https://www.somosbelcorp.com/

Jueves, 16 de Agosto de 2018

Contrapunto.com

Nexos

La venezolana ofrece una guía para lograr el equilibrio y deslumbrar en cualquier escenario

La healthy coach Juliana Guerrero: Ser bella depende de una nutrición inteligente

La healthy coach Juliana Guerrero: Ser bella depende de una nutrición inteligente
Nutricionista de profesión, aboga por una alimentación consciente para potenciar la belleza - Fotos: Miguel Hurtado - Contrapunto
  •  
  • José Gabriel Díaz
  • Sábado, 21 de Julio de 2018 a las 12:09 a.m.

"La despensa de la belleza" se titula su primer libro virtual en el cual aborda terapias alternativas y nutrición holística, en una suerte de obra de autoayuda que pretende desmontar estereotipos y abrazar la esencia de cada individuo

Juliana Guerrero no se rebusca en frases, tampoco intenta caer demasiado bien a pesar de ser coach motivacional. Es relajada y sabe que la seguridad no necesariamente se consolida a partir de una pose o actitud de sobrada.

El éxito, dice, es cuestión de terapias alternativas y nutrición holística. ¿Pero qué es y cómo se come eso? La respuesta la inscribe en su biblia de autoayuda, un libro que demoró dos años en desarrollar y que incluye frases como: “Comer bien no es de lunes a viernes, sino para toda la vida” o “Ser bella no es seguir estereotipos”, cuestiones de las que hablará en profundidad más adelante.

En formato e-book, entiéndase libro virtual, Guerrero ofrece en La despensa de tu belleza un acercamiento a sus primeros pasos como healthy coach (ya le explicaremos de qué se trata), al tiempo que comparte investigaciones que no prometen milagros físicos inmediatos a partir de dietas demoledoras, pero sí alternativas para conseguir sentirse bien con uno mismo, aprendiendo a comer mejor y a lidiar con las emociones y las energías que nos rodean.

Egresada del Instituto Español de Benowu, en Madrid, esta joven amante de la vida saludable execra la palabra “dieta” de su vocabulario para hablar de la “nutrición inteligente”, que además de aportar cambios físicos otorga felicidad, asegurando que el elixir de la belleza parte de apreciar las bondades de los alimentos.

Radicada en Venezuela, es aquí donde esta venezolana decide sacar adelante su proyecto, pues a diferencia de muchos jóvenes de su generación que optan por irse, ella encuentra en el país el lugar propicio para emprender un negocio que se extiende a otros espacios apelando a las bondades de internet.

“Nada como Venezuela, nada como estar con tu familia, nada como el calor de tu gente. Todavía apuesto a mi país y aquí me quedo”, dice quien vivió unos años en Centroamérica y Europa, pero decidió volver. "Pasó hace siete años".

—¿Qué es una healthy coach?

—Primero debo decir que un fitness blogger y un fitness coach se encargan netamente de la parte física. Un healthy va más allá y toma en cuenta la nutrición y la salud en general. Por eso hablo de la nutrición consciente que te ayuda a encontrar equilibrio corporal, mental y espiritual. Es algo muy completo pues incluso va a potenciar la idea de cómo vestirte para lograr la armonía y extenderla a los hábitos de vida y los elementos holísticos ligados a la salud.

—¿Dónde estudió y cuál es el objetivo?

—Empecé a estudiar nutrición en el Instituto Español de Benowu, en Madrid, y en Venezuela completé la formación en la Federación Española de Aerobic & Fitness. Allí estudié lo que es la parte corporal y fisiológica, de cómo funciona el cuerpo y cómo podemos alcanzar el peso que queremos alcanzar según la alimentación y las terapias alternativas.

—¿A qué se refiere con terapias alternativas?

—A aquellas que completan la parte espiritual: yoga, meditación, comer natural, evitar alimentos procesados o derivados de animales. Las carnes rojas, por ejemplo, acumulan lo que es el miedo y la rabia, si tomas esto en cuenta puedes trabajar en tu equilibrio, te libras de toxinas que en saturación generan emociones, cansancio y estrés. Conectando con la primera pregunta, puedo decir que está naciendo un nuevo fitness que viene con esta movida holística en la que lo que se busca no es un cuerpo definido o perfecto, sino la felicidad y el equilibrio entre cómo te ves y sientes.


