https://www.navicu.com/

Lunes, 16 de Julio de 2018

Contrapunto.com

Arte y Cultura

Con desfiles se despide este domingo la pasarela parisina para dedicada a los hombres

París bien vale 55 desfiles: diseñadores veteranos y emergentes cierran Semana de la Moda

París bien vale 55 desfiles: diseñadores veteranos y emergentes cierran Semana de la Moda
Los modelos de Vuitton, entre los más aplaudidos - Fotos: EFE
  •  
  • EFE
  • Domingo, 21 de Enero de 2018 a las 7:22 p.m.

Tras siete días y de trajes, modelos y desfiles, la Semana de la Moda de París para Hombres dejó claro que las extravagancias han quedado para otros momentos, y que el prêt-à-porter masculino se rige cada vez más por la búsqueda de la practicidad

Compitiendo con Londres y Milán, gracias a la participación de diseñadores jóvenes e internacionales junto a las indispensables grandes firmas, los "pesos pesados" como Vuitton, Balmain, Galiano, Lavin, Kenzo, Miyake, McQueen y Berluti entre, otros consagrados, finalizan este domingo siete días de desfiles y moda masculina que, en algunos casos, también ha incluido algunos diseños que pueden ser usados por ambos sexos.

Los seguidores del vestuario masculino han disfutado de 55 desfiles dedicados a las colecciones otoño-invierno 2018/2019, con una participacion elevada de diseñadores jóvenes y 16 firmas

internacionales, entre las que destacaro: Off-White, de la diseñadora Virgil Abloh; la firma británica Dunhill London, dirigida por el diseñador Mark Weston; la parisina Nïuku, creada en 2014 por Lenny Guerrier, que apuesta por el reciclaje y la cultura vintage.

Un diseño en traje, zapatos y accesorios del diseñador nipón Iroschimi Ochaiai

Energía femina para Vuitton

La presencia en la pasarela de las "top model" Naomi Campbell y Kate Moss revolucionó París y a los invitados de Louis Vuitton al desfile del diseñador Kim Jones, que apostó por un estilismo deportivo, en la misma línea que Issey Miyake y Rick Owens.

Es la última colección de Kim Jones para la firma, que anunció la despedida del diseñador británico tras una colaboración de siete años. Sin embargo, la aparición de las modelos Moss y Cambell al cierre de la pasarela, levantó al público en una ovación que convirtió la despedida de Jones en una fiesta.

Vestidas con una gabardina estampada con el famoso logo de Vuitton, las modelos británicas salieron de la mano del diseñador, quien presentó propuestas más deportiva con ropa todoterreno para adaptarse a los nuevos tiempos sin olvidar la herencia centenaria de la firma: accesorios transformados, con mochilas en colores fluorescentes y bandoleras "monogram" con remaches de titanio, inspiradas en los míticos baúles de viaje de Vuitton, todo con el "monogram" de la firma que es su ADN.

Vuitton audaz en sus colores para los hombres, combinación en en gris y amarillo lima

Issey Miyake

Para Issey Miyake, el "look" deportivo debe adaptarse a la ciudad y, si es posible, a la oficina: pantalones chinos y de pinzas combinaron con chaquetas americanas de cuello mao e impermeables de colores, en llamativos tonos verdes y rojos.



En los accesorios, destacaron las zapatillas blancas y los mocasines negros y unos enormes bolsos de tela resistente al agua, que cuelgan del hombro o se atan a la cintura. "Normalmente me inspiro en la naturaleza o en viajes pero esta vez quería hacer un diseño que tome la energía de nuestro día a día", dijo a Efe Yusuke Takahashi, director creativo de la línea masculina.

Moda Callejera

La moda masculina se rindió a la practicidad en la Semana de la Moda de París con las propuestas de White Mountaineering y Avoc, ésta una firma francesa que crea una silueta inspirada en la periferia parisiense.

Avoc, que se define como unisex aunque prioriza los diseños de hombre, defendió su tradicional silueta minimalista también en un par de looks femeninos, con vestidos ajustados de cuello alto y falda lápiz con un estampado que reinterpretó mapas de la región metropolitana de París, conocida técnicamente como "Gran París".


Especialmente utilitaria fue también la colección de White Mountaineering, que volvió a apostar por lo práctico, el diseño y la innovación, las bases de esta marca japonesa. El punto de referencia fue la escalada, actividad de la que recuperó los objetos más elementales como correas y cuerdas, para llevar alrededor del hombro, o mosquetones de aluminio, que colgaron de pantalones y abrigos.

White Mountaineering continuó su célebre colaboración con Adidas en una línea de deportivas muy planas y coloridas, con detalles en amarillo, blanco, negro o verde.

De la histórica Maison Balmain

El desfile de la histórica maison Balmain tuvo además una sensibilidad mucho más callejera que en otras ocasiones, con pantalones de cuero, chaquetas de piel y cazadoras tipo "bomber" inspiradas en las de aviación, en la colección más militar de Olivier Rousteing, director creativo de la marca.


