http://contrapunto.com/noticia/invedin-vuelve-con-su-tradicional-bazar-bodegon-2017-para-las-madres-130233/

Domingo, 23 de Abril de 2017

Contrapunto.com

Entretenimiento

Los saberes académicos, ancestrales y populares son la base de su programación

ConcienciaTV, un canal del Estado que apuesta a la ciencia y trasciende a la política

ConcienciaTV, un canal del Estado que apuesta a la ciencia y trasciende a la política
- Fotos: Ángel DeJesús
  •  
  • Luisa Salomón | @LuuSalomon
  • Domingo, 16 de Abril de 2017 a las 1:14 p.m.

"Hay que reconstruir la identidad nacional en torno a la ciencia y la tecnología", afirma el presidente saliente del canal, Gustavo Castillo

Rompiendo la creencia de que en Venezuela no hay televisión de calidad, el canal ConcienciaTV hizo una gran apuesta: promover la producción nacional independiente -el 80% de su programación- desde un canal estatal, dedicada exclusivamente a la ciencia y la tecnología en un país donde estos contenidos no son precisamente los más ofertados.

El riesgo valió la pena. Cuatro años después del nacimiento del canal, su presidente saliente, Gustavo Castillo, asegura que los resultados han sido satisfactorios.

"Tenemos una valoración muy positiva. Es un canal que en apenas cuatro años ha logrado muchísimas cosas", afirma en entrevista con Contrapunto desde las oficinas del canal, ubicada en el Ministerio de Comunicación e Información.

Desde su creación, en 2013, ConcienciaTV apuesta al sector científico, pero con especial atención a la ciencia venezolana, ventaja que -Castillo considera- tuvo mucho que ver en que su canal venciera al tradicional ValeTV como primera opción de ciencia y tecnología entre los canales nacionales. Su competitividad se ha demostrado incluso ante los gigantes de este sector: NatGeo o Discovery Channel, ante los que también han logrado un repunte de audiencia, a pesar de su modesta plantilla de 70 trabajadores.

"A pesar de que todavía tiene mucho que dar, es un canal que además tiene 99% de valoración positiva en redes sociales. Creo que han llegado entre los miles y miles de comentarios solo tres negativos", afirma.

- ¿Cómo es el proceso para quienes quieran postular o presentar su proyecto de PNI en el canal?

- Aquí hay una gerencia, que se llama la Gerencia de Adquisiciones y Proyectos Audiovisuales, que tiene varias metodologías de trabajo. Hay una que es una convocatoria abierta para productores nacionales independientes una vez al año, donde los productores traen el proyecto en papel. Entonces el canal, con jurado especializado de gente de televisión y cine, escoge los proyectos potencialmente realizables. Allí el canal financia al 100% un piloto que se hace para probar si funciona el mecanismo de producción, y luego si el piloto pasa todos los tests que tiene que pasar se financia la serie completa. Bueno, no es financiada, el canal hace la compra por encargo. El financiamiento lo hace Conatel.

Las otras vías se refieren a mesas de coproducción: en un primer caso cuando ya hay un proyecto avanzado y se buscan recursos para culminarlo; coproducciones desde cero con productores ya reconocidos que tienen proyectos en papel pero avanzados en investigación y buscan apoyo para alguna etapa del proyecto; y finalmente adquisiciones directas de productos ya finalizados. "Las mal llamadas latas", explica Castillo.

Otra vía es la de intercambios con instituciones públicas, estatales y privadas para colaborar en la elaboración de productos audiovisuales.

- ¿Con qué instituciones han trabajado en este tipo de intercambio de proyectos?

- Públicas, con Conatel, con la Villa del Cine, con los canales Sibci, y con alguno que otro ministerio, como el de Agricultura y Tierras, con el que hemos hecho algunos proyectos. Privadas principalmente con canales de televisión: canal Futura de Brasil, SRP de México y los demás son mixtos, canales mixtos internacionales.

