https://www.navicu.com/

Miércoles, 15 de Agosto de 2018

Contrapunto.com

Arte y Cultura

El nuevo título fue editado por el sello Oscar Todman

Jacqueline Goldberg: Todo gira en torno al temblor

Jacqueline Goldberg: Todo gira en torno al temblor
"El cuarto de los temblores" reúne textos que hablan en primera persona de la enfermedad, reflexiones sobre libros y temblores ajenos, crónicas, entrevistas a terceros, citas de filósofos, poetas, boleristas y hasta raperos - Fotos: Jonathan Lanza - Contrapunto
  •  
  • Contrapunto
  • Sábado, 30 de Junio de 2018 a las 12:23 a.m.

"El cuarto de los temblores" es el libro más transgenérico de Goldberg y se presenta este domingo, a las 11:00 am en la Escuela de Enfermería de la UCV, en Sebucán

Este domingo 1 de julio a las 11:00 am se presentará en la Escuela de Enfermería de la UCV El cuarto de los temblores, el más reciente libro de la poeta venezolana Jacqueline Goldberg, publicado por Oscar Todtmann Editores.

En esta más reciente entrega, calificada como su trabajo más íntimo y confesional, Goldberg escribe sobre la enfermedad huérfana que padece desde la infancia.

Este evento contará con la participación de Ana Teresa Torres, Albor Rodríguez, Naky Soto y la autora, además de estar auspiciado por la Fundación Fondo Andrés Bello, la Escuela de Enfermería de la UCV, el Centro Deportivo Ciudad de las Artes Sebucán y la Fundación La Poeteca.

Escribir el temblor

Después de su novela Las horas claras, El cuarto de los temblores es el libro más transgenérico de Goldberg. O como ella misma dice, "des-generado". Con fragmentos de inmensa carga poética, se aproxima con igual fuerza a la narrativa, al ensayo, la autoficción, la autobiografía, el cuaderno de notas, la crónica y un género aún más mestizo que procura dar cuenta de la narrativa del paciente clínico.

Goldberg tiembla. Lo hace desde niña. Quienes la conocen o la han visto, saben del temblor constante de sus manos. Esta condición ha sido diagnosticada como una enfermedad rara o huérfana, de esas que no tienen cura sino ratos de sosiego.

En las páginas de este libro todo gira en torno al temblor. Reúne textos que hablan en primera persona de la enfermedad, reflexiones sobre libros y temblores ajenos, crónicas, entrevistas a terceros, citas de filósofos, poetas, boleristas y hasta raperos. Casi todo cuanto tiembla halla noticias en estas reflexiones.

¿Por qué publicar justo ahora, después de tantos libros, sobre una condición que la ha acompañado toda su vida?

—Tengo alrededor de 10 o quizás 12 años trabajando este libro que creo que no es necesariamente sobre esa condición nada más. Es un libro sobre muchas otras cosas y que funciona dentro de esta búsqueda y esa experimentación formal en la que yo he estado. En fin, esas cosas una no la determina, salió porque tocaba, ahora fue que se dieron las circunstancias.

—¿Siente que de alguna manera el temblor ha condicionado o se ha filtrado en su escritura?

—Metafóricamente me gustaría pensar que es así. Pero cualquier cosa que diga puede sonar muy elaborada y muy a mi conveniencia. Lógicamente se ha filtrado porque, por ejemplo, me cuesta mucho escribir a mano. Yo no soy escritor de andar anotando en papelitos. Creo que la frase corta, contenida, tiene que ver con mi necesidad de escribir muy rápido y en unos pocos hechos decir todo lo que quisiera decir.

—¿Por qué recurrir a este tipo de libro híbrido o "des-generado" como usted misma lo denomina?

—Quizás son los tiempos. Estoy muy inquieta y necesito saltar de una forma a otra. No solo en la escritura, también en mi lectura. Yo estoy todo el tiempo leyendo un poquito poesía, una novela, un ensayo, una obra de teatro, viendo videos, leyendo en internet. Un poco los saltos que creo que damos todos.

El escritor mexicano Mario Bellatin afirma que por medio de la escritura Jacqueline Goldberg "busca su propia manera de insertarse a una escritura de letanías que desde tiempos inmemoriales ha tratado de develar los misterios que nos acompañan".

—Este libro puede leerse como una especie de investigación, muy heterodoxa. Se podría decir que hay una necesidad de reconocerse en la experiencia de los otros, de buscar filiaciones.

—Precisamente porque viene de una investigación y esta arrojó cosas muy distintas. Era entonces cuestión de ponerla tal cual: diversas como son.

"Creo que todos estamos buscando espejos y ecos todo el tiempo en todo lo que hacemos y por eso vivimos en sociedad; si no, estuviéramos en una cueva. El libro refleja esta búsqueda de alguna manera, pero como una cosa natural. No creo que sea nada extraordinario", comentó a Contrapunto.

—¿Ha descubierto anécdotas o textos relacionados con el temblor que hayan quedado fuera tras la publicación de El cuarto de los temblores?

—¡Montones! Me he estado acordando de montones de cosas que no están en el libro. Pero, bueno, estamos hablando de 47 años de memoria del temblor. El libro no podía reflejar mi vida, además tampoco se trata de eso. He estado reflexionado en montones de cosas que hoy en día pude haber incluido. Por eso precisamente me abrí un blog que se llama tal cual el libro (El cuarto de los temblores) donde voy a ir poniendo cosas de las que me voy acordando y anécdotas o recuerdos que me van comentando otros.

La presentación será a las 11:00 am, en la Escuela de Enfermería de la UCV, ubicada en la avenida principal de Sebucán (avenida Miguel Otero Silva).

http://www.contrapunto.com/noticia/suspiros-y-galletas-dulce-antojo-coloniero-103816/