno de los vecinos.

Lea también En Res. Victoria y Alto Alegre el desfile del 5-J lo vivieron con tanquetas y allanamiento

Uno de los detenidos ni siquiera protestaba

Entre 50 y 60 motos de la GNB rodearon la urbanización e ingresaron para perseguir a los manifestantes. Dispararon bombas y perdigones, y se escucharon muchas detonaciones de balas. Uno de los manifestantes aseguró que los funcionarios utilizaron subametralladoras.

Por lo menos tres personas fueron detenidas. Dos muchachos que participaron en la protesta, uno de 18 años y otro adolescente, fueron atrapados por los efectivos y no se tiene conocimiento de sus paraderos.

La acción violenta dejó vidrios rotos de vehículos. Una pizarra de anotación de resultados de juegos de dominó fue destrozada.

Lea también Para vecinos de El Paraíso y La Urbina el rumor de que "venía el lobo" se hizo realidad

Entre "sapos" y amenazas

Protestar no es sencillo en el municipio Libertador, zona que el oficialismo ha reclamado como territorio de gobierno y en la que los llamados "colectivos" se abrogan "mantener orden" y a raya las manifestaciones antigubernamentales.

En Caricuao y Ruiz Pineda no son ajenos a las acciones de los civiles armados, quienes ya hicieron una "visita" a la zona el pasado 28 de junio, el día de mayor violencia entre manifestantes y guardias nacionales en la urbanización. El portón del bloque 9 de la UD7 fue destrozado por los golpes de la tanqueta de la GNB.

Lea también Calles de Caricuao cuentan lo vivido en la noche del 28 de junio

La violencia, sin embargo, no es la única que amenaza que deben enfrentar los opositores. Por un lado tienen por lo menos cinco "pajulios", vecinos cooperantes con el gobierno que denuncian a los manifestantes y dan información a las autoridades para ser detenidos.

Lea también Reventando rejas llegó la "operación tuntún" a las Residencias Victoria en El Paraíso

La bolsa de comida de los Comités Locales de Abastecimiento y Producción (Clap) es otra de las amenazas. No la reciben con regularidad. Les llega cada mes o mes y medio con productos de Mercal o mexicanos. Cuando en efecto la reciben, no les dura sino una semana en promedio. Los productos son insuficientes para las familias y les han quitado en cantidad algunos productos, como leche, azúcar y atún. "Pura harina, puro grano. No te garantizan ni un pollo o un quesito", reclamó uno de los vecinos.


A pesar de las quejas, reclaman su derecho a comprar los productos, pero cada vez que protestan reciben acusaciones y advertencias de los encargados del Clap: les quitarán las bolsas si siguen protestando. Varios de los opositores son miembros del consejo comunal de la zona, quienes a pesar de representar a la población de esas áreas, operan separadamente de los comités.

"Imagínate tú, amenazándolo a uno con una pedazo de bolsa de comida", reclamaban. Sacarse el carné de la Patria es otra de las exigencias que imponen a los residentes para recibir la bolsa, y a pesar de todo aseguran que seguirán protestando.

Lea también En 7 artículos: Contrapunto resume lo ocurrido en "Los Verdes" de El Paraíso

Protesta por un lado, plebiscito por el otro

Todos participan en las protestas y están dispuestos a enfrentar a los organismos del Estado, pero también se organizan para participar en el plebiscito convocado por la Asamblea Nacional para este domingo 16 de julio.

"Claro que sí. Estamos pendiente de llevar a votar hasta a la señora que vive en el piso 14 y está en silla de ruedas", aseguraron los jóvenes.

Solo piden una cosa a la dirigencia opositora: más puntos para la elección, porque son muchos los interesados en participar. El 30 de julio también saldrán a la elección de la constituyente, pero no a participar sino a expresar su descontento con esa iniciativa que, aseguran, busca impedir su derecho al voto.

Juntos, residentes de Caricuao, Ruiz Pineda y del barrio Los Telares protestarán lo que haga falta. "A este gobierno no le queda mucho, que te lo digo yo", afirmó uno de los manifestantes.

"Seguiremos hasta morir", sentenció.

http://www.gotasdeayuda.com/
http://www.contrapunto.com/noticia/suspiros-y-galletas-dulce-antojo-coloniero-103816/