https://www.navicu.com/

Lunes, 20 de Noviembre de 2017

Contrapunto.com

Arte y Cultura

A Cecilia Martínez la inyectó José Gregorio Hernández, bailó con Gardel y modeló para Reverón

La primera voz femenina de la radio venezolana falleció a los 102 años

La primera voz femenina de la radio venezolana falleció a los 102 años
Nació en Caracas el 24 de noviembre de 1913 - Foto: milagrossoccorro.com
  •  
  • Daniel Rojas
  • Miércoles, 23 de Septiembre de 2015 a las 8:33 a.m.

Esta caraqueña dedicó su vida a revolucionar la industria audiovisual nacional. A la par de su éxito laboral, conquistó espacios para la emancipación de la mujer

La de ella es una historia de vida contada a partir de las primeras veces. Fue pionera en todo lo que para su época, siendo mujer, había sido desempeñado por los hombres y, por eso, rompió paradigmas. Como si fuera poco, la industria de la radio y la televisión venezolana nacieron con ella. Hoy, a sus 102 largos años, falleció en Caracas Cecilia Martínez, una venezolana a la que el país le debe más de un siglo de esas primeras veces.

Además, la catira chiquita que en radio anunciaban como una mujer alta, morena, de cabello largo, o como una india fuerte, fue toda una estrella de las radionovelas, cantó el primer jingle en la historia de la publicidad de nuestro país y tuvo un exitoso programa en la pantalla chica por 30 años: "Nosotras las mujeres".

Por si esto fuera poco, Cecilia fue inyectada por José Gregorio Hernández para tratar la difteria que padeció, modeló para Armando Reverón, bailó y coqueteó con Carlos Gardel en el Club Paraíso, salió con Pedro Estrada, ganó la primera demanda por divorcio que se sentenció en el país, en 1940-luego volvería a casarse- y desde que se instauró el voto femenino, en esa misma década, jamás se perdió una elección.

La caraqueña de antaño

La hoy congestionada y apocalíptica avenida Baralt, vio nacer el 24 de noviembre de 1913 entre las esquinas caraqueñas de Truco y Guanábano, específicamente en la casa número 103, a Cecilia Martínez, quien pertenecía a una de las familias más acomodadas de la capital venezolana.

Desde pequeña alcanzó notoriedad antes de despuntar en la radio y televisión venezolanas. Parte de su árbol genealógico es memorable.

Fue la segunda de los 4 hijos del matrimonio de Alberto Martínez Reverón y Josefina Mendoza Aguerrevere, nieta del expresidente Cristóbal Mendoza. Entre sus primos destacan el humorista Leoncio Martínez y el pintor Armando Reverón, de quien también fue modelo.

“Él hacía unas muñecas horribles y era yo”, recordaba, de acuerdo con una biografía publicada en el blogspot orinopadrerio.

Primera voz de la radio venezolana

La niña pionera de la radio se codeó, desde sus comienzos a los 14 años, con los fundadores de la radio y la televisión en Venezuela. En la radio su primer jefe fue Edgar Anzola, pionero de la radiodifusión.

Para su trabajo radial, tenía un gran repertorio musical que heredó de su madre, el cual contenía pasodobles, merengues y coplas españolas que la señora Mendoza de Martínez tocaba al piano mientras sus dos hijas mayores la acompañaban cantando. Cecilia tenía además un talento histriónico que la impulsó para resaltar en las ondas hertzianas y en la televisión.

“Yo fui consentida por todos porque yo era una niñita cuando comencé. Nunca tuve un problema en televisión”, dijo, también citada en el referido blogspot. Luego, conquistaría la actuación radial con las radionovelas.

De esos tiempo recordó, en entrevista al blogspot talento venezolano, "El Misterio de los Ojos Escarlata. En esa época no había caminos: el maracucho no sabía cómo hablaba el caraqueño, ni el de los andes como hablaba el de oriente, y así. Entonces se hace una novela de suspenso, que contribuya a que el venezolano conozca su país. Se empleaba música venezolana y se mandaba a traer gente de diferentes regiones para diferenciar acentos”.

Al baño con John

En entrevista concedida en 2013 al diario El Nacional -probablemente una de las últimas que concedió- la ilustre venezolana cantó completico el anunció publicitario que con su voz causó escándalo en tiempos de Gómez, pues en este se metía en el baño con un tal John Laud, que en realidad era un jabón.

