http://www.facebook.com/OrdenVenezuela

Viernes, 25 de Mayo de 2018

Contrapunto.com

Arte y Cultura

"Siente las ideas": la Filbo propuso no olvidar la historia reciente marcada por la violencia

Frente al conflicto armado la literatura sabe contar lo que duele ser contado

Frente al conflicto armado la literatura sabe contar lo que duele ser contado
- Foto: Colprensa
  •  
  • Contrapunto
  • Domingo, 06 de Mayo de 2018 a las 1:15 p.m.

La compleja tarea de contar el conflicto armado tanto en Colombia como en otros paìses, fue el eje central de la serie de charlas que ofrecieron escritores y escritoras en la más reciente edición de la feria del libro de Bogotá

La capital colombiana acogió hasta esta semana la 31º edición de la Feria Internacional del Libro de Bogotá (Filbo). Un aproximado de más de 550 mil personas disfrutaron de diálogos, conversaciones y reflexiones sobre las tendencias, nuevos actores y escenarios del periodismo cultural, la cultura y sus relaciones con el activismo político.

Sin embargo, una programación bajo el lema "Siente las ideas", basada en los sentimientos rabia, miedo, alegría, tristeza, asco, culpa, amor y simpatía de las personas, puso "el dedo en la llega" sobre temas que tanto en Colombia como en otros países están flotando en el aire y en el sentir de los seres humanos, entre ellos los conflictos armados, las dictaduras, los secuestros o el terrorismo.

Para ilustrar acerca de estos temas, la Filbo contó con la participación de escritores e intelectuales como el nobel Mario Vargas Llosa, la científica María Teresa Ruiz, la chilena Diamela Eltit, el portugués José Luis Peixoto, la poeta Ana Blandiana, la politóloga Ingrid Betancourt y la escritora Laura Restrepo.

Escribir el conflicto

Escribir sobre la guerra, el conflicto armado o la represión por parte del Estado puede herir susceptibilidades y ahondar en las cicatrices de las víctimas, incluso puede ser un acto que lastime de nuevo.

Por lo que la literatura se enfrenta a una tarea titánica: contar lo que duele ser contado. Peculiarmente las ideas y las experiencias de las mujeres sobre el conflicto social y político están marcadas por una atención a los detalles mínimos.

Entre la forma con la que narra el miedo o el horror, y el detalle de los relatos de la experiencia de dolor, el escritor tiene que tachar un saber acumulado de escritura para ensayar nuevos modos.

Se genera, por lo tanto, una nueva escritura en la que los acontecimientos no se contemplan desde fuera, sino que la voz narrativa se sabe protagonista y los describe con la finalidad de que se conozcan en toda su crueldad.

Se trata, efectivamente, de imponerse sobre la materia narrativa, de conseguir que la fuerza de los sucesos no domine la narración pero, a la vez, que lo literario no acalle lo verdadero.

Para Ingrid Betancourt, exdirigente secuestrada entre 2002 y 2008 por la FARC, “en Colombia por muchos años vivimos secuestrados mentalmente”, ya que no se podía dar una opinión porque se era comunista o se apoyaba a los paramilitares.

Actualmente el acuerdo de paz en el país vecino ha sido visto como una oportunidad para cambiar “tal vez no el futuro, pero sí el presente”, para que cada quien ofrezca su testimonio.

Entre estos testigos podemos destacar las experiencias de tres escritoras: la chilena Diamela Eltit, la colombiana Ingrid Betancourt y la portuguesa Lidia Jorge.


http://www.contrapunto.com/noticia/suspiros-y-galletas-dulce-antojo-coloniero-103816/