https://www.facebook.com/BeducenVenezuela/

Martes, 21 de Noviembre de 2017

Contrapunto.com

Economía

¿Por qué las hortalizas que están llegando a Caracas son caras, pequeñas y malas?

¿Por qué las hortalizas que están llegando a Caracas son caras, pequeñas y malas?
- Foro: Ernesto García/ Archivo
  •  
  • Vanessa Davies
  • Viernes, 09 de Junio de 2017 a las 9:33 a.m.

La explicación de los productores agrupados en Fedeagro es muy sencilla: no hay semillas de buena calidad y tampoco fertilizantes

Si alguien hubiese dicho, a finales de 2016, que un kilo de zanahorias costaría 9 mil bolívares, seguramente usted se habría reído a carcajadas. Pero si hoy busca un kilo de zanahorias en un supermercado, verá que el precio varía entre 8 mil y 9 mil bolívares; y que en un mercado en la calle -con suerte- lo puede “pescar” en 5 o 6 mil bolívares.

¿Por qué las hortalizas que están llegando a Caracas y otras ciudades son caras, pequeñas y escasas? La respuesta de los productores agrupados en Fedeagro es muy sencilla: no hay semillas de calidad, tampoco se consiguen los fertilizantes.

“Tenemos una caída de la producción de 75%”, calcula Gerson Pabón, director de Fedeagro, en entrevista con Contrapunto. “Si antes sembrabas 3 hectáreas de papa, ahora siembras 500 metros cuadrados”.

La situación empeoró este año en los Andes venezolanos, zona que provee 8 de cada 10 hortalizas que se consumen en Venezuela, subraya. Esto se traduce en “poca cantidad y mala calidad, y precios bastante elevados”.

1) No hay semillas buenas. “Estamos sembrando con lo poco que tenemos”, con semillas guardadas desde hace varios años o con las obtenidas del mismo cultivo, precisa Pabón. “Y si consigues semillas, lo haces a riesgo”.

Desde el año 2015 “no se importan semillas”, porque el Gobierno les debe “28 millones de dólares” a los importadores de semillas de hortalizas, puntualiza.

Carlos Ramírez, productor de El Cobre (Táchira), relata que antes se sembraba y se sabía, por ejemplo, que un brócoli sería de buena calidad, pero ahora, debido a la incertidumbre con las semillas, “hacemos ensayo y error: sembramos con la semilla que llegó” y el resultado no necesariamente es el mejor, subraya. Por eso, sentencia, “sembraremos hasta donde nos dejen”.

2) El fertilizante no está disponible. Anteriormente el fertilizante era distribuido por Pequiven, pero esa competencia fue asumida por la empresa estatal Agropatria.

Según Gerson Pabón, los productores de los Andes “tenemos 6 meses que no recibimos una tonelada de fertilizante”, porque supuestamente se privilegió la entrega de este insumo a los productores de cereales (como maíz). “Pero los productores de fertilizantes se quejan porque no les ha llegado el fertilizante”.

3) Escasean otros insumos. Ahora no se consiguen productos para matar hongos y plagas, asegura, que es algo “elemental para poder producir”.

4) Hay varios obstáculos en las vías. Las personas que han manifestado contra el Gobierno Nacional “han respetado a los productores”, indica Pabón, pero no se puede decir lo mismo de quienes saquean camiones cargados con hortalizas con el alegato del hambre. “La gente desesperada porque tiene hambre, porque no tiene con qué comer, lamentándolo mucho manda a parar los vehículos”, describe.

En las alcabalas de los organismos de seguridad continúa, presuntamente, la matraca.

5) ¿Qué hacer? El directivo de Fedeagro asegura que en 6 meses “los productores de hortalizas podemos aumentar la producción en 85%”. Plantea, incluso, que se les permita exportar una parte de esa producción a fin de obtener divisas con las cuales “comprar semillas de calidad”.

Pabón propone, en lo inmediato, que se permita la importación de semillas “y que el Estado acabe con el monopolio que tiene con Agropatria”. También, que se retorne a Pequiven la distribución del fertilizante.

Si no se toman medidas, alertó, “cada vez vas a conseguir hortalizas más costosas y de peor calidad”.

http://www.gotasdeayuda.com/
http://www.contrapunto.com/noticia/suspiros-y-galletas-dulce-antojo-coloniero-103816/