—¿Qué caracteriza esa movida holística?

—La nutrición holística se conoce también como nutrición consciente, nutrición inteligente, cómo el ser humano a través de los alimentos puede potenciar su bienestar tanto físico como mental. Esta nutrición te enseña a tomar el control de tus emociones para transformar la actitud frente a los alimentos, que no necesariamente se vuelven un premio cuando los consumes conscientemente y determinas que en lugar de comer todo el tiempo un dulce puedes disfrutar una fruta. Se tumba la idea del castigo-premio. Drenas y liberas sentimientos que te pueden generar factores externos.

—¿Cuáles son los estándares de belleza impuestos y cuáles deberían ser los reales?

—La belleza no radica en tener medidas 90-60-90 o en la que se proyecta imitando a un artista. Las redes sociales hoy son un peligro en este sentido, porque potencian la imitación de estereotipos. Esto atenta contra el autoestima. Puedes realmente ser bella en tu propia piel, y si eso lo potencias con una alimentación saludable indudablemente vas a enriquecer tu belleza, incluso encontrando la misma meta que lograrás con un procedimiento de cirugía estética que te lo garantiza en dos semanas, pero disfrutando y viviendo el cambio interior que es necesario para sentirse mejor, a partir del éxito alcanzado por el trabajo. Durante el proceso uno suele descubrirse y transformarse. Incluso con miedo hay que arriesgarse. Invito a la mujer a conocerse y a lograr su meta disfrutando la experiencia. Los estándares suelen generar frustración.

—En el libro habla de nutrición inteligente en lugar de dieta. ¿A qué se refiere?

—No tiene sentido comer algo que no te gusta y a veces las dietas te hacen sentir obligado a eso. Cuando asumes que tienes que hacer dieta, automáticamente, tu mente entra en reserva y se blinda. Uno debe ajustar la manera como come y no debe existir la generalización. La nutrición inteligente te hace tomar decisiones a la hora de la compra, que te benefician directamente en la salud. Ejemplo: un paquete de galletas es más caro que una piña y lo correcto es tomar la decisión pensando en tu salud. Pese a la crisis toca lidiar primero con los hábitos antes que con los precios, porque la gente suele decidirse en comprar la galleta. No es imposible comer tan saludable, pero es necesario tomar en cuenta lo que sí se puede comer y lo que no.

—¿Cómo nace esta motivación de escribir el libro y qué elementos están presentes en la redacción?

—El libro fue una motivación de romper con el estereotipo de mujeres perfectas impuestas. Yo apuesto por las cosas naturales, porque puedas lograr tu meta, potenciar tu belleza, mejorar tu calidad vida y cambiar físicamente de manera satisfactoria a través de los alimentos y no del bisturí. Soy una persona muy sencilla, no es necesario portar marcas para sentirse a gusto. Debemos acabar con todo esto, porque allí no radica la felicidad. Hay mujeres que tienen todo y se sienten vacías. Hay que buscar armonía y aprender a aumentar el autoestima para lograr lo que quieres.

Por otro lado, no iba a escribir de algo que no había probado. Consumiendo vegetales crudos, vitamina C o fibra puedes mejorar tu cabello, sin necesidad de comprar cortinas de extensiones o químicos. Con los resultados obtenidos decidí escribir al respecto y crear La despensa de tu belleza. Se puede lograr el elixir de la juventud en tu propio estilo y sentirte cómodo.

Me llevó dos años escribir, investigando y conociendo las experiencias de mis pacientes. El libro cuenta eso, habla de alimentos, cuáles te benefician y cómo debes constituir la alimentación. Habla de diferencias corporales y la necesidad de acudir a un profesional. Luego doy tips para potenciar esa belleza.

—Pero eso lo hace mucha gente en YouTube, digo, dar información y tips de belleza. ¿Qué opina al respecto?

