https://www.somosbelcorp.com/

Domingo, 22 de Abril de 2018

Contrapunto.com

Economía

"Buena parte del declive" tiene que ver con los despidos de 2003, afirma

Rafael Arráiz Lucca: Producción petrolera puede caer a menos de un millón de barriles

Rafael Arráiz Lucca: Producción petrolera puede caer a menos de un millón de barriles
“Tienes que darle seguridad jurídica a la inversión extranjera y condiciones favorables para que puedan venir” a relanzar la producción petrolera venezolana - Fotos: Jonathan Lanza / Contrapunto
  •  
  • Vanessa Davies
  • Martes, 17 de Abril de 2018 a las 12:04 a.m.

De recuperar la producción petrolera depende “el proyecto de este gobierno y del que venga”, advierte el historiador. La relación de los venezolanos con el petróleo es tan extraña, que debe ser evaluada por psicólogos en lugar de historiadores, dice

La caída en la producción petrolera venezolana —confirmada por la OPEP— debería ser el tema número 1, el tema estrella en el debate político nacional, y también en el electoral. Pero, ¿lo es realmente? Acucioso escudriñador de la historia del petróleo en nuestro país, el historiador y ensayista Rafael Arráiz Lucca afirma que no, y da sus alegatos.

Por si fuera poco, esta caída no es la figura destacada de la agenda electoral, en un país dividido entre participar o no participar en los comicios presidenciales del 20 de mayo.

La producción pasó de 3,2 millones de barriles por día a 1,5 millones. “Lo que está ocurriendo es verdaderamente trágico”, asevera Arráiz Lucca, en entrevista con Contrapunto en el contexto de un conversatorio sobre el tema organizado por Cedice y celebrado el jueves 12 de abril en la Librería Lugar Común de Las Mercedes.

Y eso que el investigador califica como trágico y urgente no se atiende en lo inmediato, aun cuando “cualquier cambio en las políticas públicas de Venezuela pasa por redefinir la producción petrolera” en cuanto a leyes o inversión extranjera, por ejemplo.

—¿Debería estar lo petrolero en esa agenda de debate nacional?

—Yo diría que sí. Siempre lo petrolero debe estar en primer lugar, porque esos son los ingresos que tiene la República de Venezuela en divisas, no hay otros. Prácticamente no hay ningún otro. Es muy poco lo que han crecido las exportaciones no petroleras en Venezuela.

Lo cierto es que, si no se hace algo, “el panorama va a ser que la producción petrolera venezolana va a seguir cayendo”, subraya el autor del libro El petróleo en Venezuela: una historia global. “El Gobierno tiene que hacer algo en relación con esto, porque si no, está cantado lo que va a pasar: todos los meses vamos a reportar una caída en la producción".

Lea también Producción petrolera venezolana cayó en marzo hasta 1,5 millones de barriles

Inversión extranjera

A la hora de evaluar gestiones, Arráiz Lucca pide que sean las cifras —y no las palabras— las que hablen: el presidente Hugo Chávez recibió, en 1999, una producción de 3,2 millones de bolívares; el chavismo prometió aumentarla a 6 millones de barriles, pero “estamos en 2018 y la producción es de 1,5 millones. “Esos son los números. Aquí no caben interpretaciones”.

El despido de la alta gerencia de Pdvsa, en el año 2003, implicó “una descapitalización humana muy difícil de recuperar”, y “buena parte del declive de la producción de Pdvsa tiene que ver con esta situación”, considera el historiador.

Dos palabras causan escozor cuando se trata del petróleo: inversión extranjera. No para pocos hablar de inversión extranjera en Pdvsa es como un insulto, un sinónimo de privatización.

“Cada vez producimos menos petróleo, la caída de la producción todos los meses se pronuncia cada vez más y todo indica que la única manera de revertir esa caída de la producción es que llegue inversión extranjera, que haya asociaciones de Pdvsa con todas las empresas petroleras del mundo”, defiende Arráiz Lucca, “porque estamos empezando a estar en el peor de los mundos”.

—¿Cuál es el peor de los mundos?

—Que el precio del petróleo está levemente subiendo, pero subiendo sostenidamente, y nosotros tenemos una caída en la producción. Lo que pudiera recuperarse por la vía de los ingresos no termina de recuperarse porque la producción viene bajando.

Lea también Alejandro Grisanti: Dejamos de recibir $ 28 mil millones por caída de producción petrolera


A menos de un millón de barriles

Por eso, el investigador afirma que “la prioridad de quien gobierne debe ser aumentar la producción petrolera, porque si no, ¿de dónde van a salir los recursos?”. De no verlo de esa manera y con esa urgencia “va a llegar un momento en el que la producción petrolera va a caer a menos de un millón de barriles, y Venezuela pasará a la historia como un país que dejó de ser petrolero. Es algo inimaginable”.

—¿Qué vamos a comer si sigue cayendo el precio del petróleo?

—Esa es una buena pregunta.

De recuperar la producción petrolera depende “el proyecto de este gobierno y del que venga”, advierte el escritor.

Lea también Francisco Rodríguez en Contrapunto: Con Maduro seguirá cayendo la producción petrolera

El país necesita recursos, y no puede ponerlos Pdvsa sola, remarca el historiador, defensor del aporte de terceros en las actividades de la industria. “La inversión necesariamente tiene que provenir de inversión extranjera o de empresas venezolanas”, pero para eso “tienes que darle seguridad jurídica a la inversión extranjera y condiciones favorables para que puedan venir”.

Los convenios y asociaciones de Pdvsa con China y Rusia en materia petrolera no son los que más aportan en producción, asegura Arráiz. “Lo que más se produce es de las asociaciones de la apertura petrolera de los tiempos de Rafael Caldera, empresas que nunca se fueron y que mantienen la producción petrolera venezolana”.

Psicólogos en lugar de historiadores

Se dice que hay que superar el rentismo pero no hay otra fuente distinta del petróleo para garantizar los ingresos nacionales, se critica el petróleo como fuente de bienes y maldiciones pero se exige tener cada vez más petróleo... La relación de los venezolanos con el petróleo es digna de estudio, porque “la inmensa mayoría de los venezolanos no sabe nada acerca del petróleo, no se estudia en la escuela ni en la universidad crecemos todos al margen de la principal industria de Venezuela”. Es tan extraña, que Arráiz Lucca no duda en sostener que debe ser analizada “más por psicólogos, que por historiadores”.

—¿Eso no cambió en años recientes?

—Siento que no. Tenemos una relación con el petróleo como si se tratara de lo que Pérez Alfonso llamó “estiércol del diablo”. Los venezolanos nos acercamos al tema con muchas dudas, con desinterés. Nos parece aburrido, fastidioso, y resulta que es un tema fascinante y de vital importancia para los venezolanos desde hace 104 años.

No obstante, Arráiz Lucca recuerda que el mundo está en una transición “hacia otras formas de energía”, y prueba de ello es que “las grandes petroleras del mundo hoy son empresas de energía”, con una visión más amplia. Ese es un reto para Venezuela, insiste, país “que tiene condiciones para la energía eólica y para la energía solar”.

http://www.contrapunto.com/noticia/suspiros-y-galletas-dulce-antojo-coloniero-103816/