https://www.facebook.com/BeducenVenezuela/

Miércoles, 14 de Noviembre de 2018

Contrapunto.com

Entrevistas CTP

El presidente del Centro Nacional del Libro habla de la actividad editorial en Venezuela

Raúl Cazal: El bloqueo lo tenemos en todos los niveles y la literatura no escapa a ello

Raúl Cazal: El bloqueo lo tenemos en todos los niveles y la literatura no escapa a ello
Raúl Cazal comentó a Contrapunto lo que serán días de fiesta para la actividad intelectual, artística y editorial en la Filven 2018 - Fotos: Mairet Chourio - Contrapunto
  •  
  • José Gabriel Díaz
  • Domingo, 04 de Noviembre de 2018 a las 12:13 a.m.

Del 8 al 18 de noviembre se realizará en el casco histórico de Caracas la 14ta edición de la Feria Internacional del Libro de Venezuela, y Cazal, quien lidera la organización, adelanta detalles de las 500 actividades que desarrollarán en 10 días

"Sin temor a nada puedes preguntar lo que desees", dice Raúl Cazal, presidente del Centro Nacional del Libro (Cenal), ente que lleva sobre sus hombros la realización de la próxima Feria Internacional del Libro de Venezuela 2018 (Filven), la número 14 desde la realizada en 2005, que tendrá como escenario el casco central de Caracas, del 8 al 18 de noviembre.

Este año se hace en honor a Ana Enriqueta Terán, en el centenario de su nacimiento, y al Correo del Orinoco, por su bicentenario.

—¿Es la primera feria a su cargo?, ¿qué trae de novedoso?

—Lo novedoso, y no porque esté liderada por mí, pues es una feria que realiza el Estado venezolano desde hace 14 años, es que esta vez la instalamos en el casco histórico de Caracas para mostrar el recorrido patrimonial arquitectónico que se ha recuperado.

Además, trajimos la imprenta bicentenaria del Correo del Orinoco para realizar una exposición que permita exhibir esta batalla de las ideas iniciada hace 200 años. Tenemos una de las grandes artillerías del pensamiento, dicho por Bolívar, como era la prensa, y queremos mostrar ese ícono para la revolución de la independencia, importante hoy en día. Estará en el hall de la Gobernación del Distrito Capital, allí también estarán las actividades concernientes al homenaje a Ana Enriqueta Terán.

En el Teatro Principal se hará la inauguración y entrega de premios del libro. A eso se suman actividades cinematográficas, bautizos de textos y obras de teatro. Una de las cosas que tiene de particular esta edición es la comunión de las artes como parte del proceso para contar una historia.

—¿Qué actividades especiales habrá para homenajear a la poeta Ana Enriqueta Terán?

—Se va a presentar un libro de antología de poemas, que es traducido al mandarín, una edición bilingüe. Habrá coloquios, así como el Cuarto Seminario de Literatura Latinoamericana y del Caribe, dedicado a la mujer y a Ana Enriqueta Terán.

—¿Cómo es la participación de las editoriales privadas? ¿Cuántas participan? ¿Cómo fue la convocatoria?

—Hay una tradición con las editoriales privadas. Estas editoriales: Trinchera, Vadell Hermanos, Laboratorios educativos, Galak, no estoy autorizado para mencionar las otras, participan, incluso a partir de distribuidores o quienes distribuyen sus libros acá.

—¿Pero estamos hablando de cuántas aproximadamente?

—Estamos hablando de unos 100 expositores de editoriales públicas y privadas. Te puedo hablar principalmente de que entre las públicas están Monte Ávila Editores, Biblioteca Ayacucho y El perro y la rana, que son las editoriales del Estado.

—A su juicio, criterio y opinión ¿qué ha pasado con Monte Ávila y con la Biblioteca Ayacucho, dos sellos de producción literaria y editorial importantísimos en el contexto de América Latina y del mundo? ¿Siguen funcionando? ¿Qué títulos se han editado últimamente?

—Biblioteca Ayacucho va a presentar dos tomos de la literatura puertorriqueña. Tiene, además, una edición de (Juan Antonio) Pérez Bonalde, tituladaVuelta a la patria. A este último lo conocemos a partir de los textos escolares, de literatura, pero nos hemos dado cuenta de que no estaba publicado como libro.

Por otro lado, El perro y la rana está publicando unos libros tamaño celular como parte de la promoción de los libros digitales, solo que son impresos, y cuya distribución será gratuita. El Estado debe garantizar la democratización de acceso al libro y promover la lectura en sus diferentes formatos: papel y digital.

—Un sector de intelectuales se queja de que los títulos están alejados de los conteos de lectura internacional. ¿Qué llega a Venezuela?

—Vamos a traer títulos de otras editoriales. Sin lugar a dudas el bloqueo lo tenemos en todos los niveles y la literatura no escapa a ello. Sobre todo porque pagar en divisas, además de costar bastante, es difícil realizar las transferencias y pagos porque hay que evadir el cerco económico y cómo lograr burlarlo si está en todos lados.

Sin lugar a dudas tenemos un rezago en cuanto a la literatura mundial, pero también lo tienen otros países, no somos los únicos ni lo vamos a ocultar, pero estamos trayendo libros de editoriales como Siglo XXI, Txalaparta, entre otras. La lista es grande.

—¿Pero hablamos aproximadamente de cuántos títulos?

—Mira más de 300 títulos diferentes. Fíjate lo que le ha sucedido a las Librerías del Sur que venden a precios asequibles y muy baratos, y las librerías privadas le compran y luego revenden mucho más caro. Ese bachaqueo se ve incluso en la literatura. La idea es que todos tengan acceso, pero no que se burle al comprador.

