Martes, 18 de Septiembre de 2018

Contrapunto.com

MUNDO CTP

Las emotivas cartas de los niños atrapados en las cuevas de Tailandia

Las emotivas cartas de los niños atrapados en las cuevas de Tailandia
"No se preocupen, todos somos fuertes, todos saldremos" es parte de los mensajes escritos por los niños durante su periplo dentro de las cuevas donde quedaron atrapados. - Foto: Captura Facebook

Los niños atrapados en las cuevas en Tailandia escribieron sendas cartas al momento de darse cuenta que estaban atrapados, con varios mensajes emotivos que ahora están siendo dados a conocer

Desde el sitio en Facebook de la Thai Navy Seal se han mostrado algunas de las cartas escritas por los muchachos atrapados desde el 23 de junio en la cueva de Tham Luang al norte de Tailandia.

Los niños se motivaron a enviar las cartas después de recibir mensajes de sus familias entregados por los rescatistas y después de que fracasaran los esfuerzos esta semana por instalar una línea telefónica dentro de la cueva.

La mayoría de los menores trata de calmar a sus padres, pide sus platos de comida favoritos y destaca que está bien.


"Nick quiere a papá y a mamá. Si logro salir, mamá y papá por favor tráiganme de comer mookatha (una barbacoa típica tailandesa)" fue lo que escribió uno de los niños aprovechando el momento que le ofrecieron para escribir su carta.

Y en el mismo Facebook las personas les contestan emotivamente, incluso ofreciéndoles los suculentos platos de comida solicitados por ellos, con este:


Y otros, como Oil Prachumpornles ofrece un delicioso cerdo a la parrilla, en el mismo hilo de las cartas expuestas en Facebook:

El más pequeño de todos de los niños atrapados en la cueva, Chanin Wibulrungruang (Tun), de 11 años, escribió en su carta: "Papá y mamá, no se preocupen. Estoy bien. Por favor díganle al hermano Yod que se prepare para llevarme a la tienda de pollo frito. ¡Los quiero!".

Por otro lado el entrenador de 25 años, que acompaña desde el principio a los niños en la cueva, Ekkapol Chantawong, se ha disculpado con los padres por haber llevado a los niños a ese sitio.

"Estimados padres, ahora todos están bien. El equipo de rescate nos está tratando a todos muy bien y prometo que los cuidaré de la mejor forma posible".

"Gracias a todos los que vinieron a ayudar. También me disculpo sinceramente con los padres de los niños", señala el entrenador en su misiva pública.

Con el emotivo mensaje del entrenador Chantawong, una mujer identificada como Nicki le responde en el mismo hilo de Facebook de igual manera emotiva:

Usando los traductores en línea, el mensaje enviado al entrenador , dice más o menos así:


"Estimado entrenador

Podemos entender cómo se siente ahora entrenador. No me siento de esta manera. Me gusta hacerlo de todos modos. Entrenador usted lo hacen bien. Creemos que algún día, la mente podrá guiarlo para superar el sufrimiento en mente, para estar seguro. Coaching es un hombre sabio. Apreciamos el verdadero corazón. Como conocemos las noticias hasta hoy, nunca lo culparemos, y entrenador usted también nos comprenderá. Puede cuidar de los doce niños para sobrevivir en un estado mental que no sea de pánico. ¿Sabías que simplemente no sabemos cómo agradecer a los entrenadores? Entrenador, has hecho su trabajo de la mejor manera. Y mira más allá de los deberes. Porque los entrenadores lo hacen con el corazón.

A otras personas les importa. No te olvides de cuidarte.

Pídales a todos que salgan de manera segura."

Y le deja el siguiente link con un video en youtube para que lo vea cuando salga de la cueva:


Los padres de los niños atrapados en las cuevas están muy atentos al desarrollo de todo lo sucedido en el operativo de rescate, pero mantienen la distancia necesaria por respeto y agradecimiento con las autoridades activas, como parte de su cultura tailandensa, y acatan los procedimientos impuestos para poder ver a sus hijos sanos y salvo cuando así se decida.

El mundo entero está paralizado por el final de este rescate que ha trascendido las fronteras tailandesas, en una demostración de solidaridad y esperanza porque los rescatados se reúnan felizmente con sus familias y amigos.