- ¿Cuántas PNI tienen actualmente en programación? ¿Hay algunos en desarrollo todavía?

- Tenemos un banco de contenidos de aproximadamente 350 horas, que está conformado en un 80% de Producción Nacional Independiente, que para un canal naciente es un número decente. No es ni bueno ni malo, sino aceptable, para un canal playlist como estos que son de pocas horas de estreno. Son alrededor de 60 proyectos, entre adquisiciones, cesiones que hizo Conatel, productos que nosotros hemos financiado al 100% y actualmente vamos a entrenar cinco contenidos y tenemos en proyecto de producción en este momento, aproximadamente seis proyectos en camino producto de estas convocatorias de las que hablé.

- El último año fue de una importante crisis económica, por un tema ideológico pareciera que no tienen publicidad..

- Más que por un tema ideológico es por un tema operativo...

- Entonces sí estarían abiertos a tenerla.

- Claro. Se crea el canal como una fundación sin fines de lucro, y para probar un poco qué tan bien le iba al canal al nivel de diseño de contenido, las audiencias, para pasar a una segunda etapa que es la que está empezando ahora el canal que es de comercialización, donde va a empezar a insertar publicidad pública o privada. Evidentemente, más que ideológico sería un tema político, si somos un canal que promueve el desarrollo sustentable, los temas agroecológicos, no vamos a poner una publicidad de una empresa que sea contaminante. Pero sí podemos poner publicidad que sea respetable del medio ambiente, en el ámbito privado. Ahora, propaganda también, evidentemente una inserción de piezas propagandísticas que obedecen a una política comunicacional del Estado.

Y aparte de eso -prosigue Castillo- estamos pasando a una etapa de comercialización de contenidos. Se armó un catálogo, se están haciendo los estudios de mercado, para comenzar a colocar los productos internacionalmente, y en una tercera etapa debería venderse la señal al extranjero. Tener una señal Conciencia Internacional, un poco lo que hizo Telesur y comercializar. Hace poco nos llegó una oferta de Canadá y Estados Unidos para comercializar en Norteamérica.

Desde su inicio el canal ha estado abierto a la comercialización internacional, una orientación que ha sido parte de su concepto inicial. De hecho, su diseño juvenil y multicolor lo hacen muy atractivo, con un contraste muy claro -a nivel visual y de contenido- del resto de los canales del Estado.

"Cuando se diseña el canal, hubiese sido muy triste que la gente lo percibiera simplemente como un canal estatal más y ya. Primero que nada es un canal de todo el pueblo venezolano porque se hace con recursos de todo el pueblo venezolano, y segundo, es un canal que debería ser competitivo en el buen sentido de al palabra, o que tuviera un buen performance lo más adecuado posible a los canales de cable, una oferta adecuada al medio en que se está distribuyendo", explica Castillo.

La idea fundamental es que se mantenga un ciclo de crecimiento del canal en los próximos cinco años para ampliar su plantilla de 70 a 250 trabajadores, la cantidad ideal para el proyecto. "Es un canal que está diseñado para ser tipo cable (...) Además es lo políticamente correcto, si estamos fomentando la producción independiente, para qué vamos a producir nosotros, que produzcan las PNI, eso fomenta una industria de producción audiovisual en el país", señala.

- Este último año, con el tema de la crisis, el Presidente ha dicho que se ha tenido que reducir gastos, ¿cómo han hecho ustedes para seguir adelante a pesar de estas medidas? Considerando que sus producciones son muy elaboradas

- Son muy costosas. Nos hemos mantenido de dos maneras. Uno, la buena voluntad de las relaciones institucionales. Tenemos muchos convenios con otros países como México, Colombia, Argentina. En este momento Conciencia tiene proyectos estrenándose en México y Argentina en horario prime time. En mercados muy difíciles. Y logramos estrenar en horario estelar en Argentina, hace menos de un año. Eso hace que tengamos intercambios que ayudan a que la programación vaya en la franja Saberes del Sur, que es la franja internacional del canal, vaya subsistiendo.

