https://www.facebook.com/BeducenVenezuela/

Martes, 23 de Octubre de 2018

Contrapunto.com

Nacional

El diputado sostiene que es factible una victoria del exgobernador el próximo 20 de mayo

Leonardo Regnault: Henri Falcón quiere dolarizar para "darle un parao" a la hiperinflación

Leonardo Regnault: Henri Falcón quiere dolarizar para
"China y Rusia, vista la inversión que tienen acá, van a preferir tratar de llevar una relación buena con el nuevo gobierno", señaló el legislador - Fotos: Jonathan Lanza - Contrapunto
  •  
  • Héctor Antolínez Malavé | @HectorAntolinez
  • Sábado, 17 de Marzo de 2018 a las 12:15 p.m.

El abanderado presidencial continúa los contactos con dirigentes y partidos opositores para que apoyen su candidatura. Como vocero de la campaña, Leonardo Regnault asegura a los chavistas que no habrá cacería de brujas

Leonardo Regnault no es solo diputado a la Asamblea Nacional, sino uno de los voceros de la campaña de Henri Falcón para las elecciones presidenciales del 20 mayo, comicios que el legislador está seguro de que culminarán con un triunfo para el exgobernador de Lara.

Regnault destaca que el foco de la campaña de Falcón estará en las necesidades reales de la población del país, lo que, junto al deseo de cambio de las personas, servirá para asegurarle el triunfo.

No obstante, también reconoce la importancia de una estrategia en el área económica, motivo por el cual dio luces sobre qué es lo que el candidato planea ofrecer al país durante su campaña para atender, no solo la hiperinflación, sino también la recesión y la crisis en empresas vitales como Petróleos de Venezuela (Pdvsa).

—¿Cuál va ser el foco principal de la propuesta de Henri Falcón?

—El foco, como lo ha venido delineando el propio Henri, e incluso el vocero económico de la campaña que es Francisco Rodríguez, tiene que ver con las necesidades de la gente, las calamidades, los padecimientos que está viviendo la gente debido a esta crisis económica que produjo una crisis política y social de magnitudes sorprendentes.

—¿Y qué proponen sobre el tema económico, que es el principal problema de la gente?

—Una de las propuestas que se está discutiendo, pero que es una propuesta firme del coordinador del equipo económico es la dolarización para tratar de frenar, de dar un parado a la hiperinflación, y después llevar a cabo un plan de expansión económica que va a permitir salir del foso en el que nos encontramos. Nosotros aspiramos a que en dos años ya el país comience a ser económicamente productivo.

—¿Y con Pdvsa qué se va a hacer? Es la principal empresa del país y está en una situación crítica.

—Todo lo que nosotros vayamos a hacer va a estar de la mano con el sector privado. Entendemos que si bien es cierto que se debe mantener el control estatal en Pdvsa, debe haber inversión privada para su desarrollo, para reactivar la producción que está por el suelo. Hoy estamos produciendo menos de 50% de los barriles que producíamos antes. La mano del sector privado va a ser fundamental para el desarrollo de la nueva Pdvsa que va a surgir del triunfo de Henri Falcón, pero también para el desarrollo del país en todas las áreas: agricultura, turismo, infraestructura.

—¿Y qué se hace con el tema de la deuda externa, que es uno de los más complicados, inclusive desde el punto de vista legal?

—Buscar refinanciamiento. Nosotros estamos ahogados con el tema de la deuda; el compromiso que tenemos de deuda impide llevar al pueblo venezolano los insumos para el desarrollo. Hay que refinanciar la deuda, hablarles a los acreedores con absoluta franqueza y con absoluta responsabilidad y compromiso de lo que vamos a hacer para honrar los compromisos, pero tienen que entender que estamos pasando por un compromiso muy difícil producto de la torpeza económica de este Gobierno y del latrocinio que se le ha hecho a la nación.

—¿Se pueden hacer las dos cosas? ¿Cómo se evita un default total?

—Es que no se puede caer en default porque, si se termina de aprobar eso, tendremos una economía dolarizada. Tu sueldo va a ser depositado en dólares y tus gastos van a ser en dólares, así que no va a hacer falta lo que mucha gente piensa ahora: que al recibir dólares los tiene que sacar. Eso no hará falta, porque los van a necesitar para el desarrollo de la vida misma.

