https://www.navicu.com/

Jueves, 20 de Septiembre de 2018

Contrapunto.com

Deportes

A su corta edad es un atleta federado y espera volver a competir

Roland López no se rinde a los 13 años: entrenará hasta que lleguen recursos para competir

Roland López no se rinde a los 13 años: entrenará hasta que lleguen recursos para competir
Roland López entrena a diario para convertirse en un atleta de alto rendimiento - Fotos: Ernesto Garcia / Contrapunto
  •  
  • Arnaldo Fernández I @fernandzarnaldo
  • Sábado, 18 de Agosto de 2018 a las 12:24 a.m.

A su corta edad tiene una estatura de 1,76 y sigue entrenando para mejorar su técnica y llegar a lo más alto dentro de un deporte de contacto que lo ha formado como atleta y como ser humano

Roland López es un peleador de taekwondo federado. Tiene 13 años de edad y se inició en este arte de combate, ya que quería practicar un deporte. Apenas tuvo la oportunidad de conocer esta disciplina, se sintió identificado, lo que le hizo poner todo su empeño para ir en la búsqueda de sus sueños.

El joven atleta vive en el sector de La Palomera en el municipio Baruta. Su madre es Carmen Hernández, peluquera de oficio, y su padre, Jonathan López, es oficial de seguridad. Ambos acompañan a su hijo a todas las competencias y son pieza fundamental en su formación.

Lea también Para Arlindo Gouveia la medalla de oro obtenida en Barcelona 92 siempre fue oficial

Los primeros pasos de Roland se dieron gracias a su primer entrenador, David Carrillo, quien actualmente reside en Colombia. El deportista considera que en el taekwondo la disciplina es fundamental, y lo cataloga como un deporte de contacto tranquilo.

Este joven atleta recuerda su primera competencia y la define como la más difícil, debido a que en cualquier circunstancia todo debut es complicado. Luego cuenta que fue adquiriendo el ritmo, y asegura que se creyó la historia sobre el tatami, y pudo sumar una buena cantidad de combates ganados.

Lea también “A patada limpia” Enaudis Mata proyecta el wushu desde Baruta

“En los combates de taekwondo, nadie gana y nadie pierde, esto es lo bonito de este deporte. Día a día podemos aprender la disciplina, el honor y la concentración, que son fundamentales dentro del proceso de formación de este deporte, en donde juntos compartimos como una gran familia”, destacó López.

A pesar de que su deporte favorito es el taekwondo, el chico de 13 años es también fanático del fútbol. Sin embargo, no cambiaría su disciplina por otra, ya que es en el taekwondo donde se siente cómodo. López se visualiza como un deportista de alto rendimiento y, posteriormente, como un "Sabonim" o maestro de taekwondo.

Lea también Triunfos de Andrés Madera en el karate lo conectan cada día más a sus orígenes en Baruta

Los entrenamientos los tiene 3 días a la semana, en las instalaciones del Polideportivo Rafael Vidal en La Trinidad. Entre flexiones, sentadillas y técnicas de combate, se prepara y vive con mucha intensidad su preparación. Actualmente esta cursando segundo año de bachillerato y combina su rutina deportiva con la escolar, lo cual asegura que “es difícil, pero con empeño no es imposible”.

Entre sus aspectos fuertes destaca su pegada y su estatura, y entre sus puntos débiles, menciona su velocidad, la cual día a día busca mejorar hasta en sus tiempos libres.

Lea también Valerya Hernández se colgó 3 medallas de oro en la Copa Internacional Simón Bolívar

El talentoso taekwondista acostumbra las noches anteriores a cada combate, a reflexionar y nos cuenta que deja los nervios de lado. Le gusta leer y escuchar música, preferiblemente rap o hip hop. Esto lo relaja y lo llena de positivismo antes de pisar el tatami.

A pesar de seguir entrenando fuerte, Roland no ha podido competir desde el 2016, ya que cada competencia amerita un esfuerzo económico y, en este momento, no cuenta con el apoyo de ningún ente gubernamental o privado.

Lea también Jorge Pérez, el venezolano que llegó a la gloria con el wushu

Actualmente este joven atleta combate para poder volver a competir, y así hacer el cambio de cinta azul a marrón, pero la falta de recursos ha sido un impedimento. Sin embargo, no pierde las esperanzas a pesar de la difícil situación.

“Aunque la situación actualmente está ruda por las cosas que han estado pasando, voy a intentar seguir practicando y volver a estar en una competencia, ya que ese es mi más grande anhelo como deportista: poder seguir compitiendo en el deporte que me gusta”, finalizó.

Lea también Corea del Sur domina taekwondo mundial

http://www.contrapunto.com/noticia/suspiros-y-galletas-dulce-antojo-coloniero-103816/