El jingle fue uno de los primeros de la historia de la publicidad en Venezuela y Cecilia cantaba así:

Suspirando está en el baño, Ana María de la Luz, /Porque ella quiere bañarse con John Laúd / y su madre no concibe que Ana María de la Luz / quiera meterse en el baño con John Loud / mamita, mamita, encárgame un ataúd / si no me dejas bañarme con John Loud.

La crónica de aquellos tiempos reseñó que los versos fueron censurados por la moral gomecista, que los consideró atrevidos, contrarios al decoro y las buenas costumbres de la sociedad de entonces.

En tres espacios que se transmitieron entre 1954 y 1982, Cosas de mujeres (RCTV), Nosotras las mujeres (Venevisión) y Toda una mujer (VTV), acompañó a las venezolanas en la transición entre el ama de casa y la profesional. Ella fue la primera que incluyó en su programa una sección de yoga.

“Como yo me divorcié y pasé muchas angustias y dolor, decidí enseñarle a las mujeres a hacerse respetar y a seguir viviendo, a no tener necesidad de un hombre al lado y a amar mucho al que tengan con ellas si él las ama. A pesar de ese divorcio, años después me casé con un hombre maravilloso, veinte años menor que yo, y fui muy feliz”, contó en entrevista al blogspot talentovenezolano.

Hace dos años, Alfredo Anzola celebró los 100 años de Cecilia Martínez, a través del mediometraje Cecilia Bergman Chaves, en el que le rindió homenaje a la actriz y locutora, quien en esa producción cuenta en primera persona su trayectoria profesional, recuerdos de su infancia en el Colegio Chaves y parte de su vida personal.

“El pote tiene…”

En sus últimos años vivió en la Residencia Planchart, en Caraballeda, donde los jubilados tienen pequeños apartamentos, desde cuyos balcones contemplan la selva tropical que rodea la edificación.

Sus admiradores la recuerdan especialmente por el programa de concursos Monte sus cauchos Good Year que a través de Radio Caracas Televisión animaba con el profesor marabino Néstor Luis Negrón, patrocinado por la empresa estadounidense. El programa se mantuvo en el canal de Bárcenas durante 12 años.

"Cecilia, ¿cuánto tiene el pote?", preguntaba el profesor Negrón, y ella respondía dando la cantidad exacta que había ese momento: “el pote tiene...”

Aplausos de sus compañeros

A horas del fallecimiento de Cecilia Martínez, Contrapunto quiso obtener declaraciones de reconocidos personajes de la farándula venezolana. Conocida por todos, su vida es celebrada y exaltada. Ninguno le da un adiós, pues su legado se mantendrá en la posteridad.

Javier Vidal (Actor y director): “Fue pionera y vanguardia”

“Guardo gratos recuerdos con ella, de haber estado en su casa. Tenía un cuadro de Armando Reverón, bellísimo. Viajamos una vez juntos, ella y yo, al Teatro de la Ópera de Maracay. Yo la llevé en mi Dogde Dart, en 1976, para ver un espectáculo de danza contemporánea. Ella era una verdadera radio y podría definirla con dos palabras: Pionera y vanguardia. Abrió espacios en la radio y televisión y para las mujeres. Fue una de las primeras que habló del divorcio y la emancipación de las mujeres. Ella ocupó esos espacios en el país”.

Carmen Victoria Pérez (Animadora y locutora): “No creo que se murió sino que se cambió de plano”

“Me siento privilegiada de haberla conocido, de haber compartido con ella enormes y maravillosos momentos. Creo que es una mujer irrepetible. Yo comenté en mi programa de radio (Simplemente con Carmen Victoria) que me hubiese gustado entrevistarla pero ella ya tenía 100 años y no se trasladaba a ninguna parte. No creo que se murió sino que se cambió de plano, ella estaba tan llena de cosas, uno no debe llorarla. Ella se fue tranquila y feliz, como tenía que irse”

José Simón Escalona (Escritor y director): “Es una de las mujeres más importantes en Venezuela”

“Fue una de las pioneras y fue una escuela de la televisión y la radio venezolana. Yo no tuve la suerte de trabajar con ella, pero la conocí, aunque yo siempre estuve en el campo de los dramáticos. Indudablemente, sé lo que significa para la radio y la televisión y es una de las mujeres más importantes en Venezuela. Dejó un legado muy importante”.

http://www.gotasdeayuda.com/
http://www.contrapunto.com/noticia/suspiros-y-galletas-dulce-antojo-coloniero-103816/