https://www.navicu.com/?src=af

Sábado, 21 de Octubre de 2017

Contrapunto.com

Economía

#AnálisisCTP

¿Qué significa que Venezuela haga operaciones en yuanes o rublos?

¿Qué significa que Venezuela haga operaciones en yuanes o rublos?
- Foto:
  •  
  • Adelaida Padrón
  • Domingo, 24 de Septiembre de 2017 a las 11:48 a.m.

Aunque el gobierno habla de romper con el dólar, en el mercado internacional las operaciones financieras y comerciales siempre terminan tomando como referencia al dólar y el euro

La cesta petrolera venezolana cerró la semana pasada en 306,26 yuanes. Tal reporte, junto con la suspensión de las subastas del Dicom, son las primeras manifestaciones directas de la decisión del Gobierno venezolano de “romper” con el dólar y avanzar hacia un nuevo sistema de pagos internacionales compuesto por una canasta de monedas, donde figuran el yuan (China), el rublo (Rusia) y la rupia (India).

“Si nos persiguen por el dólar, vayamos a jugar con el rublo ruso, con el yuan, con el yen, con la rupia india, con el euro, pues, con el sucre, también, pero a nosotros no nos van a asfixiar”, aseguró el presidente Nicolás Maduro al hacer el anuncio, con el que también busca impulsar un nuevo sistema monetario y financiero internacional.

Esta decisión implica, como lo explicó luego el vicepresidente Tareck El Aissami, que "no vamos a subastar más en dólares, se acabó la subasta en dólares”. De esta forma se puso fin al ciclo de subastas de dólares, que comenzó al cierre de mayo y que se extendió por 15 semanas, a través del tan esperado Dicom, que durante sus operaciones sólo adjudicó 390,43 millones de dólares, equivalente a un promedio de 26 millones de dólares por subasta.

Lea también El Aissami propuso a empresas abrir cuentas en Europa y Asia por "bloqueo" estadounidense

Junto al ministro Ramón Lobo, el vicepresidente El Aissami confirmó que no habrá más subastas del Dicom en dólares. Foto: AVN.

Si bien el Gobierno afirma que el cierre en el grifo de dólares responde a las sanciones financieras impuestas por Estados Unidos el pasado 25 de agosto, la escasez de divisas es un problema que enfrenta el país desde 2013 cuando coincidieron el desplome de los precios internacionales del crudo con el deterioro productivo de la industria petrolera y el período de vencimientos de deuda externa sin que el país contara con ahorros suficientes para amortizar la crisis, aun cuando desde 1999 a 2013, con el boom de altos precios del barril de por medio, la nación percibió más de 900 mil millones de dólares de ingresos petroleros.

De hecho, desde 2013 comenzaron a sentirse con fuerza las restricciones en las asignaciones de divisas para atender pagos de proveedores externos y dotar a la economía de materias primas, repuestos y bienes de capital. De allí el desplome en las importaciones, que afecta la actividad productiva, así como la oferta de bienes y servicios.

Las importaciones cayeron más del 50% en solo dos años, estima Econoanalítica. Foto: AVN.

Ecoanalítica estima que entre 2014 y 2016 la caída acumulada en las importaciones fue de 62,2%, tendencia que ha seguido profundizándose, ya que en los primeros seis meses del año las importaciones no petroleras retrocedieron 33%.

Apoyo de aliados

Ahora el gobierno señala que se romperá la dependencia del dólar y que con ello se podrá liberar al país del cerco impuesto por Estados Unidos. Para lograrlo ya se informó que el país comenzará a vender su petróleo en otras monedas distintas del dólar, mientras se abren espacios a nuevos mercados alternos para el crudo venezolano.

Esta estrategia de diversificar los mercados donde colocar el crudo venezolano puede afectar los ingresos de la nación, pues se incrementarían los costos de despacho que actualmente son relativamente bajos para el flujo promedio de 700 mil barriles diarios a Estados Unidos.

De acuerdo con ODH, China, India y Singapur despuntan entre los mercados donde Venezuela podría colocar su petróleo. Aunque China “es un socio estratégico para Venezuela, no pareciera ser la principal opción que tiene Pdvsa, debido a que China podría usar como forma de pago el descuento de deuda en vez de pagar directamente en divisas”, señala la firma.

A pesar de este riesgo, ya el Gobierno dijo que firmará los primeros contratos de venta de petróleo a China en yuanes.

El gobierno también ha empezado a informar el precio del petróleo en la moneda china. Foto: AP.

