https://www.navicu.com/?src=af

Sábado, 21 de Octubre de 2017

Contrapunto.com

Opinión

Diversidad en perspectiva

Pink Tax: Si eres mujer, pagas más

Pink Tax: Si eres mujer, pagas más
- Imagen tomada de myroughdraftash.com

...cuentan con una estrategia de marketing segmentada; amparada bajo el argumento de que las mujeres están dispuestas a pagar más por su cuidado personal y por productos que le permitan distinguirse

Las mujeres ganan menos y pagan más como consecuencia de las decisiones tomadas por los hombres en los espacios de poder, esto las condena a la tenencia de menores recursos, perpetuando el monopolio de los recursos económicos en manos masculinas

En el año 1995 la Universidad de California realizó un estudio en el que se calculó que las mujeres estadounidenses pagaban al año aproximadamente 1400 dólares más que los hombres por productos similares, pero que en sus etiquetas y promoción aparecían como dirigidas exclusivamente a las consumidoras femeninas.

Recientemente, el departamento de atención al consumidor de New York analizó y comparó más de 800 productos dirigidos a hombres y aquellos dirigidos a mujeres, para descubrir que el 42% de las veces los productos para ellas resultaron ser más costosos; es decir, los denominados productos rosas o dirigidos a la mujer tienen un valor mayor en promedio del 7%.

Esta desigualdad por razones de género expresada en la distinción masculino-azul y femenino-rosado, principalmente en artículos de cuidado personal, higiene, vestimenta, calzado y tecnología, aunado a la colocación de un precio diferenciado en detrimento de las mujeres se le ha llamado pink tax o impuesto rosa; es decir, que si un artículo es rosado y dirigido a las niñas y mujeres probablemente sea más caro.

Estos productos rosa o “femeninos”, generalmente son mercancías con las mismas características de aquellas dirigidas a los hombres, sin embargo, cuentan con una estrategia de marketing segmentada; amparada bajo el argumento de que las mujeres están dispuestas a pagar más por su cuidado personal y por productos que le permitan distinguirse, lo cual las grandes corporaciones están dispuestas a explotar.

Este hecho no es casual, por el contrario, supone una estrategia más del sistema patriarcal para mantener y legitimar desde diversas instancias la dominación sobre la mujer, así como perpetuar el monopolio de los recursos económicos en manos masculinas.

Según ONU Mujeres, para el año 2014 las mujeres en puestos de alta dirección apenas alcanzaban el 24%; y solo 25 directoras ejecutivas lideran empresas de la lista Fortune 500, es decir, las mujeres representan solo el 5% de los directores de la listas. Esto quiere decir, que son los hombres quienes siguen tomando las grandes decisiones, quienes asignan un menor salario a las mujeres —el cual de acuerdo a ONU Mujeres en un estudio realizado en 83 países, sea cual sea su ocupación, formación y jornada laboral, continúa siendo entre 10% y 30% menos que los hombres por la realización del mismo trabajo-—.

Pero además de ello son los hombres quienes deciden en estas grandes corporaciones el costo que las mujeres deberán pagar por esos productos dirigidos a ellas. Es decir, las mujeres ganan menos y pagan más como consecuencia de las decisiones tomadas por los hombres en los espacios de poder, decisiones que las condenan a la tenencia de menores recursos, y la concentración y mantenimiento de los mismos en manos masculinas.

Es por este motivo que la tasa rosa es más que una simple estrategia de marketing, motivo por el cual ha despertado las alarmas de especialistas y los movimientos feministas quienes comienzan a organizarse principalmente a través de las redes sociales para visibilizar y rechazar una política de mercado segmentada; al mismo tiempo que exigen a los Estados la intervención y regulación de estrategias comerciales que les discriminan.

Lee también en Diversidad en perspectiva: El racismo latinoamericano y el acceso a la justicia | Violadas | Deportes con nombre de mujer | Día Internacional de la Mujer |


Las opiniones emitidas en esta sección son responsabilidad de los columnistas. Su publicación no significa que sean compartidas por Contrapunto.com.

Contrapunto.com respeta y defiende el derecho a la libre expresión, pero también vela por el respeto a la legalidad y al uso de un vocabulario libre de insultos y de contenidos inapropiados a la luz del sentido común y las leyes. En consecuencia, nos reservamos el derecho de editar o eliminar los textos o comentarios que incurran en estas situaciones.

http://www.gotasdeayuda.com/
http://www.contrapunto.com/noticia/suspiros-y-galletas-dulce-antojo-coloniero-103816/