—Me molestan los tutoriales subidos por bloggers a YouTube. Me decepciona que suban información sin medir su impacto. Es irresponsable que solo para ganar atención y dinero ejecuten este tipo de retos. Estoy muy atenta a estas cosas que no haría jamás. La gente tiene que tener cuidado a quién sigue y con qué fe hace lo que encuentra allí. Al alcance incluso para niños y jóvenes que no tienen idea de lo que es la motivación o comer saludable. Se crean hábitos delicados.

—Libros de este corte hay muchos. ¿Qué aporta en esta materia?

—En Venezuela el libro puede aportar porque son pocos los textos que tocan este tema. El país está atrasado con esto y se ha quedado en el tema del fitness que está bien, pero hay mucho más. Por ser mujer hablo basándome en mi experiencia y mi perspectiva, pero el libro puede ser leído y aprovechado por hombres. No está escrito en femenino.

—En su discurso habla mucho de la felicidad. ¿Dónde yace esta y qué es?

—Es un estado permanente. Puedes vivir un momento gris y con un pensamiento positivo te ríes. Soy de las personas a las que se le puede estar cayendo el mundo pero busca algo positivo y se aferra a eso. Dentro del caos siempre hay oportunidades de surgir, emprender y ser feliz. Claro que es algo de cada quien.

—¿En crisis económica se puede tener una nevera llena con lo necesario para lucir atractivo?

—Sí, yo lo hago. Uno tiene que comer de forma consciente, hay hábitos que no son saludables y hay que cambiarlos. También hay que ir a comprar sin hambre. Con hambre se te prende el bombillito de la necesidad de comprar lo que no debes. Una galleta o una chuchería se vuelven opción para resolver y no.

—En Venezuela es complejo desmontar estereotipos. ¿Qué opinión le merece el boom de los concursos de belleza?

—Yo no soy amante de los concursos de belleza. La mujer debe ser integral, las "medidas perfectas" no te hacen más interesante o preparada. Me gustaría que se enfocaran más en la preparación que es algo que ya se ve en otros países. Construyen mujeres que no solo representan un país sino que pueden enfrentarse a cualquier reto. Mejor tener una fábrica de mujeres emprendedoras que una de barbies.

—¿Qué tipo de público recibe en su consulta?

—Basado en mi experiencia yo empecé con 27 años, tengo 29, y me visitan personas entre 27 y 35 años de edad. La necesidad de construir espiritualidad no nace al inicio de los 20 sino cuando la mujer ya es más adulta y está consciente de lo que quiere y cómo puede empoderarse reforzando el autoestima.

—Hay mujeres que se esconden tras el maquillaje para sentirse mejor. ¿No?

—No toco el tema del maquillaje y soy anti-eso. Siempre ando lo más natural posible. Soy una persona muy sencilla, solo me maquillo si la ocasión lo amerita. El maquillaje no te hace ver lo que realmente eres. Ante el mundo tienes que mostrarte tal cual eres. Me gusta mucho cuidarme la cara y la piel, pero no me gusta andar maquillada.

No podíamos dejar pasar la oportunidad para pedirle, a modo de consulta, algunos tips que no fallan para verse bien. Muchos de estos los comparte en su Instagram @julesnopolis, en el que además coloca el link de venta de su libro y promociona su página web: www.julesnopolis.com. Las asesorías, asegura, las coordina por julesnopolis@gmail.com.

Los tips de Jules

-No dormir con maquillaje

-Aplicarse protector solar todos los días

-Lavarse la cara y hacer baños de vapor con manzanilla

-Usar mascarillas de cristal de sábila en la cara

Claves para lucir bien

-Ser tú misma

-Sentirte cómoda con lo que llevas puesto

-No tanto maquillaje

-Vestirse según lo que se quiera proyectar

-Buscar armonía a partir del amor propio

Nunca coma

-Dulces

-Frituras

-Comidas rápidas

-Refrescos

-Alimentos procesados

-Grasas saturadas

-Azúcar refinada

Sí coma:

-Alimentos en su estado natural

-Frutas

-Vegetales, casi siempre crudos

-Hortalizas

-Cereales (recomienda avena, linaza y semillas de auyama)

-Té

-Especies para evitar los potenciadores de sabor artificiales

-Y tomar mucha agua

http://www.contrapunto.com/noticia/suspiros-y-galletas-dulce-antojo-coloniero-103816/