http://www.fospuca.com

Domingo, 30 de Abril de 2017

Contrapunto.com

Nacional

Aunque esto no lo convierte en un santo inocente

No solo el pez león es el “malo de la película”

No solo el pez león es el “malo de la película”
- Fotos: Jonathan Lanza
  •  
  • Vanessa Davies
  • Domingo, 12 de Marzo de 2017 a las 9:29 a.m.

La trucha y tres especies de tilapia se convirtieron, también, en un dolor de cabeza para los ecosistemas, porque desplazan a otros animales, explica el investigador Oscar Lasso-Alcalá

El pez león ha sido criticado, cazado, cocinado. Ha sido expuesto como “el malo de la película”, por tratarse de una especie introducida que ataca a otras. Incluso, el Ministerio de Turismo ha organizado certámenes de pesca del pez león, y se ha animado a los chef para que sugieran cómo preparar platillos con su carne. Pero el león, si bien podría ser el rey de los aprovechados, no es el único. En la lista de peces problemáticos podría figurar uno que parece simpático y, además, es sabroso: la trucha, platillo de los Andes. Y con ella, también, la tilapia.

De oriente a occidente

La trucha “es la segunda especie que ha sido introducida en mayor número de países”, explica el investigador Oscar Lasso-Alcalá, ictiólogo y curador de las colecciones de peces del Museo de Historia Natural La Salle. En Venezuela y en otros lugares “se le atribuye el desplazamiento y la extinción de especies locales, porque se alimenta con peces”, subraya.

Lasso-Alcalá conversó con Contrapunto minutos antes de dictar la conferencia Peces introducidos en ecosistemas marino-costeros, organizada por la Fundación La Salle de Ciencias Naturales el pasado 24 de febrero.


En los Andes, además, se han sumado las prácticas agrícolas inadecuadas, que han afectado a otras especies de peces. Es decir, la trucha las molestas, pero también la contaminación. Con el paso de los años, la trucha ha sido asumida como una especie autóctona, como si de verdad hubiese estado siempre en la zona andina, aun cuando no es así.

También la tilapia ha causado problemas en el país. Varias especies de tilapia fueron introducidas en Venezuela, recuerda Lasso-Alcalá. Con las lluvias torrenciales pasaron al Lago de Maracaibo y ahora son una suerte de plaga que persigue a otros peces. “Ella compite por el espacio”, puntualiza. En la Laguna de los Patos, en la Universidad de Oriente, encontraron que, debido a la introducción de la tilapia negra, “desapareció 80% de las especies”, refiere el científico.

Evalúa que, de todas, son tres especies de tilapia las que se convirtieron en un problemón.

Rápido y preciso

No obstante, que haya otros “malos” no convierte al pez león en un santo inocente. De hecho, el ictiólogo no duda en calificarlo como una plaga. “Según lo que hemos cuantificado, en un año y cuatro meses invadió toda la costa de Venezuela, y en 10 años hizo lo mismo con la costa del Caribe”, enfatiza.

El pez león “es el mayor problema que tenemos de una especie introducida” en Venezuela y además “no se puede erradicar”, detalla. “Lo que sí puedes hacer es reducir el impacto sobre las especies nativas”, con medidas como la pesca y el consumo. Las que se han aplicado.

Por otra parte, no se ha contado con los recursos para la investigación necesaria sobre el comportamiento del pez león, subraya Lasso-Alcalá. Sin embargo, se ha podido constatar que ha desplazado especies comerciales nativas, como el pargo, camarones, cangrejos y pulpo. “Se alimenta de ellos” y, como tiene un apetito voraz, puede comer varias decenas de presas en menos de una hora.

El guapo pez león es un problema económico, ecológico y de salud pública, porque encima tiene veneno en las espinas. Pero todavía se necesita saber más, y para ello, hay que investigar.

Por accidente o intencional

Oscar Lasso-Alcalá investiga, desde el año 2000, las especies introducidas. “Hemos cuantificado alrededor de 200 especies de peces continentales introducidas” en Venezuela. Siete de ellas son de peces marinos. Las invasoras son un problema porque desplazan a las otras, compiten por el alimento e, incluso, llegan a extinguir a las que no tengan fuerza para resistir. Justo lo que sucede con el pez león. Un bello, pero peligroso invitado que llegó para quedarse en nuestro país.

http://www.gotasdeayuda.com/
http://www.e-bolivar.gob.ve/