https://www.navicu.com/?src=af

Jueves, 21 de Septiembre de 2017

Contrapunto.com

Opinión

Debate | Por la alternativa económica no petrolera de Venezuela

Guayana no se detiene

Guayana no se detiene
Fuerza laboral en Guayana. Imagen tomada de la cuenta twitter @YsmelPSUV -

Nuevamente demuestran la desorganización, la carencia de valores y el escaso amor por Venezuela llevando a jóvenes como carne de cañón a marchar sin objetivos claros, inoculando un odio dentro de sus seguidores y hasta al más pacífico lo convierten en criminal...

Observamos concentraciones a las que cada día les queda menos participantes, y nos preguntamos, ¿es esto lo que apoya el oposicionismo? ¿A esto apuestan?

De las grandes fortalezas que tiene el Pueblo Venezolano una de las más notables es su esencia trabajadora. Al venezolano nada le impide salir a ganarse el sustento, siempre está en disposición de ejecutar el trabajo incluso más forzado con optimismo y la alegría que nos caracteriza.

El estado Bolívar es destacado por su fuerza laboral, decir Guayana es evocar todo el desarrollo que se ha forjado desde la mano obrera, al calor de las empresas básicas, del hierro, el acero y todas las grandes industrias que han hecho de ésta, una región en constante productividad.

De las experiencias que han puesto a prueba esa esencia rigurosa, fue en el 2002 (como todos debemos recordar) cuando la ultraderecha aliada de los conflictos y la improductividad, decidió paralizar el país como el paso primordial de un golpe de estado que lograron fraguar y nos tuvimos que calar los venezolanos... en ese nefasto proceder intentaron arremeter contras las empresas básicas cortando el suministro de gas proveniente de Anaco y necesario para su operatividad, para sumarlas forzosamente al sabotaje nacional planteado para acabar con el proceso revolucionario.

Es en ese momento cuando se puso a prueba la voluntad de la fuerza laboral de Guayana que tenía las esperanzas cifradas en un hombre como Hugo Chávez, el primer presidente venezolano que miró el esfuerzo y la entrega con que miles de hombres y mujeres sostenían con su trabajo a unas empresas básicas que habían sido objeto de desinversión absoluta, de desidia política; esa gran fuerza laboral se fue hasta Anaco a evitar con la vida si hubiera sido necesario, la paralización de la gran industria de Guayana.

Fueron, son y serán un ejemplo para todo el país. Ese gesto de amor inmenso por las empresas que representan el sustento de tantas familias y la definitiva alternativa económica no petrolera de Venezuela, lo debemos reconocer las y los ciudadanos sensatos que sufrimos y padecimos la hecatombe que una ultraderecha irracional provocó logrando paralizar PDVSA, haciéndole perder al país millones de dólares diariamente, nos quitaron las Navidades, la paz e intentaron desplomar nuestra democracia armando un régimen de facto orquestado por el "equipazo" del breve carmona.

Lamentablemente la oposición no aprendió la lección que este Pueblo Venezolano le dio entonces cuando salió a rescatar al Presidente legítimo, a rescatar las instituciones y el estado social de derecho; siguen cometiendo los mismos errores de entonces y pretenden nuevamente aplicar el guión golpista que intenta poner en jaque no sólo al Gobierno sino la estabilidad del país entero. Nuevamente demuestran la desorganización, la carencia de valores y el escaso amor por Venezuela llevando a jóvenes como carne de cañón a marchar sin objetivos claros, inoculando un odio dentro de sus seguidores y hasta al más pacífico lo convierten en criminal, como aquel que prepara objetos contundentes para lanzarlo a las marchas Chavistas.

Observamos concentraciones a las que cada día les queda menos participantes, y nos preguntamos, ¿es esto lo que apoya el oposicionismo? ¿A esto apuestan? A que los jóvenes que los siguen pierdan clases en las universidades e instituciones y que falten a sus puestos de trabajo, cuando lo que verdaderamente se necesita es gente Productiva que desde cada labor sumen a la Patria potencia que tanto nos necesita. Ese es el espejo de un oposicionismo que además de carecer de algún proyecto honesto para el país, están sumados a una agenda de destrucción y desestabilización que nos resta a todos y no representa ninguna vía para salir de los problemas que verdaderamente nos aquejan.

Por eso desde este lado que representamos la fuerza laboral, tomamos el ejemplo de las Trabajadoras y Trabajadores (así, con mayúscula) de Guayana que siguen apostando a sus Empresas Básicas, que no se detienen por nada y creen en la Patria por la que suman esmero y dedican horas de grandes esfuerzos. Esa Patria que es de todos, no de blancos o de rojos, sino de todas y todos los VENEZOLANOS.

Viviremos y venceremos!

Lee también en Debate | Por la alternativa económica no petrolera de Venezuela: Guiemos a nuestra juventud | La verdadera integración | Patria impostergable | El peligro de la inconciencia |


Las opiniones emitidas en esta sección son responsabilidad de los columnistas. Su publicación no significa que sean compartidas por Contrapunto.com.

Contrapunto.com respeta y defiende el derecho a la libre expresión, pero también vela por el respeto a la legalidad y al uso de un vocabulario libre de insultos y de contenidos inapropiados a la luz del sentido común y las leyes. En consecuencia, nos reservamos el derecho de editar o eliminar los textos o comentarios que incurran en estas situaciones.

http://www.gotasdeayuda.com/
http://www.contrapunto.com/noticia/suspiros-y-galletas-dulce-antojo-coloniero-103816/