—Y de allí surge otra inquietud, ¿a qué se deben los bajos precios de los libros? ¿Eso no supone un riesgo de estética y calidad de las obras?

—No, de hecho si vez los títulos de Monte Ávila, Biblioteca Ayacucho y El perro y la rana son de alta factura en su hechura, porque además la Fundación Imprenta de la Cultura que hace todos estos libros tiene una excelente calidad en impresión, por eso no nos preocupamos. La calidad la determina el lector.

—¿Habrá presencia de escritores venezolanos importantes y presencia de productores editoriales de libros nacionales?

—Sí, tenemos a Luis Britto García, Laura Antillano y Gustavo Pereira, entre los más relevantes, pero también va a haber una poetada, 24 horas de poesía continua y para cada hora una temática (infantiles, juveniles y temas más rojos como el erótico).

—¿Qué presencia ha tenido en las ferias internacionales la producción nacional? ¿A cuáles se ha asistido durante su gestión? Y ¿qué negociaciones de derechos de autor, alianzas e intercambios se han logrado?

—Yo estoy apenas estoy empezando y para serte sincero esto es una tarea que me puso el ministro de Cultura, Ernesto Villegas, independientemente de los cargos. Pero más allá de eso nos hemos enfocado en la Filven.

Por ejemplo, el Centro Nacional del Libro, en una de sus direcciones tiene la Agencia Literaria de Venezuela con poetas, escritores de novelas, ensayistas y periodistas. En ese sentido tenemos escritores y estamos gerenciando el impulso de sus obras para que los publiquen, ese es el trabajo de la agencia. Vamos a tener un área de profesionalización para negociar derechos de autor con otras editoriales. Algunas editoriales privadas hasta coeditan con el Estado para compartir gastos.

—Pareciera que la feria se enfoca en promocionar los libros que produce el Gobierno ¿es así?

—Lo que pasa es que el Estado es el que tiene más fuerza en el sentido de que su gran énfasis ha sido en la lectura y en la promoción del libro, que sean asequibles. Indudablemente esa es la imagen que se tiene porque cuenta con librería, distribuidoras, editoriales y al tener toda esa capacidad tiene una imagen donde se muestran con mayor fuerza los libros del Estado y eso es natural.

Por un tiempo se mantuvo como una especie de hegemonía sobre qué se leía y qué se debe publicar. El Estado venezolano rompió con esa hegemonía y al hacerlo pareciera que está mal visto y no, es todo lo contrario. Es una alternativa a las demás editoriales. Que tenga mayor difusión es porque tiene la capacidad para hacerlo. Que hoy nuestras Librerías del Sur tengan menos libros es porque han sido comprados, leídos, distribuidos y eso muestra la capacidad lectora que tenemos hoy en el país, cosa que antes no ocurría.

—¿Cuántas personas esperan recibir en esta edición?

—Anualmente se reciben entre 200 mil y 300 mil personas. Esta vez va a ser inédito porque lo hacemos en el casco histórico. El público que habitualmente transita por allí se va a encontrar con una feria de la que no tenía idea y se va a quedar. Va a ser un lugar idóneo para compartir, encontrarse en el debate, en las diferentes facetas que tiene el libro que no solamente es leer, sino también discutir. Yo creo que mínimo se va a duplicar la asistencia en relación con ediciones anteriores.

—Hábleme de la ruta para llegar a la feria. Tengo entendido que habrá un bus que llevará al público al centro, teniendo en cuenta a esas personas que asisten con vehículo...

—En principio se trabajó con tránsito terrestre para que los fines de semana, quienes asistan con carro, puedan estacionar en los alrededores del casco histórico, donde se reforzará la vigilancia. Desde el Hotel Alba Caracas se hará un traslado en Metrobús cada hora, ida y vuelta.

—¿Cuál fue la mayor dificultad para sacar adelante la feria en un país que se enfrentó hace pocas semanas a un nuevo cono monetario?

—Yo no veo dificultades, sino cambios de paradigma. Al cambiar los paradigmas lo que nos queda es reinventarnos. Quizás no tenemos hoy una claridad de la importancia de todos estos cambios, pero se ha visto que, por ejemplo, los libros de El perro y la rana son los más baratos.

La única dificultad que veo es que tendremos 500 actividades en 10 días, alrededor de 50 diarias como promedio. Desde actividades musicales, de danza, teatro, cine, reflexión, estudio, talleres de formación, seminarios, encuentros de escritores y de editores.

Las dificultades son mínimas ante lo que vamos a hacer. Recordemos que el libro no es solamente un asunto de papel. Los tiempos cambian y por lo tanto hoy la literatura la puedes leer en digital, sin necesidad del papel.

—El año pasado se le dio mucha importancia a la parte de la Filven que tenía que ver con las descargas de libros en línea. ¿Cómo será este año?

—Igual. La estamos trabajando con Industrias Canaima que desde las Librerías del Sur, donde se ubicará el Pabellón Digital, se está cerrando un acuerdo para que haya tabletas Canaima en las Librerías del Sur de todo el país y la gente pueda o bien comprar un libro o descargarlo. Eso es un anuncio que te estoy dando.

—Y el horario de la Filven...

—Como es un espacio abierto, la primera Feria Internacional que se hace a cielo abierto, sin ser acotada o cerrada, será de 9 am a 8 pm.


http://www.contrapunto.com/noticia/suspiros-y-galletas-dulce-antojo-coloniero-103816/