http://www.facebook.com/OrdenVenezuela

Jueves, 19 de Abril de 2018

Contrapunto.com

Opinión

Gol a favor, gol en contra

El Super Bowl fue como la final del Mundial de Fútbol

El Super Bowl fue como la final del Mundial de Fútbol
Philadelphia Eagles campeones de la Super Bowl 2018 - Foto: Chris Wattie | Reuters

No hay nada para los estadounidenses como el día del gran partido. Gentes de todo el país, durmiendo en carpas y parques, llegan a la ciudad del juego para ser parte de esta fiesta nacional. Celebridades de Hollywood y de la canción no se lo pierden

Las canciones de Justine Timberlake calentaron el ambiente del Bank Stadium de Minneapolis-Minnesota el domingo pasado, en el que los 80 mil delirantes aficionados soportaban el frío glaciar montado en 14 grados bajo cero. Fue un Super Bowl como el de todos los años: la mayor y más glamorosa celebración de Estados Unidos. Gentes llegadas desde todos los confines de la nación, durmiendo tres días en carpas y casas rodantes, no escatimaron nada para llegar a las ciudades gemelas y estar ahí, en parques y gramados, aunque no tuviesen el privilegio de entrar a seguir el partido entre los New England Patriots y los Philadelphia Eagles.

Bradley Cooper, Sylvester Stallone, Jennifer López y Gisele Bundchen, sí. Las celebridades se mostraron, en los palcos donde se sirve champán y caviar, a la espera de que Tom Brady, de los Patriots, volviera a ganar el evento. Pero especialmente para exhibirse, porque dejar de ir al festín hubiera sido una raya. Solo faltó el presidente Donald Trump, peleado con la gente del fútbol americano por lo que consideró “irreverencias” de los jugadores y equipos a la patria por contradecir sus predicamentos. Asistir al Super Bowl es estar “in”, porque el evento da tanto glamour como estar en la final del Mundial de Fútbol.

Para los estadounidenses no hay nada mejor que el fútbol americano, su deporte por definición. Y nada es tan de ellos como reunirse en familia los sábados en casa, con cerveza y pizza, para seguir un partido de fútbol americano. ¿El soccer? No, el soccer no, ese es “deporte de europeos y suramericanos”. Al final, los Eagles ganaron por vez primera y acabaron con la hegemonía de los pentacampeones Patriots y Tom Brady, mientras Cooper, Stallone, Jennifer y Gisele acababan con todo el champán y el caviar disponible en las Ciudades Gemelas.

Seguramente, la Serie del Caribe no ha tenido en el país la resonancia de otros tiempos porque Venezuela no estuvo ahí con el Caracas o el Magallanes. Caribes de Anzoátegui es, más bien, un localismo y no un equipo nacional como el león o el navegante. No obstante, llama la atención echar una mirada al colorido de las tribunas, especialmente al público mexicano. Algunos amigos nos han preguntado, particularmente, el significado de las máscaras (que, por cierto, se han visto muy pocas en esta versión del torneo). Hay la creencia errada que tienen que ver con fiesta de disfraces, con bromas de la gente para engañar cordialmente a los amigos. Y no es así. Para los mexicanos de pueblo la máscara es símbolo de machismo, de arraigo de la hombría, y del poderío de sus razas azteca y tolteca en la lucha libre y el boxeo, porque la lucha libre verdadera y el boxeo son propios del mexicanismo; y también, es una ratificación de la vida, del querer seguir adelante. Si uno pasea por Tepito, uno de los barrios más emblemáticos de Ciudad de México, verá a hombres orgullosamente enmascarados, y tal cosa es asumida por la gente con absoluta normalidad. Es, en fin, una alegoría del ser mexicano. Nos vemos por ahí.

Lee también en Gol a favor, gol en contra: Sorteo, azares y “bolas calientes y frías” en el Palacio del Kremlin | Cristiano Ronaldo no se calla la boca | Con Portugal en la memoria y el “brexit” de los oprimidos | Ni voy a la Casa Blanca ni visito al Presidente: los “Black Panters” han vuelto |


Las opiniones emitidas en esta sección son responsabilidad de los columnistas. Su publicación no significa que sean compartidas por Contrapunto.com.

Contrapunto.com respeta y defiende el derecho a la libre expresión, pero también vela por el respeto a la legalidad y al uso de un vocabulario libre de insultos y de contenidos inapropiados a la luz del sentido común y las leyes. En consecuencia, nos reservamos el derecho de editar o eliminar los textos o comentarios que incurran en estas situaciones.

http://www.contrapunto.com/noticia/suspiros-y-galletas-dulce-antojo-coloniero-103816/