En cuanto a otros aliados, se estima que la petrolera rusa Rosneft, tras concretar su porción accionaria en la refinería india Essar Oil, podría facilitar la compra de crudo venezolano para procesarlo en dichas instalaciones.

Aun así, para ODH la principal dificultad que encontraría Pdvsa es el incremento en los costos de transporte a estos mercados de unos 700 mil barriles diarios que dejarían de canalizarse a Estados Unidos, costos que se estiman en cerca de un dólar por barril.

En este escenario, el encarecimiento de los despachos deteriorará los ingresos, mientras el país se proveería de otras monedas distintas del dólar, aunque debe seguir atendiendo sus compromisos de pago de deuda y demás operaciones comerciales que mayoritariamente se negocian en dólares y euros en el mundo.

El Gobierno ha informado que 60% de los tenedores de bonos de deuda de Venezuela se encuentran en Estados Unidos, 13% en Canadá y 7% en Reino Unido, y el resto incluye a inversionistas en países como Alemania y Suiza, entre otros.

Complejo

Según el diputado a la Asamblea Nacional José Guerra, menos de 2% del comercio mundial se hace en yuanes y en rupias no llega a 0,5%. Esto hace complejo el proceso de intercambio con estas monedas, pues siempre se tendrá que tomar como referente el valor del dólar o del euro, y en el grueso de las operaciones se tendrá que buscar la forma de convertir los pagos a estas monedas.

Se espera que eventualmente el Dicom haga subastas de divisas que componen la canasta de monedas. Incluso Maduro llegó a asegurar que iniciarían con una subasta de yuanes.

El diputado José Guerra. Foto: Anthony AsCer Aparicio.

Esto indica que las empresas deberán readecuar sus estrategias comerciales para poder trabajar con las monedas que el Gobierno determine, lo que puede implicar desde restricciones de bancos con los cuales operar hasta el encarecimiento de las transacciones.

Recientemente El Aissami explicó que las empresas que quieran contratar con el Estado deberán tomar sus previsiones porque la nueva cesta de moneda determinará todas las operaciones a efectuar. Por eso hizo “un llamado al sector privado a que abra cuentas bancarias en diversas monedas". Esto implica trabajar con instituciones financieras que tengan “corresponsalías bancarias en países como Rusia, China, India y naciones del continente europeo”, según explicó.

Parte de lo dicho por las autoridades, al afirmar que se están suscribiendo pactos comerciales de diverso tipo con los llamados países aliados, también hace pensar que el Gobierno propiciará que los importadores venezolanos compren directamente a proveedores seleccionados en esos mercados. Esto, además de implicar el cambio de proveedores tradicionales y alterar relaciones comerciales establecidas, también podría implicar nuevas restricciones en la oferta.

Morir en la orilla

Si bien el discurso general del Gobierno señala que hasta el euro será excluido del sistema de pagos de Venezuela, en caso de que la Unión Europea insista en su postura de aplicar sanciones, parece que en el fondo el euro es la única moneda dura en la que podrá concentrarse la estrategia de “liberación” del dólar.

La semana pasada el ministro de Finanzas, Ramón Lobo, indicó que se viene trabajando “desde hace tiempo” para tratar de establecer un esquema con el cual las ventas de petróleo se puedan facturar en euros. Aunque no dio mayores detalles al respecto, en el mercado sus declaraciones fueron asumidas como un indicativo de que el Gobierno podría tratar de refugiarse en el euro, lo que haría más llevaderas sus estrategias.

El ministro de Finanzas, Ramón Lobo. Foto: AVN.

En general los analistas coinciden en que al final todas las operaciones terminan tomando como referente el valor de las monedas fuertes y, por volumen de mercado, esto implica al dólar y al euro. De allí que a la larga se deban cambiar los recursos a estas monedas o que sean ellas las que determinen la paridad para todas las operaciones.

En este sentido, destaca que el Ministerio de Petróleo, al informar este viernes el precio del crudo, aclaró que “a partir de la presente semana se presenta el precio promedio de la cesta Venezuela en yuan chino” y luego acotó que el tipo de cambio de la semana terminada el 15 de septiembre fue de “1 USD=6,55 Yuan”, lo que equivale a 46,76 dólares por barril.

Lea también Venezuela empezó a reflejar el precio del petróleo en yuanes y no en dólares

http://www.gotasdeayuda.com/
http://www.contrapunto.com/noticia/suspiros-y-galletas-dulce-antojo-coloniero-103816/