El panorama internacional y las elecciones no reconocidas

Las del 20 de mayo no son elecciones presidenciales comunes; de hecho son, hasta cierto punto, las más peculiares de la historia venezolana, en particular por el contexto en el que se desarrollan: una profunda crisis política que ha llevado a algunos países a manifestar que no piensan reconocer el resultado.

Regnault sostiene que la postura de los países de "no reconocer" no es general para las elecciones, sino que se debe a una eventual victoria de Maduro el próximo 20 de mayo. También asevera que, una vez logrado el triunfo de Falcón, se puede llegar a tener una relación positiva con el mundo, incluyendo a la siempre polémica Cuba.

Son muchos los gobiernos del mundo los que han dicho que no piensan reconocer el resultado de la elección. ¿Qué puede hacer Henri Falcón para conseguir ese reconocimiento y que un gobierno suyo tenga buenas relaciones internacionales?

—Cuando se habla de no reconocer es, por supuesto, porque se piensa que el Gobierno de Nicolás Maduro es el que va a ganar el 20 de mayo. Nosotros estamos compitiendo porque sabemos que esa inmensa mayoría de los venezolanos que hoy se encuentran desesperanzados, ven en la posibilidad del voto el inicio del cambio en este país con el gobierno de Henri Falcón. Al darse eso, el reconocimiento internacional va a ser total. No tenemos duda de que los países van a reconocer que Henri Falcón es el nuevo presidente de la República, porque va a ser sustentado por el voto mayoritario del pueblo venezolano, pero también por el anhelo de cambio, de progreso, de desarrollo, no solo de los venezolanos sino también del mundo en general.

—¿Y qué tipo de relación esperan tener con esos países que, por decirlo de alguna forma, son pro-Maduro como Rusia y China?

— Nosotros tenemos que lograr mantener relaciones con todos los países del mundo, siempre y cuando los intereses del país estén por delante. No vamos a entregarle el país a nadie, pero es una realidad que hay unos compromisos con esos países: nosotros los vamos a honrar en la medida en que se lleve de una forma constitucional y apegada a derecho. Vamos a tener buenas relaciones con todos los países, incluso los que pudieran estar apoyando a Nicolás Maduro. Vamos a buscar buenas relaciones, porque las relaciones tienen que ver con los intereses de las naciones. Queremos tener buenas relaciones con todos. No creo que exista ningún problema. China y Rusia, vista la inversión que tienen acá, van a preferir tratar de llevar una relación buena con el nuevo gobierno.

—¿Y con Cuba?

—Hay gente que ha hablado de la necesidad de haber abierto la posibilidad de conversar con los cubanos. Todo país que reconozca la soberanía popular expresada el 20 de mayo con el triunfo de Henri Falcón, vamos a tener relaciones con ellos. Eso sí, siempre y cuando no se afecten los intereses de la patria.

La campaña, la oposición y las condiciones electorales

Un punto que marcó un antes y un después en la historia política reciente fue la firma de un documento por parte de Henri Falcón y Nicolás Maduro en el que ambos se comprometen a buscar mejores condiciones para las presidenciales. Desde la firma de ese documento, el cual en teoría ofrecería una campaña "más justa", la relación de Falcón y los partidos que lo apoyan con el resto de la oposición dejó de ser amigable, con acusaciones de lado y lado.

No obstante, Regnault rescata que aún se llevan a cabo conversaciones con partidos opositores que optaron por el abstencionismo, y de hecho creen que terminarán apoyando a Falcón.

—Si no le molesta, me gustaría hablar de la campaña. Los recursos que Henri Falcón pueda tener no se pueden comparar con los de Nicolás Maduro. ¿Cómo van a hacer la campaña? ¿Qué harán para disminuir esa diferencia?

