https://www.facebook.com/BeducenVenezuela/

Jueves, 18 de Octubre de 2018

Contrapunto.com

Arte y Cultura

La ex candidata presidencial reconoce que la vida le ha enseñado "a tener mucha tolerancia"

Ingrid Betancourt: Debemos construir por encima de la adversidad

Ingrid Betancourt: Debemos construir por encima de la adversidad
- Foto: EFE
  •  
  • Contrapunto
  • Domingo, 06 de Mayo de 2018 a las 1:22 p.m.

"Las experiencias difíciles que uno tiene en la vida pueden cobrar un valor más allá de lo personal si uno encuentra las palabras", dice sobre el drama que vivió entre 2002 y 2008 cuando fue secuestrada por las FARC

Fueron seis años, cuatro meses y nueve días los que estuvo Ingrid Betancourt secuestrada en manos de la guerrilla, una experiencia que no se olvida, ha plasmado en libros y que es la base para su participación en la Feria Internacional del Libro de Bogotá (Filbo) en cuatro paneles con otros escritores sobre opresión, dolor, duelo, guerra y paz.

Betancourt reconoce a EFE que la vida le ha enseñado "a tener mucha tolerancia" frente a quienes no piensan como ella "y a tratar de crear puentes de comunicación aún en esquemas de mucho antagonismo".

En su opinión, en Colombia "las personas han cambiado muchísimo" en los últimos años, algo que la "reconforta inmensamente" y que la hace sentirse "muy tranquila", principalmente cuando viene al país procedente de Francia, donde vive, "y también muy orgullosa de ser colombiana".

No obstante, ha enfrentado "situaciones difíciles", como enfrentar "el impacto de la mentira" sobre las circunstancias de su secuestro.

"Cuando yo salí a la libertad me encontré con una narración de los hechos sobre mi secuestro que era totalmente en contraria con lo que yo había vivido, y por más que he tratado de explicar lo que yo viví es como si la mentira fuera más creíble que la verdad y eso para mí ha sido una fuente de dificultad, de zozobra", afirma.

En cuanto a la escritura de libros como No hay silencio que no termine, asegura que es un ejercicio con "una significación diferente" porque le permite "transformar algo muy fuerte y doloroso en una reflexión que se pueda compartir con otras personas".

"Lo que yo encuentro que es muy valioso en la literatura es que es un ejercicio de una intimidad extraordinaria porque uno escribe sin filtros, no hay nadie al frente de uno, salvo el papel", explica.


Con información de EFE

http://www.contrapunto.com/noticia/suspiros-y-galletas-dulce-antojo-coloniero-103816/