http://www.e-bolivar.gob.ve/

Viernes, 23 de Junio de 2017

Contrapunto.com

Nacional

Cueste lo que cueste, los caraqueños siguen liberando tensiones en los gyms

"Recupero en el gimnasio los años de vida que me quito haciendo colas para comprar comida"

La rutina, el estrés, los problemas del país y el alto costo de la vida... todo puede dejarse a un lado en los gimnasios - Fotos: Rafael Briceño
  •  
  • Manuel Corro | @axelcorro
  • Sábado, 18 de Marzo de 2017 a las 9:39 a.m.

Bien sean modestas o full equipadas, con mensualidades solidarias o altas, la salas de ejercicios capitalinas lucen repletas. Ser miembro de un "gym" de alta gama puede costar, casi, un sueldo mínimo

Para muchos, la rutina de asistir a un gimnasio es tan importante como la del trabajo o los estudios. En Caracas, mantener un cuerpo en forma no solo implica esfuerzo físico o un régimen alimenticio estricto, pues es necesario también despojarse de una parte importante del salario para costear este servicio.

Quienes acuden a los locales de ejercicio capitalinos saben que mantenerse fitness cuesta. Aunque el dinero, para la mayoría de estas personas, no importa: “Igual se paga”. Van mujeres y hombres por igual, de todas las edades: jóvenes de 18 años, adultos de 55 años y más.

Un gimnasio de alta gama fácilmente contempla tarifas equivalentes a un salario mínimo. Para ejercitarse en cualquiera de las sucursales de la cadena Gold's Gym, por ejemplo, hay que desprenderse de entre 32 y 40 mil bolívares mensuales. La cifra varía según el plan de entrenamiento escogido, que depende tanto del horario como de la frecuencia con la que se asista.

El salario mínimo en Venezuela, de acuerdo con el último aumento salarial aprobado por el Ejecutivo Nacional, es de 40.638 bolívares, a los que se suman 108 mil bolívares del tique alimentación. No hay cifras oficiales sobre inflación, pero según el economista y diputado José Guerra, presidente de la Comisión de Finanzas de la Asamblea Nacional, el índice nacional de precios al consumidor en enero y febrero de este año fue de 42,5%.

Los costos no son motivo de espanto para los usuarios. Taimé Guillén, encargada del área operativa del Gold's Gym ubicado en el centro comercial El Recreo, asegura que en los últimos seis meses ha ido aumentando la cantidad de miembros, aun cuando no dio números exactos de ese incremento.

Guillén sostiene que el principal motivo de asistencia de las personas al gimnasio sigue siendo "desestresarse, y drenar los problemas del día a día".

Con Guillén coincide Rafael García. De sus 42 años de edad, ha dedicado 15 a la rutina de pesas y caminadoras. Para él es imposible pasar un día sin ir al gym. "Después del trabajo, y antes de llegar a mi casa, tengo que, al menos, entrenar 2 horas. El costo sí, es elevado, pero igual se hace el esfuerzo y se paga. Hacer ejercicios es bueno para la salud y la mente", comenta convencido.

En los 23 años que tiene abierto al público el Sweat Gym, en pleno centro de Chacao, la norma ha sido mantener fijas la tarifas por seis meses. Al menos así lo cumplieron durante 2016. Pero este año el panorama es otro. En enero ya hicieron el primer ajuste, y estiman elevar el costo de sus servicios para el próximo mes, pues no creen que los bolívares que reciben aguanten los golpes de la elevada inflación que afecta al país.

Para su encargado, Igor Fuhrman, "las cuentas no dan". Comenta que del dinero que pagan sus clientes -de 32 a 34 mil bolívares-, invierte una parte importante en el mantenimiento o reparaciones de la maquinaria, cuyos precios se calculan a dólar paralelo (alrededor de 2.800 bolívares según datos extraoficiales).

"Nuestras mensualidades son competitivas, y cumplen la relación: precio-valor. Nosotros, como empresa, consideramos que estamos por debajo del precio justo. No hemos podido aumentar como deberíamos. Tratamos de no hacerlo porque somos conscientes de que la gente hace un gran esfuerzo", explicó.

A Carolina Arzola le ha pegado en su presupuesto la subida de tarifas: "Si al pago del colegio de los muchachos, servicios públicos, mercado, y el día a día le sumamos la cuota del gimnasio, la cuenta viene siendo enorme. Pero del gym no me puedo ir. Me volvería loca (risas). Recupero en el gimnasio los años de vida que me quito haciendo colas para comprar comida. Acá libero tensiones, me despojo de las malas vibras y, sobre todo, me llena de energía para seguir echándole ganas al trabajo y en mi país".

En plena hora pico de la tarde-noche (entre las 5 pm y 7 pm) las máquinas son usadas sin darles descanso

Aunque no hay paquetes especiales ni ofertas en este tipo de gimnasios, siempre cabe la posibilidad de ahorro si se pagan planes de membresía amplios que van desde los 3, 6 a 12 meses. Además, existe la posibilidad de cancelar solo los días que se necesiten; cada sesión, en gimnasios de alto nivel, puede valer entre 8 o 15 mil bolívares.

Gold's Gym tiene una sala de juego con atención especializada para los niños mientras sus padres se ejercitan

Pero la oferta de gimnasios también da para todos los bolsillos. Por lo mismo que puede costar un solo un día en un gym de lujo, se podría pagar todo un mes en otros más modestos.

Aunque muchos de estos gym, ubicados más hacia el oeste o el centro de Caracas, están equipados con máquinas menos modernas, igual permiten a los usuarios cumplir con su principal función: lograr un cuerpo tonificado y liberar estrés para verse y sentirse bien.

En el caso de Urban Fitness, ubicado en la avenida Nueva Granada, cobrar Bs 8 mil mensuales -casi una cuarta parte del salario mínimo- les ha permitido que, cada mes, sean más las personas que se inscriben. "Nuestras instalaciones no tienen nada que envidiarle a un local del este. Ponemos a disposición un ambiente agradable y máquinas de última generación, pero a un precio más pagable", comenta su encargado, Juan Carlos Salas.

El mantenimiento de las máquinas lo realizan sus propios empleados: "Resolver acá mismo los problemas con una maquinaria nos ayuda a ahorrar bastante".

Jhon Uguedo es uno de sus afiliados. Tuvo que migrar de su antiguo gimnasio, ubicado en Prados del Este, porque "la mensualidad la subieron mucho, ya casi llegaba a los 30 mil. Acá, aunque no es nada regalado, pago menos y logro mi objetivo: contribuir a mejorar mi salud, liberar tensiones y despojarme del estrés diario".

En Caracas también queda la opción de utilizar los gimnasios al aire libre, sin costo alguno, que han sido instalados por las autoridades en zonas como Parque Carabobo, Los Caobos y Altamira. Igualmente las plazas son usadas para trotar. A la hora de liberarse de unas calorías hay para todos los bolsillos.

http://www.gotasdeayuda.com/
http://www.contrapunto.com/noticia/suspiros-y-galletas-dulce-antojo-coloniero-103816/