https://www.navicu.com/

Miércoles, 19 de Septiembre de 2018

Contrapunto.com

Vida

Se apegan al artículo 91 de la Constitución Bolivariana de Venezuela

Enfermeros se mantienen firmes en "paro indefinido" hasta que mejoren sus salarios

Enfermeros se mantienen firmes en
Cerraron la entrada de la UCV de Plaza Venezuela para exigir aumento de sueldo - Foto: Anthony AsCer Aparicio - Contrapunto
  •  
  • Shiulyn Martínez | @shiulyn
  • Jueves, 28 de Junio de 2018 a las 7:14 p.m.

Los enfermeros del Hospital Universitario aseguraron que, a pesar de que les entregaron una caja de CLAP, no los van a “callar” y seguirán en la calle hasta obtener mejoras salariales

Por cuarto día consecutivo los enfermeros del Hospital Clínico Universitario de Caracas se unieron al “paro indefinido” de sus actividades debido al bajo salario. La entrada de la Universidad Central de Venezuela (UCV) de Plaza Venezuela fue el lugar en el que personal médico hicieron eco de sus exigencias salariales.

Shaira Moreno, integrante del Sindicato de Empleados del Hospital Universitario de Caracas, comentó a Contrapunto que se les está violando su derecho a un salario digno. “Nosotros nos estamos apegando al artículo 91 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, que expresa que el salario debe ser un salario suficiente que nos permita vivir con dignidad y cubrir las necesidades básicas”.

Desde febrero a los trabajadores de salud se les debió haber pagado con retroactivo todas las cláusulas: El nuevo complemento salarial por productividad que representa 60% del salario básico. A esto se suma un bono de compensación de guerra económica también de 60% y otro de protección y estabilidad familiar del 80%.De igual forma, las primas por cada hijo aumentó 50%; mientras que la de antigüedad se estableció entre 10 y 30%, dependiendo de la cantidad de años de servicios del trabajador.

Lea también El Gobierno no le cumplió al sector salud lo acordado en la campaña electoral

Shaira Moreno, integrante del Sindicato de Empleados del Hospital Universitario de Caracas

Moreno asegura que las enfermeras actualmente están cobrando Bs 600 mil quincenal, pero aún así el personal que labora en el Universitario “quiere dar lo mejor y apoyar en nuestro país”, además hizo un llamado al presidente Nicolás Maduro para que escuche sus exigencias y actualice las tablas salariales a los trabajadores en el área de salud.

Agrega que el salario que percibe es de “miseria” y con eso solamente se puede comprar una lata de atún y, además, diariamente deben pagar en efectivo el transporte público a lo que se suma la deficiencia del Metro de Caracas que se encuentra en su opinión “colapsado”.

Varios integrantes del personal médico deben "resolver" con un segundo trabajo para mantener a su familias

Por ejemplo, la enfermera Raquel Franco para poder sobrellevar esta situación económica debe utilizar sus tarjetas de crédito. Pero además todos los días antes de irse a su casa pasa por el cajero para sacar Bs 40 y pagar la camioneta que la lleva hasta su casa en El Hatillo.

Además del bajo salario los enfermeros comentaron a Contrapunto que en el Clínico trabajan con las uñas debido a los pocos insumos que les llega. Agregan que en la mayoría de las veces no les llega el agua, por lo que los pacientes deben traerla desde su casa. Le suman también el nivel de inseguridad que hay dentro de las instalaciones.

Franco comentó que en una oportunidad tuvo que sacar a un indigente que discutía con un paciente con un cuchillo en la mano.

“No nos callarán con la caja del CLAP”

Bajo esta consigna los enfermeros del Clínico Universitario demostraron que, a pesar de que recibieron la caja CLAP, no se van a detener y seguirán protestando en la calle hasta conseguir el ajuste salarial para todo el gremio de la salud.

Aunque les entregaron la caja del CLAP, las enfermeras confirman que no se callarán y seguirán en la calle

La enfermera Claudia Colmenares afirma que entregarles la caja CLAP fue una forma de “callarles la boca”, pero que esto no va a detener sus acciones de calle.

Colmenares explica que con el sueldo que gana “no se vive” y para poder sostener a su familia tuvo que "resolver": montó un puesto de comida en el mercado que está cerca de su casa para así tener un segundo ingreso para darles de comer a sus hijos.

Colmenares confirma que se mantendrán en “paro indefinido” hasta ver el ajuste de sueldo que les permita sobrellevar la constante subida de precios.

Lea también Enfermeros del Universitario protestaron por la "injusta" detención de Alfonso Román

http://www.contrapunto.com/noticia/suspiros-y-galletas-dulce-antojo-coloniero-103816/