https://www.facebook.com/BeducenVenezuela/

Miércoles, 17 de Octubre de 2018

Contrapunto.com

Arte y Cultura

"Cuando la lucha libre era de verdad verdad"... narraciones contenidas en un libro

Carlos Zerpa presenta con crónicas y ficciones la historia del luchador El Dragón Chino

Carlos Zerpa presenta con crónicas y ficciones la historia del luchador El Dragón Chino
"Mi verdadero rostro es el de esta máscara", un testimonio que recabó Zerpa del anecdotario del legendario luchador venezolano - Fotos: Ernesto García - Contrapunto
  •  
  • Esteban Yepes
  • Viernes, 12 de Octubre de 2018 a las 11:25 a.m.

Con un libro anecdotario y testimonial, el artista aborda episodios de vida y combates de este y otros que fueron héroes de la infancia de muchos venezolanos por los años 1960 y 1970. Este sábado 13 lo presenta en la Librería Kalathos, a las 11:00 am

Un aficionado de la lucha libre sostuvo un fructuoso encuentro en Valencia hace nueve años con el artista plástico Carlos Zerpa, a quien mostró y confesó secretos escondidos entre cartones de los protagonistas de la lucha libre Catch as Catch Can de los años sesenta, con máscaras, afiches, folletos de programas de combates y recortes de prensa.

Zerpa hizo un inventario de cuanto atesoró Wladimir Havriluk, amigo incondicional y mano derecha del legendario luchador el Dragón Chino, y comenzó a escribir líneas y páginas, y a reproducir testimonios y materiales gráficos, hasta construir la historia del combatiente del cuadrilátero, en suerte de literatura fantástica sobre la biografía de un héroe encapuchado de la infancia de muchos venezolanos, con el libro que titula El Dragón Chino. Cuando la lucha libre era de verdad verdad.

Para el autor, el libro que presentará este sábado es crónica pero también literatura

“Mi nombre de hombre civil ya no interesa, ¿a quién importa cómo me llamo? Algunos dicen que mi nombre es Jorge, otros dicen que me llamo Carlos y otros Ling. Mi verdadero rostro es el de esta máscara, este es mi verdadero semblante, me llamo el Dragón Chino y todos al verme comienzan a temblar, pues soy malo, rudo y el mejor sobre el entarimado”, es uno de los testimonios que rescató Zerpa y que estampa en un impreso sobre cartón y papel, cocidos entre sí como para aguantar embates sobre un ring de lucha, libro que este sábado presentará en la librería Kalathos en Los Galpones de Los Chorros en Caracas.

El autor explica esta historia: “Es sobre el Dragón Chino, para ponerlo a la altura de un héroe, así como lo es El Santo para los mexicanos… Siempre con su máscara, nunca digo su nombre sin máscara, y verán al Dragón Chino como el gran luchador que fue, con sus luchas con los grandes y de cómo les ganaba. Es una historia con su toque de realismo mágico, para engrandecer al personaje. A la vez hablo del entorno del país, del Catch as Catch Can de la época de oro de la lucha libre entre los años 60 y 70”.

Para el artista Zerpa, el Dragón Chino fue un héroe encapuchado de la infancia de muchos venezolanos

El autor invita a este encuentro único en Los Galpones para compartir relatos anecdotarios sobre el maniqueísmo en el cuadrilátero de lucha, con los buenos y malos-rudos, los sucios y limpios, los enmascarados y encapados de quienes al conocerse sus identidades escondidas –las máscaras quitadas y las cabelleras rapadas– constituyeron deshonores, y sus gritos de guerra fantasmagóricos.

Entre crónicas, imaginaciones, ficciones y literatura, su autor revela que en el libro se reúnen historias de grandes entre los grandes de la lucha libre, como Bassil Battah, El Gran Lotario, El Gorila con la dama de las cadenas, El Gran Jacobo, El Tigrito del Ring, El Dr. Nelson, Henny Awed, Dark Buffalo, El Chiclayano, Bernardino La Marca, El Gladiador Croata, El Guanche Canario, el Médico Asesino y Santo el Enmascarado de Plata, entre muchos otros.

Confiesa que la obra la escribió para sacar al Dragón Chino de lo que califica de un injustificado olvido. “Siempre lo mostraré con su máscara –y nunca diré su nombre sin ella– en sus luchas con sus grandes oponentes, contaré sus emocionantes y las divertidas anécdotas… para ponerlo a la altura de un héroe, así como lo es El Santo para los mexicanos… verán al Dragón Chino como el gran luchador que fue, con sus luchas con los grandes y de cómo les ganaba. Es una historia con su toque de realismo mágico, para engrandecer al personaje. Es crónica, pero también literatura”, expresa.

La máscara del Dragón Chino que atesora Zerpa

Añade que a la vez aborda el entorno del país, del Catch as Catch Can de la época de oro de la lucha libre, entre los años 1960 y 1970, y de los luchadores... para sacarlos del olvido. Y hace un alto en esta historia para comentar que a la sazón en su período presidencial, Rafael Caldera fue un inquisidor de la lucha libre. “Cuántas equivocaciones las de este doctor Rafael Caldera, tan soberbio, tan arrogante, tan puritano y a la vez tan altanero y estúpido”, revela al referirse a las consecuencias de sus decisiones en dos períodos de gobierno.

Zerpa, quien es pintor autodidacta, revela que hace nueve años, el 5 de octubre de 2009, por Facebook publicó: “Estoy escribiendo un texto sobre el luchador Dragón Chino y me he entrevistado con el que le hacía las máscaras. El Dragón Chino era arrechísimo y adelantadísimo para su época. He estado viendo recortes, avisos y hablando con luchadores. Nueve años después haré la presentación del libro en la Librería Kalathos, el sábado 13 de octubre a las 11:00 am, corregido por Fedosy Santaella, diseñado por Juan Mercerón e impreso por Gráficas Acea”.

http://www.contrapunto.com/noticia/suspiros-y-galletas-dulce-antojo-coloniero-103816/