https://www.facebook.com/BeducenVenezuela/

Jueves, 18 de Octubre de 2018

Contrapunto.com

Entrevistas CTP

"Si no se hace ese referéndum no deberíamos tener ningún compromiso"

José Antonio Gil Yepes: acuerdos oposición-Gobierno deben ser sometidos a referéndum

José Antonio Gil Yepes: acuerdos oposición-Gobierno deben ser sometidos a referéndum
- Fotos: Ernesto García
  •  
  • Vanessa Davies
  • Domingo, 03 de Diciembre de 2017 a las 10:09 a.m.

El analista y director de la encuestadora Datanálisis advierte que la oposición no debe reconocer la asamblea constituyente bajo ninguna circunstancia

Elegante como un perfume de Chanel, pero implacable como un puñal que parte en dos el corazón: así es la crítica que el analista político José Antonio Gil Yepes, director de Datanálisis, le hace a la oposición venezolana. Obviamente sus cuestionamientos al Gobierno se mantienen, igual que lo ha hecho desde antes de que Hugo Chávez llegara a la Presidencia de la República, pero al examinar el comportamiento de la dirigencia de la oposición tampoco escatima críticas.

“La perspectiva del bloque opositor es el cumplimiento de las cuatro ofertas que se comprometió el Gobierno a cumplir en 2016, y por lo cual la oposición entregó la bala de plata, que era el revocatorio”, sostuvo Gil Yepes, en conversación con Contrapunto. A su juicio “eso no tiene ni pie ni cabeza”.

El Gobierno, por su parte, “pone como condición que le reconozcan la asamblea constituyente y que se acaben los ataques contra la soberanía de Venezuela”, dos cosas que son “completamente etéreas y que no pueden formar parte de ninguna negociación en ninguna parte del mundo bajo ninguna circunstancia”, alertó el analista en el contexto del Día Nacional del Comercio y los Servicios, celebrado este martes 28 de noviembre en el Hotel Eurobuilding de Caracas.

–¿Por qué?

–Porque, en el caso de la constituyente, tiene poderes plenipotenciarios. Reconocerla significaría que la asamblea constituyente puede hacer cualquier cosa, inclusive revertir todos los compromisos que el Gobierno haga en función de las cuatro ofertas originales de 2016: liberación de presos políticos, ayuda humanitaria en alimentos y medicinas, cronograma electoral y condiciones electorales transparentes para elegir al presidente de la República y el reconocimiento de la Asamblea Nacional; las decisiones de la AN o el reconocimiento y respeto a la Constitución en las funciones de cada uno de los poderes.

–Usted dice que pueden llegar a un acuerdo y que la constituyente lo eche para atrás.

–Que lo eche para atrás porque puede cambiar las condiciones completamente, y ese cambio de condiciones puede tener un gran paraguas, que es que al día siguiente de reconocida la asamblea constituyente como legítima por la oposición, inmediatamente va a hacer una nueva Constitución. Esa nueva Constitución te puede llevar de un modelo de república liberal, que es lo que hemos tratado de ser -hablando de democracia, pluralismo, tolerancia, propiedad privada- a convertirnos de la noche a la mañana en una república colectivista. Te puedo haber ofrecido todas las condiciones electorales del mundo, pero al día siguiente me cambias a una República colectivista, como Cuba o como China, donde no hay elecciones universales, directas y secretas, sino que votas en cuarto, quinto, séptimo grado.

–¿Cree realmente que eso puede pasar?

–Por supuesto que puede pasar por la ideología de los que manejan el Gobierno de Venezuela y la asamblea constituyente.

–¿No cree que ante la situación del país todos los sectores han pensado mejor sus posiciones?

–No creo que la oposición sea tan inocente -como lo fue en el último trimestre de 2016- como para volver a repetir esa inocentada y volver a aprobar una cosa que no le iban a cumplir. Era evidente.

–¿Para qué va a ir la oposición ahora si tampoco le van a cumplir?

–Puedes ir ahora, pero en la medida en que pongas las condiciones muy claras y en la medida en que lo comuniques. Una negociación no se gana solamente por tener más músculo o por tener más dinero, fuerza bruta o fuerza militar; se gana por el manejo psicológico de las cosas, como muchas veces ganaba Chávez cosas y muchas veces ganan los señores en el gobierno, que son unos artistas manejando psicológicamente las cosas. Ya se empezó a hacer, y hay que reconocerle a la oposición: ¿El Gobierno no invitó a los tres cancilleres que representan el punto de vista de la democracia? Entonces nosotros no vamos, y que todo el mundo lo sepa.

–¿Ahora van en igualdad de posiciones?

–En cuanto a que tienen tres y tres representantes, sí.

–¿Políticamente van en igualdad de condiciones?

–Pareciera que el Gobierno es mucho más poderoso que la oposición, pero si la oposición se concentra en controlar el proceso, especificar sus condiciones y divulgarlas y exigirlas, o si no, retirarse con razones válidas, eso significa una pérdida de territorio para el Gobierno.

–¿Cómo se refrendan esos acuerdos? ¿Habría que llevarlos a referéndum?

–Creo que sí. Que los acuerdos deben ser llevados a referéndum. Nadie puede decir que yo reconocí a la asamblea constituyente, porque no la reconozco y no la reconocería jamás ni nunca. Esos señores que me representan en una mesa de negociación no tienen derecho a negociar una cosa como esa, ni ninguna otra. Tienen que pasar por un referéndum aprobatorio del pueblo venezolano.

–¿Si no se hace?

–Si no se hace ese referéndum no deberíamos tener ningún compromiso. Ya lo vivimos en 2016. ¿Cómo vas a negociar un revocatorio ganado 80-20 por cuatro condiciones, entre las cuales estaba una cosa como un cronograma electoral? ¿Eso qué es?

–Pero el Gobierno ganó las elecciones regionales.

–El Gobierno ganó las regionales, pero las ganó con maña, con mala maña, más la interpretación. No solamente la maña y la abstención por reclamo de los ventajismos del Gobierno, sino que allí operó una cosa que no es exactamente el problema de los ventajismos del Gobierno: la interpretación que les dieron los opositores a los ventajismos del Gobierno, que produjeron 3 millones de votos menos.

–¿Eso no le hace perder fuerza a la oposición internacionalmente?

–Claro. Igual que le está haciendo perder fuerza a la oposición ese absurdo electoral de llevar seis candidatos, cuatro candidatos para un municipio. Eso es una vergüenza.

–¿Qué debería hacer la oposición?

–Les hago un llamado a los empresarios: los empresarios no pueden seguir financiando a los partidos sin condiciones.

http://www.contrapunto.com/noticia/suspiros-y-galletas-dulce-antojo-coloniero-103816/