El creador presentó al mismo tiempo una línea cápsula para mujer, en el mismo estilo, con cotas de malla metalizada inspiradas del medievo como vestidos, botas mosqueteras que se llevaron con pantalones y largos blazers, todo en piel.

La modelo española Blanca Padilla fue la encargada de abrir el desfile, con un vestido caqui de malla semitransparente y, más adelante, lo cerró con un modelo mini de manga larga creado a base de imperdibles, rejilla metálica y lentejuelas.

La firma Balmain convirtió la pasarela de París en un desfile militar "para noches postapocalípticas", con prendas para hombre y mujer inspiradas en la vestimenta de guerra desde el medievo aun futuro no muy lejano, en forma de chaquetas de cuero y minivestidos de malla metálica.


Los pantalones fueron pitillo, no muy pegados a la pierna, pero en cuero efecto vinilo y combinados con botas de combate.Para la mujer, Balmain mantuvo los mismos pantalones, junto a "blazers" por debajo de la cadera y mosqueteras con tacón alto y cuadrado.

Galliano debutó para la Casa Margiela

La primera colección del gibraltareño John Galliano para Maison Margiela atrajo en París a los más escépticos de la extravagancia de la firma belga con sus tradicionales piezas deconstruidas pero de apariencia más fácil de llevar.

La línea bordeó los límites de la sastrería jugando con piezas deportivas y la estética vanguardista de la casa, en uno de los desfiles que más expectación creó en esta Semana de la Moda de París.

Con la pasarela coloreada de amarillo, en un mensaje optimista de la casa, también las prendas supusieron un estallido de color, con una apuesta por estilismos monocromáticos en rojo, blanco, naranja o azul klein que rompieron con algunas piezas más armoniosas de apariencia militar, en negro, gris o azul marino.


Galliano partió de la silueta masculina de la década de 1940, con largos y amplios abrigos rectos en hombros, ligeramente marcados en torno a la cintura, añadió toques militares con parkas y gorros estilo aviador e innovó en la técnica, jugando con los cortes o al darle a un abrigo de caucho apariencia de lana tricotada.

Cerruti fiel a su estética

Cerruti, la histórica firma italiana fundada en 1881, conocida por sus clásicas prendas que se rindió a la moda de la calle, como admitió tras el desfile su director creativo, el estadounidense Jason Basmajian.

Basmajian, el encargado de las creaciones, propuso vaqueros combinados con largas camisas de cuadro que sobresalieron por debajo de sudaderas con el logo de la firma, y combinó prácticas chaquetas con cremallera y capucha con pantalones de traje o jerséis en jacquard.


Para los bolsos, añadió mochilas y riñoneras, que se llevaron por encima del abrigo, y destacaron igualmente los cinturones, con correas con cierres en plástico como las que se utilizan en maletas y ciertos deportes.

Lanvin en clave deportiva

La firma francesa Lanvin rompió con las formas tradicionales del traje masculino con un estilismo deportivo con tejidos de sastrería que, durante su desfile en la última jornada de la Semana de la Moda de París, dejó constancia de cómo ha conseguido actualizar el saber hacer de la histórica "maison".

Su diseñador, Lucas Ossendrijver, hizo gala de su conocimiento del textil para adaptar una de las piezas más famosas de Lanvin, el traje, al hombre de hoy en día. Para ello se valió de tejidos ingleses, como el príncipe de Gales o la espiga, que utilizó en parkas y chaquetas deportivas con pantalones a juego.

Las chaquetas parecían confundirse con el propio abrigo, todo combinado encima de jerséis y camisetas de algodón que se llevaron con chalecos, perdiendo la perspectiva de qué pieza quedaba por encima de la otra. "Casi como un cuadro", afirmó el diseñador.

Los accesorios, además de prácticos y divertidos -como unas bolsas de paja para hacer la compra-, fueron muy coloristas, con una larga variedad de zapatos estilo senderista, en naranja o azul con cuerdas y deportiva amarillas, para culminar la nueva versión del traje.

Celbridades

Antes del gran final se la Semana para ellos, las colecciones fueron celebradas por muchos socialités y celebridades. Pero quienes no se perdieron los desfiles de sus diseñadores favoritos fueron los futbolistas Neymar y David Beckham, habitual en los desfiles de Vuitton y que acudió junto a su esposa, la diseñadora Victoria Beckham.


Entre los asistentes a varios desfiles también destacaron la ministra de Cultura

francesa, François Nyssen, y el presidente de la Federación de la Alta

Costura y la Moda, Pascal Morand, y entre las ex top models y celebridades de Hollywood se vió al actor Orlando Bloom y a la modelo Cindy Crawford.


http://www.contrapunto.com/noticia/suspiros-y-galletas-dulce-antojo-coloniero-103816/