https://venezuela.ticketmundo.com/Evento/Desorden-P%C3%BAblico-de-cerca---Guarachando-en-navidad/6646

Jueves, 14 de Diciembre de 2017

Contrapunto.com

Entrevistas CTP

El punto central es rescatar el derecho al voto, subraya

MAS celebra 46 años con llamado a un acuerdo nacional entre chavistas, opositores y "nini"

MAS celebra 46 años con llamado a un acuerdo nacional entre chavistas, opositores y
- Fotos: Rafael Briceño
  •  
  • Vanessa Davies
  • Jueves, 19 de Enero de 2017 a las 9:10 a.m.

No se trata de un proyecto contra Nicolás Maduro, sino de la búsqueda de soluciones democráticas a la crisis del país, recalca Felipe Mujica, secretario general del partido naranja

Si un joven observa el color naranja vinculado con un partido político, probablemente lo asociará con Voluntad Popular y no con el Movimiento Al Socialismo (MAS). Cualquier vocero de ese 90% que piensa que el país está mal seguramente escucha la palabra socialismo y le viene a la boca una mentada de madre El MAS se enfrenta, en su aniversario número 46, a estos dos factores en contra: el desprestigio del “socialismo” y el surgimiento de otras organizaciones que han captado la atención de las nuevas generaciones.

El MAS es un proyecto “no concluido”, opina Felipe Mujica, secretario general del partido, en conversación con Contrapunto. Ha tenido momentos buenos, malos y regulares, pero al igual que todos los partidos venezolanos vive “una situación sumamente difícil debido a la pérdida de espacios democráticos”, sentencia.

En otras palabras, no vive su mejor momento y “nosotros tenemos plena conciencia de eso”, pero no por ello Mujica considera derrotado el sueño de derrotar la desigualdad. Todo obliga “a que el MAS tenga que redimensionarse”, y en todo caso, a adaptarse a la nueva sociedad venezolana.

Fiel a su prédica, el dirigente naranja insiste en la propuesta de romper con la polarización y lanzar una nueva propuesta. “El propósito del MAS es formar parte de ese esfuerzo por construir el encuentro entre los venezolanos” sin exclusiones, con reconocimiento y pluralismo. “Las soluciones a la crisis hay que buscarlas entre todos”, subraya. Ello implica el encuentro entre opositores, chavistas y nini. “Aquí nadie sobra. Aquí no se va a acabar el chavismo, no se van a acabar los adecos, no se van a acabar los copeyanos, no se va a acabar Voluntad Popular, Primero Justicia ni el MAS”, enumera.


No es contra nadie

En su 46 aniversario, que el MAS celebrará a partir de las 11:00 am de este jueves en el Hotel President de Caracas, la dirigencia socialista ratificará el llamado al acuerdo nacional por Venezuela. “El acuerdo nacional hay que construirlo con el diálogo y la búsqueda de soluciones”.

-¿Es un acuerdo contra el presidente Nicolás Maduro?

-No es un acuerdo contra nadie. Es un acuerdo por Venezuela. Es, precisamente, para que el centro de la búsqueda de solución sea el país, sin exclusiones.

Mujica recuerda que, en la Junta Patriótica que encabezó la transición luego de la caída de Pérez Jiménez, una de las buenas señales fue la incorporación de todos los factores.

“Todos estos procesos tienen que darse de tal manera que pueda participar la totalidad de los sectores. Un acuerdo contra Maduro es un acuerdo de patas cortas, porque el problema no solamente es Maduro. Maduro es una parte del problema, pero no es el único. Hay problemas en el campo económico, de la inseguridad, de la desigualdad” que obliga a buscar soluciones “entre todos y no con una parte del país excluyendo a la otra”, expone.

El punto central de cualquier acuerdo debe ser “rescatar el derecho al voto”, para poder elegir gobernadores, alcaldes y concejales. Mujica afirma que el revocatorio “está descartado por la vía de los hechos, porque entre el Gobierno y la MUD lo aplastaron el año pasado”.

No dictadura, sí autoritarismo

Felipe Mujica advirtió en 2016 que el país se encaminaba hacia un infierno. El tiempo parece darle la razón. Según su valoración, en este 2017 “las instituciones se desconocen mutuamente” y la Asamblea Nacional “toma decisiones inútiles e ineficaces”.

También persiste la pérdida de derechos, “como el derecho al voto y a la organización política”, precisa. Todo lleva al país “hacia un desastre político”, al que se suma la situación económica.

-¿Cuál es ese desastre político?

-El que tenemos en este momento: no tenemos elecciones, no tenemos partidos políticos y eso nos puede llevar a un esquema de autoritarismo total.

Más que una reestructuración de Gabinete, Mujica piensa que Maduro ha creado un comando operacional para darle una respuesta al chavismo y a la sociedad venezolana. El mensaje que dio el Presidente, en su criterio, es: “Estamos aquí dispuestos a enfrentar lo que tengamos que enfrentar”.

El dirigente masista no cree que Venezuela esté en dictadura, pero sí en un proceso autoritario. De cualquier manera, “la salida tiene que ser democrática, porque no tiene ningún sentido que a un gobierno autoritario le busquemos una salida diferente”, razona Mujica. Cita dos ejemplos: el de la España que superó el franquismo y el del Chile que resurgió tras Pinochet.

En cuanto a la vieja discusión sobre los socialismos, el secretario general del MAS asegura que quienes gobiernan el país entrarían en la categoría de “socialistas autoritarios” y remarca que, tal como lo define la Internacional Socialista, el tema central del socialismo es la lucha por la igualdad sin abandonar la propiedad privada y con énfasis en una economía que funcione. El MAS defiende un "socialismo a la venezolana" que sea democrático y plural, pero -tal como lo admite Mujica- sus autoridades están plenamente conscientes de que les queda un largo camino por recorrer.

http://www.gotasdeayuda.com/
http://www.contrapunto.com/noticia/suspiros-y-galletas-dulce-antojo-coloniero-103816/