—Vamos a hacer un plan de recorrido nacional. Sabemos de las dificultades, no contamos con el aparataje o la logística que pueda tener el Gobierno. Esta será una campaña que vamos a hacer con las uñas, pero va a estar hecha también con el esfuerzo de Henri Falcón que ya ha demostrado que tiene los suficientes guáramos para emprender una campaña como esta. Buscaremos recorrer el país y también muchos medios de comunicación para lograr que la gente conozca la propuesta. Va a ser una campaña muy corta, y por eso diseñamos un plan que nos permita adaptarnos de la mejor forma posible.

—El chavismo tiene estados que son bastiones. Portuguesa es uno. ¿Cuáles son los estados que ustedes sienten que son más "fáciles" de conquistar?

—El país en general. Todo el país está en contra de este gobierno. Lo que tenemos que lograr es que esa gente (cerca de 70% del país) que hoy dice que estaría dispuesta a ir a votar, efectivamente lo haga porque con esa participación estamos seguros de que vamos a triunfar. Nuestro enfoque va a ser devolver la esperanza de que el voto puede ser lo suficientemente fuerte como para salir de este gobierno.

—¿Qué se le puede decir al chavista que tiene dudas? ?Aquella persona que cree en el refrán "más vale malo conocido que bueno por conocer"?

—Lo que pasa es que esto es lo más nefasto que ha tenido este país. Creo que una de las razones por las que el chavismo se desmoronó es por este gobierno corrupto, nefasto, mal administrador. A esa gente le decimos que vamos a trabajar no solo por los que voten por Henri Falcón. Vamos a trabajar por todos los venezolanos, y quienes conocen a Henri Falcón saben que para él esa es una forma de hacer política.

Luego de la firma del documento de garantías electorales pareciera que hubo una ruptura total con aliados de antaño como la MUD. ¿Cuál es la relación que mantienen hoy con ellos?

—En esos partidos tenemos gente que apreciamos, que respetamos, pero también que admiramos. Tenemos grandes amigos y trabajamos día a día para tratar de construir con ellos la posibilidad de que apoyen a Henri Falcón para darle definitivamente el triunfo al país, porque en una eventual presidencia de Henri Falcón el que va a triunfar va a ser el país que va a lograr salir de esta crisis y de la forma más expedita y democrática posible. Nosotros mantenemos puentes permanentes, conversaciones permanentes. Ojalá pronto comiencen a sumarse muchos de los que hoy se encuentran dudando sobre la participación. Esperamos que así sea.

—¿Han hecho algún tipo de gestión concreta para tratar de sumar liderazgo y apoyo de otros partidos?

—Permanentemente estamos conversando con dirigentes que, como te decía, respetamos y admiramos. Ahí tenemos grandes amigos, hemos transitado con ellos muchísimo de este camino que ha sido difícil; hemos estado junto a ellos y esperamos que pronto podamos comenzar a aglutinar a esa gente para salir de este gobierno.

—¿Qué respuestas han tenido con esos intentos de acercamiento?

—Creo que vamos a tener éxito, creo que al final se va a imponer la posibilidad de salir de esto. Hay personas con las que hemos conversado y ellas saben la necesidad de buscar un cambio de una forma pacífica, democrática y electoral. Si bien es cierto que este gobierno siempre ha hecho trampa, que le encanta las triquiñuelas, le encanta torcer la voluntad popular, nosotros hemos demostrado que con la participación popular podemos alcanzar triunfos. Lo demostramos en 2015 y en 2007.

—¿Hasta qué punto es aceptable seguir en campaña si las condiciones no se cumplen? ¿Se retiraría Henri Falcón de la contienda?

—Ya lo ha dicho. Él ha dicho que si las condiciones no son respetadas él evaluaría la posibilidad de retirarse.

—¿Cuáles son los puntos de honor que ocasionarían que él se retirara?

—Tendríamos que ir evaluando el día a día. El Gobierno está contra las cuerdas, y si quiere que de verdad estas elecciones sean reconocidas, tiene que permitir que las elecciones sean limpias y transparentes; si en efecto son así, el próximo presidente será Henri Falcón.

—Uno de los puntos es el acceso a los medios y las cadenas presidenciales.¿Sienten que se ha respetado aun cuando la campaña no ha empezado?

