http://www.facebook.com/OrdenVenezuela

Jueves, 22 de Febrero de 2018

Contrapunto.com

Vida

El pequeño "observa que no hay comida, no hay harina, que no hay mantequilla"

Hasta los niños de preescolar se dan cuenta de que algo no está bien en Venezuela

Hasta los niños de preescolar se dan cuenta de que algo no está bien en Venezuela
Cecodap realizó un taller a casa llena con madres, padres y maestras - Fotos: Anthony AsCer Aparicio
  •  
  • Héctor Antolínez Malavé
  • Sábado, 12 de Noviembre de 2016 a las 1:53 p.m.

No se les debe hablar las 24 horas de las carencias, pero tampoco tratarlos como si estuviesen en Disneylandia, propuso el educador Fernando Pereira, director de Cecodap

La crisis económica y social del país ha afectado a diversos sectores de la sociedad, pero quizá uno de los que más apoyo necesita es el de los niños y adolescentes, quienes no siempre logran comprender el motivo por el que su calidad de vida se afecta de golpe. Precisamente por esto es necesario dedicar atención especial al momento de explicarles qué es lo que está ocurriendo en Venezuela.

Esa fue la premisa del taller “Educación en tiempo de crisis”, llevado a cabo este sábado por la organización Cecodap (Centro Comunitario de Aprendizaje). Los docentes de esta ONG, acompañados por padres, maestros y psicólogos que asistieron al evento, discutieron las diferentes realidades de la actualidad de los infantes en el país.

El director general de la organización, Fernando Pereira, destacó que más allá de la realidad económica del país, la sociedad también presenta serios retos en la propia área educativa, y que de ahí la necesidad de entablar una conversación directa.

“La intención es pasearse por la crisis económica y por la dificultad de adquirir alimentos y cómo eso hace que niños no vayan a clases porque tienen que ir a hacer cola o a acompañar a sus padres”, comentó el experto, quien añadió que además existe una “situación de violencia en el entorno lo que hace que exista cada vez más temor”, señaló.

“También existe un problema en el entorno de los centros educativos cuando no se garantiza la seguridad. Dentro de los centros hemos recibido testimonios que hablan acerca de cómo cada vez la violencia está más presente, cómo se ha venido naturalizando”.

En esa línea, Pereira aseguró que existe una realidad que obliga a los adultos a buscar y pensar qué herramientas pueden ser usadas para abordar la situación y explicársela a los niños.

“Dependiendo de la edad del muchacho hay que considerarlo, pero también hay que escucharlo, no se le puede tener al margen. Hay una tendencia a exagerar y hablarles a los muchachos todo el tiempo de la crisis, de lo que no se puede hacer, de lo que no se puede comprar o, por el contrario, no hablarles de nada y tenerlos en Disneylandia completamente aislados de lo que pasa”, detalló el activista.

“Los muchachos no son tontos: ellos ven, observan, captan los sentimientos que nos están afectando. Si van al preescolar hablan con los compañeros en el recreo. A veces pensamos que no saben lo que ocurre, pero resulta que están mucho más informados que nosotros”.

El director general de Cecodap dijo que es importante “no dar largos sermones”, sino más bien enfocarse en lo que al niño le causa duda o temor; es decir, preguntarle directamente para tratar de abordar esa área en particular.

El niño "observa que no hay comida, no hay harina, que no hay mantequilla. Hay que preguntarle para ver cómo se procesan esas inquietudes y hay que estar atentos a los signos que ellos nos puedan dar de preocupación, ya sea que se enfermen, que tengan terrores nocturnos, que se vuelven a orinar la cama, no quieren dormir solos, manifestar temores a salir a la calle o a que el padre vaya a trabajar”, explicó. En estas circunstancias es muy importante dar “caricias físicas”, algo que “para ellos es tan necesario como el oxígeno.

Finalmente, aseguró que otro punto clave es tomarse el tiempo para explicarles a los jóvenes que la situación que se vive actualmente es temporal, que se trata de algo que han experimentado otras naciones y que, eventualmente, se solucionará.

“En tiempo de crisis es clave transmitirles seguridad y confianza en que, a pesar de los problemas que existen, nosotros juntos vamos a lograr salir adelante; que los países han pasado por problemas difíciles pero que hay luz, hay sosiego. Que ellos sepan que aunque hay dificultades estamos trabajando para que se resuelvan”, expresó.

http://www.gotasdeayuda.com/
http://www.contrapunto.com/noticia/suspiros-y-galletas-dulce-antojo-coloniero-103816/