https://www.navicu.com/

Viernes, 20 de Abril de 2018

Contrapunto.com

Vida

Padres y cuidadores suelen recurrir a este mecanismo cuando están cansados de escucharlos llorar

Descubre el peligro que esconde sacudir a tu bebé

Descubre el peligro que esconde sacudir a tu bebé
Se presenta sobre todo en infantes menores de 2 años y en particular, en bebés de menos de seis meses de edad - Foto: http://www.infosalus.com/
  •  
  • Contrapunto
  • Domingo, 01 de Abril de 2018 a las 12:01 a.m.

Si el adulto tiene conciencia de que eso no se hace y le provoca zarandearlo, lo mejor es que lo deje en la cuna boca arriba y se vaya, recomendó una neuróloga infantil

Los bebés recién nacidos lloran y a veces mucho, esto es a lo que los pediatras denominan llanto inconsolable o cólicos del lactante, comportamiento que se caracteriza por un sollozo difícil de consolar, que se manifiesta en horas de la tarde y noche, coincidiendo con el momento de mayor cansancio de padres o cuidadores.

Frustrados y desesperados por no lograr acallar al niño, muchos padres suelen recurrir a un fuerte zarandeo o sacudida como forma de silenciar al bebé. No obstante, hay que evitar esta práctica que ocasiona que el cerebro del bebé rebote contra el cráneo.

"Esto puede causar hematoma cerebral (contusión cerebral), inflamación, presión y sangrado dentro del cerebro. Este síndrome suele presentarse cuando el bebé llora mucho y la persona que está con él se frustra, pierde el control y comienza a sacudirle", reseñó infosalus.



Se presenta sobre todo en infantes con una edad menor de 2 años, en particular, en bebés de menos de seis meses de edad, pero se puede ver en niños de hasta 5 años. Puede presentarse incluso tras una sacudida de cinco segundos.

La Asociación Española de Pediatria (AEP) detalló que los síntomas pueden variar de leves a graves y pueden ser:

  • Convulsiones (crisis epiléptica)
  • Disminución del estado de alerta
  • Irritabilidad u otros cambios en el comportamiento
  • Letargo, sueño, falta de sonrisa
  • Pérdida del conocimiento
  • Pérdida de la visión
  • Paro respiratorio
  • Piel pálida o azulada
  • Mala alimentación, falta de apetito
  • Vómitos

Habla una experta

"Si el adulto tiene conciencia de que eso no debe hacerse y le provoca zarandearlo, lo mejor es que lo deje en la cuna boca arriba y que se vaya", recomendó en una entrevista con Infosalus, Noemí Núñez, neuróloga infantil.

La especialista detalló además que el zarandeo violento de la cabeza empuja al cerebro hacia delante y hacia atrás dentro del cráneo, rompiendo vasos sanguíneos y ocasionando graves lesiones cerebrales (hemorragias e infartos cerebrales) y oftalmológicas (hemorragias, desprendimiento de retina y ceguera).



"Además, la presión ejercida sobre el tórax al sujetar fuertemente al niño durante las sacudidas puede producir fracturas costales y asfixia. El daño puede ser mayor cuando este acto concluye con el impacto de la cabeza del bebé sobre una superficie blanda (colchón, sofá) o dura (suelo o pared), incluso produciendo fracturas craneales o a otros niveles.

Calma: el llanto es normal y más en bebés

El llanto del bebé sano sigue una curva que comienza a las 2 semanas de vida, tiene un pico en torno a los 2 o 3 meses, y disminuye a partir de los 4 o 5 meses de edad. En los niños prematuros esta curva suele ajustarse a su edad corregida.

La causa más frecuente que suele desencadenar esta forma de maltrato es el llanto inconsolable del bebé, y el enfado y frustración que genera en sus cuidadores; mientras que las lesiones cerebrales ocurren con la misma intensidad y violencia con la que hagan este zarandeo.

http://www.contrapunto.com/noticia/suspiros-y-galletas-dulce-antojo-coloniero-103816/