https://www.facebook.com/BeducenVenezuela/

Viernes, 16 de Noviembre de 2018

Contrapunto.com

Opinión

Nodos y Redes

Carlos Brandt: El anarcopacifista desconocido

Carlos Brandt: El anarcopacifista desconocido
Carlos Brandt. Colección Catalá - Foto: Cortesía de Rafael Uzcátegui
  •  
  • Rafael Uzcátegui
  • Lunes, 01 de Diciembre de 2014 a las 4:30 a.m.

Carlos Brandt: El anarcopacifista desconocido

Si no fuera por la investigación de Rodolfo Montes de Oca yo tampoco hubiera entrado en detalles. País de memoria corta, de arterias tapadas con bitumen petrolero, con una cantera de personajes civiles eclipsados por el relato militar de la historia venezolana, cimentado en la Cuarta y amplificado hasta el paroxismo en la Quinta. Resulta que un venezolano mantuvo un profundo intercambio epistolar con León Tolstoi, pionero en la realización de huelgas de hambre como método de lucha entre nosotros, figura importante dentro de los círculos naturistas y vegetarianos internacionales, con institutos regados por todo el planeta de agroecología que llevan su nombre. Escritor prolífico de las publicaciones ácratas ibéricas que estimularon a los anarquistas que enfrentaron la sublevación de Francisco Franco y se liaron a tiros con los estalinistas. Venezolano que murió en 1964 en el anonimato y que, apenas 40 años después, no hay organización ecologista o muchachada endógena anti-carnívora que lo recuerde. El nombre de esta figura es Carlos Brandt Tortolero.

Bajo las garras del Benemérito

Cuenta Montes de Oca, en una obra inédita próxima a aparecer: "Es por esta fecha que nace Carlos Brandt Tortolero, el 11 de octubre de 1875, hijo de Carlos Augusto Brandt Caramelo y Zoraida Tortolero Ortega, una familia acaudalada de origen alemán. Con el tiempo, Carlos Brandt se convertirá en una de las plumas más ágiles del pensamiento libertario en Venezuela, siendo el primer promotor del anarcopacifismo y del vegetarianismo en la región".

Cuenta la leyenda que a los 25 años el joven Brandt le envía una carta a León Tolstoi, uno de sus escritores de cabecera. El autor de Anna Karenina le responde, con lo que se inicia una profunda amistad epistolar entre ambos, que ocasiona que el ruso le pida que prologue su libro Serias consideraciones sobre el Estado y la Iglesia y que traduzca a obra al español, ambas cosas concretadas. El libro aparece en 1901 y es reimpreso por una editorial en Puerto Cabello.

Sin ser parte de la llamada "Generación del 28", Brandt sufre la persecución y encierro en días de Juan Vicente Gómez. El 13 de julio de 1913 es detenido, para pasar 7 meses a la sombra en las mazmorras del oriundo de "La Mulera", donde practica el ayuno voluntario como protesta. En su libro La época del terror en el país de Gómez (1947) recordará: "Creo que soy el primer venezolano en tratar de poner en práctica ese suicidio lento que se llama huelga de hambre". La persecución del Benemérito originará el largo exilio de Brandt a Europa. Durante su ausencia profundiza sus valores en muchas direcciones, incluyendo la búsqueda de una vida más sana y natural. Para ello promueve la formación de la Vegetarian Society, en Estados Unidos, y la Sociedad Naturista Hispana, en España.

Visionario del autoritarismo

No vamos a cansar a los lectores enumerando el resto de la travesía intelectual de Carlos Brandt, un venezolano adelantado a su tiempo, tanto que en 1936 escribía, en uno de sus libros, profecías cumplidas 50 años después: "El llamado gobierno del proletariado sabemos muy bien que es una farsa con que se quiere halagar la vanidad de los obreros para hacer que estos defiendan a su nuevo amo. Los hombres que gobiernan serán siempre hombres de Estado. Así es Stalin y así lo son absolutamente todos los que gobiernan en Rusia y en todas partes del mundo. No hay tales gobiernos de obreros, como tampoco hay gobiernos de relojeros, de sastres, de zapateros ni de astrónomos, etc. Todos los gobiernos del mundo están construidos por hombres de Estado, así fuesen cuales fuesen las profesiones que ejercieran sus gobernantes antes de ser".


Leer también en Nodos y Redes: Kurt Wilckens, el ángel vindicador| Profesión: Sobrevivientes | El día que los punks le cantaron al cura | Cataluña: capital de la sociología de redes

Lee también en Nodos y Redes: Inti Rodríguez: Un desplazado en Caracas (Parte I) | Inti Rodríguez: un desplazado en Caracas (Parte II) | Motilones contra Rockefeller | Una cayena blanca para Howard Clark |


Las opiniones emitidas en esta sección son responsabilidad de los columnistas. Su publicación no significa que sean compartidas por Contrapunto.com.

Contrapunto.com respeta y defiende el derecho a la libre expresión, pero también vela por el respeto a la legalidad y al uso de un vocabulario libre de insultos y de contenidos inapropiados a la luz del sentido común y las leyes. En consecuencia, nos reservamos el derecho de editar o eliminar los textos o comentarios que incurran en estas situaciones.

http://www.contrapunto.com/noticia/suspiros-y-galletas-dulce-antojo-coloniero-103816/