- Pero aparte de eso, también las relaciones públicas -prosigue- las relaciones con productoras o con fondos, como el de Conatel por ejemplo, que ha permitido que el canal tenga una que otra coproducción por ejemplo. Más las coproducciones que el canal ya tenía en camino, que por suerte estuvieron retrasadas, entonces parece mentira pero ese retraso hizo que el impacto presupuestario no fuera tan grande.

La "buena voluntad" de muchos productores audiovisuales también fue clave, señala Castillo: "habían sido financiados por Conatel en su momento y decidieron no comercializar ese contenido sino cederlo al canal". Eso ha permitido mantener el banco de contenidos activo.


- ¿La comunidad de productores nacionales independientes ha tenido una oferta suficiente de proyectos para alimentar el canal? Porque al ver la televisión nacional pareciera que la ciencia y la tecnología no tienen mucha cabida.

- Parece mentira, pero sí. Cuando creamos el canal la primera pregunta que nos hicimos el equipo promotor, que era muy pequeño, era: "ajá, ¿y de dónde vamos a sacar los contenidos si no tenemos todavía producción en camino y en este país no se produce?".

Era una gran falsedad. Sí se produce, lo que pasa es que no había una ventana para colocarlos. A veces se pasaban en VTV, a veces en Colombeia, uno que otro en ValeTV. Al crearse este canal con una fuerza política importante, y con un apoyo estatal producto de una política de Estado dedicada al fomento de la creación del audiovisual y la creación de los contenidos, muchos de esos PNI aparecieron a borbotones.

A nosotros nos llegaron productores -agrega Castillo- que llevaban años produciendo para el extranjero. El canal público de Japón, el de Canadá, vienen a hacer proyectos en Venezuela y contratan productores venezolanos. Esos productores llegaron acá, de hecho tenemos una serie muy linda, que se llama Bioconciencia, que la hizo la gente que hacía antes Expedición, de hace muchos años, de los 80 o 90. Que ellos tenían mucho tiempo haciendo cosas para el extranjero.

El programa Expedición era una serie de documentales transmitidos por RCTV entre 1988 y 1999 sobre la naturaleza venezolana. Sus productores participan en un proyecto de ConcienciaTV.

- ¿Crees que la buena respuesta del público venga precisamente porque no hay muchas ventanas que ofrezcan estos contenidos?

- Sí. Por varias cosas. Primero está el concepto del canal, que realmente se buscó crear una oferta muy única. La realidad es que la mayoría de los canales que ofrecen ciencia y tecnología son muy parecidos: ciencia corporativa, ciencia tradicional de laboratorio, casi siempre son hombres, casi siempre son blancos. Los saberes ancestrales casi nunca se ponían en pantalla, más allá de una cosa exótica. Y la tecnología popular, cero, más allá de lo que hacía Colombeia y Vive, que es rescatable.

Un canal de saberes compartidos, sin partidismo

La diferencia principal de ConcienciaTV a su competencia viene de su contenido, que se basa en un concepto que mezcla "saberes académicos, saberes ancestrales y saberes populares". Una oferta única en el sector tecnológico de la televisión. "Irrumpió de una manera muy original en la pantalla", afirma Castillo.

La inclusión es otra de sus premisas, aún a pesar de ser un canal del Estado.

"La cantidad de personas que trabajan con posiciones distintas políticas ideológicas, a favor o en contra, ni-ni, en el medio, de la propuesta política del Estado, del gobierno, es grande. Entonces desde la gente como trabaja acá, que se siente en un espacio donde se les respetan sus ideas políticas, donde lo que importa es promover la ciencia y la tecnología y la innovación, venezolana más que nada, es lo que se siente en pantalla", señala.

