https://www.facebook.com/BeducenVenezuela/

Miércoles, 14 de Noviembre de 2018

Contrapunto.com

Nexos

#EmprenderEsPosible

La premisa de Foodie: no solo de remesas viven los que se quedan, también de hamburguesas

La premisa de Foodie: no solo de remesas viven los que se quedan, también de hamburguesas
- Foto: Eduardo Arévalo
  • Instagram @foodiecaracas

  • Foodie Caracas +584241634515

  •  
  • Martha Uribe
  • Domingo, 21 de Octubre de 2018 a las 12:11 a.m.

"La comida siempre da", aún en medio de una crisis que se afinca cada día y una hiperinflación que se traga hasta a el más confiado, hay venezolanos que apuestan a emprender en el rubro de alimentación

Israel Hurtado tiene 28 años, es técnico de audio y uno de esos jóvenes inquietos convencido de que en este país "las cosas van a mejorar" y hay que quedarse. Leonardo Dugarte no confía tanto. Hace unos años perdió su principal fuente de ingresos cuando le fue expropiado su negocio de comida en el Hipódromo. Ahora tiene 55 años, y una familia con dos hijos menores de edad que dependen de su empuje para "meterle el pecho a lo que salga". Dugarte es TSU en Relaciones Industriales, hizo carrera en la vieja Mavesa y desde entonces no volvió a ejercer.

Ambos pertenecen a dos generaciones muy distantes, pero un pensamiento común los hizo socios: "plata hay en todas partes, pero hay que salir a buscarla". Después de darle vueltas a varias ideas se decidieron por las hamburguesas "teníamos unas combinaciones que en ninguna cadena iban a conseguir. Hicimos el menú y las ofrecimos en una oficina. Nos compraron 15 hamburguesas, a la gente les gustó, arreglamos algunos detalles y decidimos salir al mercado en marzo de 2017", recuerda Hurtado.



¿Por qué Foodie y no McDonald's, Burguer Shak o el maracucho de Las Mercedes?

Pero negocios que ofrezcan hamburguesas hay aún de sobra en Caracas. Así que una consulta obligada era saber qué diferencia a Foodie Caracas del resto: "primero las carnes: tenemos carne con chistorra y carne con morcilla carupanera; además contamos con servicio delivery, a domicilio, que hasta hace poco ninguna otra empresa ofrecía. Hasta que Burger Shack y otros se aliaron con @tumotorizado. Sin embargo, nosotros trabajamos hasta 12 de la noche, cubrimos un horario en el que las personas no quieren salir de su casa y solo hay, y cada vez menos, puestos de perros en la calle", responde Hurtado.


Sin embargo consideran que su ventaja competitiva frente a "las grandes" es, por ejemplo, que incluyen el costo del domicilio con el pedido y que aceptan pagos no solo en bolívares "sino también desde Zelle, Paypal, Criptomonedas y cuentas en Colombia, España, EEUU".

De pie, al paso de la escasez e hiperinflación

Hasta hace muy poco las hamburguesas venían en combo, acompañadas con tequeños y luego con palitos de yuca. La primera opción se volvió muy cara para sumarla en el costo de la hamburguesa y la segunda desapareció de los anaqueles.

"El primer gran problema fue cuando hubo escasez de harina. No conseguíamos pan estuvimos probando distintos proveedores e intentamos hacerlo nosotros pero no fue muy exitoso. Ahora, con la carne teníamos suficiente y pudimos cubrir la demanda hasta que nos tocó comprarla a precio no regulado", cuenta Dugarte.

Actualmente el pan se los suministra el mismo proveedor de las cadenas de hamburguesas gourmet que hay en la ciudad.


Como al resto, los emprendedores de Foodie Caracas viven al día con las variaciones de dólar.

"En bolívares tuvimos que cambiar precios hasta seis veces, y la gente prefirió comenzar a pagar en dólares. En divisas el precio experimentó variaciones tan pequeñas que decidimos ofrecer las hamburguesas en moneda extranjera", explica Hurtado. Eso contribuyó a estabilizar el menú, "que también variaba semana a semana".

En dólares, Foodie logró estabilizar el precio de las hamburguesas durante al menos 8 meses. "Me parece más honesto que el precio del producto sea el mismo hoy y mañana", precisa Hurtado.

Crisis también es oportunidad

"Dolarizar las hamburguesas" les expandió los horizontes. Actualmente 80% de sus clientes pagan en moneda extranjera y una buena parte hace los pedidos desde el exterior para sus familiares en Venezuela: cumpleaños, bautizos, primeras comuniones "cualquier celebración".


"En esos casos no solo negociamos las hamburguesas, completamos el encargo con lo que quiera el cliente, granjeros, tortas, bebidas, dulces", agrega Dugarte.


También preparan el producto durante eventos. "Es más cómodo para los clientes y así comen caliente cuando los pedidos son tan grandes", explican.

Para la fecha de esta publicación una hamburguesa puede costar entre 4 y 3 dólares.

Lea también Florangel Martínez hizo de su pasión, los terrarios, un negocio rentable en Venezuela

Los contactos para pedidos son: En Instagram Foodiecaracas. Número telefónico: 04241634515.


http://www.contrapunto.com/noticia/suspiros-y-galletas-dulce-antojo-coloniero-103816/