http://www.facebook.com/OrdenVenezuela

Lunes, 18 de Diciembre de 2017

Contrapunto.com

Economía

Su producción ha disminuido 6,5 % en un año

Las cuentas no dan ni para comprar frutas: algunas pasaron a ser un lujo

Las cuentas no dan ni para comprar frutas: algunas pasaron a ser un lujo
- Foto: Ernesto García
  •  
  • Milángela Balza Peña
  • Domingo, 19 de Junio de 2016 a las 10:01 a.m.

Una vecina en Quinta Crespo no recuerda cuándo fue la última vez que compró ese rubro, mientras que otra en los Palos Grandes, al este de Caracas, dejó de comprar patilla y manzana porque le resulta costoso

Las frutas ocupan el segundo eslabón, después de las proteínas, en el "trompo alimenticio" del Instituto Nacional de Nutrición (INN). Ellas, junto con las hortalizas, aportan los minerales principales y la energía para la función normal de los sistemas del organismo. Puede prevenir el cáncer gastrointestinal, las enfermedades cardiacas y accidentes cerebro vasculares. Sin embargo, debido a la crisis económica, el venezolano ha modificado su consumo.

Foto: Ernesto García

Una ama de casa en Los Palos Grandes, pero que vive en Petare, no recuerda cuándo fue la última vez que compró frutas. A su hija de 13 años le da 200 bolívares, pero sabe que eso no le alcanza: "Se comprará un chicle y si acaso".

Por su parte, una vecina de los Palos Grandes sigue comprando frutas, pero no las mismas de antes: prefiere cambur, naranjas o piña por ser las más económicas para su bolsillo, y dejó de comprar patilla y manzana. Reconoce que antes no se fijaba en cuánto gastaba en estos rubros.

“La manzana quedó como un lujo. Lo que yo compro es mango, níspero y fresa. Además, las más económicas son las que tienen más vitaminas”, le dice una usuaria a Contrapunto.

Sin embargo, en la frutería cerca de la clínica Ávila, una mujer paga 6.000 bolívares por seis manzanas; en la de los Palos Grandes, el kilo está en 5.500; e incluso en Quinta Crespo, algunos compran las galas cuyo kilo cuesta 600 bolívares.

El promedio de las demás es entre 500 y 1.500 por kilo; las más comunes por los consumidores son la lechosa, el melón, el cambur, la guayaba, la fresa, la piña, la naranja y el mango.


Foto: Ernesto García

Venezuela está en temporada de mango y, por eso, es una de las frutas más solicitadas y económicas del mercado. Su kilo aumentó 100 bolívares en una semana: de 300 a 400 bolívares, según constató Contrapunto.

Con respecto a las causas de los altos precios, una vendedora, con acento portugués, destaca los "intermediarios" que hay desde el canal de distribución hasta "sus manos": "Se compra de Chile, Argentina, pero pasa por Colombia y eso afecta todo". Otra trabajadora se lo atañe al costo del transporte.

En vista de estos cambios, los mayoristas han tenido que ajustar sus pedidos según sus ventas de la semana para evitar que las frutas se dañen. Si alguna les sobra y está próxima a vencerse, los trabajadores se las llevan para sus casas o las regalan a los más humildes.

Foto: AP

Menos azúcar, menos frutas cítricas

Los vendedores aseguran que la escasez de azúcar ha disminuido las ventas de las frutas cítricas, como el del limón o la parchita (maracuyá).

Sus precios son similares e incluso más económico al de otras frutas: en Quinta Crespo, el kilo de parchita está entre 600 y 700 bolívares; el kilo de limón, 500 bolívares; el melón y la lechosa, 700 bolívares; la piña, 600 bolívares; el kilo de cambur, 600 bolívares; el kilo de fresas, mil bolívares. La diferencia es que estas últimas, en general, se pueden consumir sin azúcar.

Lea también En Quinta Crespo había de todo este martes

"Hace un año, pedíamos cuatro o cinco cajas semanales, cada una trae como 15 kilos de parchita. Ahora, solo pedimos dos", le comenta uno de los vendedores de Quinta Crespo a Contrapunto.

El escenario es igual en el otro extremo de Caracas, en una frutería de los Palos Grandes. Una de las encargadas sostiene que las ventas del kilo de parchita ha disminuido en un 40% en los últimos tres meses y agrega que desde hace tres días no tiene azúcar.

"Aquí no solicitamos azúcar, debemos buscarla nosotros mismos. Casi que tenemos que ir a la propia Montalván. Una persona me la quiere vender en 175 mil bolívares. ¿En cuanto tendría que vender el jugo para recuperar el gasto?", manifiesta la vendedora.

Mientras atiende a su clientela, acota que antes se llevaban 5 kilos; ahora, medio kilo o tres parchitas. Reconoce que muchos de sus usuarios se han ido del país y eso también ha afectado las ventas.

Allí el target es distinto: el kilo de parchita cuesta 1.600 bolívares, mientras que el jugo vale 380.

La parchita no aparece diferenciada en las estadísticas sobre la producción agrícola del año 2015. Se muestra el aguacate, el cambur, la lechosa, el mango, el melón, la naranja, la patilla, la piña, el plátano y la uva. Se presume que la parchita pertenece al grupo de "otras frutas" que refleja la Memoria y Cuenta del Ministerio de Agricultura y Tierra.

La crisis económica se refleja en la producción de frutas: en 2015 fue de 3.679.413 toneladas, menor a la de 2014 que fue de 3.935.272, según reseña la memoria y cuenta del Ministerio de Agricultura y Tierra. La disminución fue de 6,5 %.

http://www.gotasdeayuda.com/
http://www.contrapunto.com/noticia/suspiros-y-galletas-dulce-antojo-coloniero-103816/