https://www.navicu.com/

Jueves, 20 de Septiembre de 2018

Contrapunto.com

Vida

Las 5 cosas que necesitas saber sobre la poceta de tu gato

Las 5 cosas que necesitas saber sobre la poceta de tu gato
- Foto: Jonathan Lanza / Archivo Contrapunto
  •  
  • Contrapunto
  • Jueves, 21 de Junio de 2018 a las 12:07 a.m.

A tu minino le gusta tener una bandeja de arena limpia

Adorables, pero maniáticos, los gatos no aceptan que su poceta -la caja de arena- esté sucia por mucho tiempo. No lo dudes: si tu minino considera que lo que tiene no satisface sus necesidades, buscará la manera de hacértelo saber. Y tiene cómo: hace pupú en el piso, orina en los sitios que menos esperas.

Lea también ¿Tu gato de verdad te entiende cuando le hablas?

En el caso venezolano, la crisis económica y la hiperinflación han llevado a que los dueños de gatos -o, desde la óptica del gato, los humanos con los que vive- dejen de usar la arena importada, y la reemplacen por arena de playa, arena de construcción, aserrín y otros materiales.

Los gatos necesitan tener su poceta limpia / Foto: Ernesto García - Archivo Contrapunto

Según lo que escribe la veterinaria y etóloga española Rosanna Álvarez en su portal web http://www.etologiaveterinaria.net/, estas son las cinco cosas que no puedes olvidar sobre la caja de tu gato:

1) Tener más de una caja: "En casas con más de un gato en número ideal de bandejas sería igual al número de gatos, y además una más".

2) Cajas en varios sitios: "Las bandejas deben colocarse en distintas localizaciones en la casa para que los gatos dispongan de caja en varios sitios disponibles".

Lea también Estas son las dos señales con las cuales tu gato te dice que está feliz

3) Accesibles: Las cajas "debe ser accesibles, para que cualquier gato pueda entrar, tanto si es un cachorrito, como si es viejo o tiene problemas de movilidad". Es recomendable "no colocar la bandeja en zonas de difícil acceso, de mucho tránsito de gente o animales o de mucho ruido (el ejemplo típico es al lado de la lavadora o secadora)".

4) Despeje diario: La bandeja de tu gato debe ser aseada a diario. También, de ser posible, "deben reemplazarse una vez al año porque retienen y absorben olores".

5) No molestar: A nadie le gusta que lo molesten en el baño, y tampoco a tu gato. Déjalo tranquilo para que haga sus necesidades.

Una mascota es un compromiso con un ser vivo, pero también un gran placer y una excelente decisión para gozar de mejor salud. Lo dicen los estudios: tener un gato, tener un perro hace la vida más grata, más plena y más sana.

Lea también Tu gato y tu perro pueden ser el mejor antidepresivo

http://www.contrapunto.com/noticia/suspiros-y-galletas-dulce-antojo-coloniero-103816/