—Estamos acostumbrados al abuso gubernamental. Vamos a luchar hasta el final para que las condiciones sean las más idóneas y las más limpias y transparentes para que el proceso se desarrolle de una forma adecuada.

¿Qué pasa si Henri Falcón gana?

Regnault siente que una victoria del exgobernador larense es factible. El diputado asegura que una victoria cambiaría enormemente el panorama político venezolano, lo que haría que inclusive la Asamblea Nacional Constituyente pasara a un segundo plano, motivo por el que Falcón no se subordinaría ante este organismo.

—En el supuesto de que Henri Falcón gane, ¿se va a ir a juramentar ante la Asamblea Nacional Constituyente?

—Al ganar Henri Falcón el mapa político cambia, la política cambia. Esa constituyente que ha venido trabajando de facto pasaría a un segundo plano. Al ganar Henri Falcón la política venezolana cambiaría y la ANC perdería su fuerza. La ANC solo ha servido para amedrentar; para tratar de encarcelar gente, hacer que diputados estén huyendo porque se les intenta allanar la inmunidad parlamentaria, no por producto de la ley sino por la fuerza. Es un organismo que no es reconocido por el pueblo venezolano y tampoco lo es por ningún gobierno del mundo. Cuando gane Henri Falcón la realidad política cambiará y va a tener que subordinarse al pueblo venezolano; es decir, vendrá un barajo político importante en el país.

Se lo menciono porque si gana Henri Falcón igual tendrá que esperar más de seis meses para asumir el cargo. También hay un precedente de un funcionario electo que no se juramentó y la elección se repitió; ese fue el caso de Juan Pablo Guanipa. ¿Han debatido este escenario?

—Por supuesto. Se debate y siempre va a haber escenarios, pero no es lo mismo una elección para un estado, que una elección para un país. Es cierto que faltarán seis meses, pero el derecho constitucional también es un derecho político. La realidad política va a cambiar enormemente y eso generará algunos movimientos políticos que van a ser en favor del pueblo venezolano.

—Pero para dejarlo totalmente claro: ¿No habrá un acto en el que Henri Falcón irá ante la ANC y dirá que se subordina?

—No lo creo.

—Independientemente de que gane o no Henri Falcón, este seguirá siendo un país polarizado. ¿Cómo llevarlo a un bloque de él?

—No sería un bloque de Henri Falcón. El nuevo país que va a surgir es el país que existe, en el que 80% y más quiere un cambio; incluso aquellos que apoyan al Gobierno quieren que la situación económica mejore, quieren que los índices de delincuencia bajen. Será un país que no va a ser de Henri Falcón, sino de todos; un gobierno que va a ser de inclusión, donde va a haber personas de la oposición, pero también de gente honesta que apoyó a Hugo Chávez. Sería un gobierno de unidad nacional para poder sacar al país del atolladero en el cual nos encontramos.

—Pero hay sectores radicales de ambos bandos que actúan de una forma, usted lo vivió de primera mano cuando el 5 de julio se asaltó el Palacio Federal Legislativo. ¿Se puede dialogar con esos sectores?

— Claro que sí, porque todavía en la FANB hay personas que creen en la institucionalidad. ¿Tú sabes que son los radicales? Cobardes. Los radicales como esos que asaltaron la Asamblea Nacional son cobardes y están amparados con la protección de las instituciones del Estado. Al eso cambiar, te aseguro que esos no van a aparecer por ahí. Esos que ven radicales son, como se dice en Carúpano, "guapos y apoyaos". Cuando se les quite el apoyo, se les acaba lo guapo.

—¿Qué pasará con los chavistas? ¿Habrá persecución?

—Aquí no se le va a perseguir a nadie por su condición o su filiación política. Aquí simplemente se va a tender la mano para trabajar todos por el país. Ahora, aquellos que pretendan estar usufructuando el erario público, contra ellos vamos a ir, y no es una amenaza. No vamos a permitir que el erario se siga usando para enriquecer los bolsillos de algunos jerarcas. Pero en general no va a haber ningún tipo de cacería de brujas.

http://www.contrapunto.com/noticia/suspiros-y-galletas-dulce-antojo-coloniero-103816/