https://www.facebook.com/BeducenVenezuela/

Viernes, 16 de Noviembre de 2018

Contrapunto.com

Vida

Enfermeras tienen días esperando por su caja

Trabajadores de salud: “Si quieren usar los CLAP como un bozal de arepa, se equivocaron"

Trabajadores de salud: “Si quieren usar los CLAP como un bozal de arepa, se equivocaron
- Fotos: Rafael Briceño Sierralta / Contrapunto
  •  
  • Jacklyn Arazi
  • Jueves, 28 de Junio de 2018 a las 10:06 a.m.

Con carnet o cédula laminada, una lista en donde anotan los datos y, posteriormente, firma y marca de la huella dactilar, llevan el control de los que reciben este “beneficio”

Desde este lunes 25 de junio, la directiva del Hospital Clínico Universitario está entregando las cajas del Comité Local de Abastecimiento y Producción (CLAP) a los trabajadores de ese centro de salud, por primera vez. Según Francia Sotomayor, una enfermera que tiene tres días protestando por mejoras salariales, “no nos podemos parar por esto. Tenemos cajas hoy, pero en la quincena que viene no tenemos más nada”.

“Coincidencia”, así calificó Rosalba Rebolledo, médico del Hospital Clínico Universitario, el operativo de cajas CLAP en esa institución. “Lo hacen por primera vez, en la misma semana que se desató la protesta de enfermería. No creo que haya sido al azar. Hay algo de trasfondo para tratar de minimizar la protesta y tratar de callarla”, opinó.

Con carnet o cédula laminada, una lista en donde anotan los datos y, posteriormente, firma y marca de la huella dactilar, llevan el control de los que reciben este “beneficio”. Sin embargo, las enfermeras denuncian “la mala organización”.

Según Francia Sotomayor, tienen tres días tratando de retirar la caja: “ayer se formó el desplome. Ya todo el mundo quería su cuestión”.

“Las trajeron el mismo lunes cuando se iniciaron las protestas y ellos a lo mejor pensarían que con las cajas se acabarían las protestas. Tenemos que recibirla porque obviamente mucha gente la necesita, pero las protestas siguen. No nos podemos parar por esto. Tenemos cajas hoy, pero en la quincena que viene no tenemos nada”, sentenció Sotomayor, quien informó que el personal de enfermería tuvo que organizarse para recibirlas en grupos de 25 personas.

“Pedimos que no se burlen de nosotros con esto. Entregar y entregar cajas aquí como si estuviéramos mendigando una cuestión no es la idea”, narraba al tiempo que asignaba a cada trabajadora en un grupo para recibir la caja de alimentos.

Susana Bermúdez, otra enfermera, dijo que “si las quieren usar como un bozal de arepa, se equivocaron” porque “sí, hace falta. Pero 700.000 bolívares de quincena no alcanzan para nada. Ni medio cartón de huevos”. También explicó que trae pocos productos que no rinden “ni para una familia completa”.

Además, Sotomayor dijo que “la leche es horrible” y que le ocasiona malestares como “diarrea”. “Si yo gano bien, yo compro al precio que está en el mercado y cuando yo quiero”, puntualizó.

Las enfermeras, pese a mantenerse en una cola esperando por una caja de comida, se mantienen en protesta y con el mismo objetivo: que se revise un ajuste salarial, para que “puedan salir adelante”.

Médicos también se ven afectados por la crisis

Rebolledo, quien tenía horas en la cola acompañando a un colega, aunque “cobra más” que otros trabajadores de la salud, ni medio kilo de queso puede comprar.

“Uno ha cambiado sus hábitos en todo sentido con esta situación. La manera de alimentarse, las horas de comida, todo se ha modificado y es difícil, porque tú tienes que elegir, o compras una cosa o compras la otra”, subrayó.

“Yo de verdad no sé cómo hacen las enfermeras porque si nosotros estamos también pasando trabajo, ¿qué queda para los demás?”, finalizó.

La galena dijo que iba a apoyar la protesta y espera que sí logre algún resultado y mejorar tanto los sueldos como las condiciones del hospital.

http://www.contrapunto.com/noticia/suspiros-y-galletas-dulce-antojo-coloniero-103816/