De hecho, Castillo comenta que la mayoría de los mensajes positivos en redes sociales provienen de espectadores opositores al gobierno. "Muchos dicen 'por fin veo un canal del Estado donde yo me siento representado'. Por lo menos en el ámbito venezolano, trascendimos el tema político confrontativo de una manera muy inteligente, creo yo", cuenta.

A nivel internacional, por otro lado, ha sido la calidad la que ha permitido al canal trascender en el mercado extranjero, gracias a la producción y formateo de todos sus contenidos.

- Es decir, a pesar de ser un canal que es del Estado, que tiene un apoyo importante del gobierno, ¿igual están abiertos a cualquier persona que quiera participar?

- Claro. Lo importante es en la premisa: que sea de ciencia y tecnología venezolana. En Venezuela tenemos una cantidad importante de premios internacionales que la gente no sabe. Tenemos el autoestima extremadamente golpeada, pensamos que todo lo que viene de afuera es lo que es realmente bueno y que lo que se hace en Venezuela es de muy poca calidad, y eso es un mito que hay que derrumbar. Hay que reconstruir la identidad nacional en torno a la ciencia y la tecnología. Esa es una de las premisas.

"Todos políticamente tenemos que abocarnos, como venezolanos y venezolanas, a que haya una ciencia valorable", agrega.

- ¿Qué programas crees que han sido los más representativos del concepto del canal?

-Hay uno que para mí es el que más adoro y más quiero. Es Cerefritos, el que se ganó el primer premio internacional para el canal, fue el primer programa que se formateó al 100% dentro del canal, participaron todos los trabajadores. Es el que más da en el tino de lo que es el canal: un canal de ciencia, para jóvenes, que es el público más penetrado a nivel de medios y más difícil de convencer, donde se mostraban científicos jóvenes que tenían una faceta distinta a lo científico, es decir, eran rockeros, se lanzaban en parapente, era como mostrar que la ciencia no es aburrida. La ciencia es todo.


Otros de los programas que Castillo resalta es Piedras en el Zapato, que ganó un premio nacional, presenta entrevistas sobre temas variados. "Participó muchísima gente interesante", señala. Reconoce que algunos otros que no le gustan tanto por un tema de calidad, o errores en la producción.

- Con respecto a las ciencias ancestrales que comentabas, que es sin duda novedoso, ¿cuál crees que sería una de las más representativas de este área en su programación?

- Wayuuwa. Hay una producción que la estaba llevando adelante Conatel, luego el canal entró para que terminara de producirse. Es un programa sobre la población guajira de Venezuela, la población Wayuú. Hermosísimo. Además con un acceso a manifestaciones culturales que casi nadie ha tenido, porque el productor es de la comunidad wayuú y además trató con un respeto y una dignidad increíbles. Entonces le abrieron las puertas a que grabara cosas que normalmente no se graban porque son recelosos. Por ejemplo, los ritos de iniciación de las adolescentes o de la exhumación de los cuerpos. Es una cosa muy íntima que muy poca gente ha podido tener la posibilidad de grabar.

Saber para liberar es otra de las producciones que Castillo destaca, pues se enfoca en los desarrollos tecnológicos de las comunidades indígenas. "La gente cree que los indígenas no tienen tecnología, sí tienen. Tecnología ancestral, pero es tecnología", señala. La serie Wayuuwa es uno de los proyectos sobre saberes ancestrales que ha ofrecido el canal. Foto: ConcienciaTV.

- ¿Cómo esperan que esté el canal en los próximos cinco años de la próxima fase?

- Ya yo voy de salida del canal. Pero si me preguntas, el canal además de la triangulación de saberes es un proyecto multipantalla. La televisión tradicional no es que va a morir, pero sí va a cambiar. Entonces se están diseñando contenidos para los canales diferentes.

En el caso de Cerefritos, por ejemplo, se podía ver en el canal de televisión, luego ver los episodios en Youtube y los conductores tenían además un proyecto de microblogging donde por internet se conectaban para hablar de sus proyectos de forma individual, con participación directa de la audiencia. "Era lo que conocemos como esa narrativa transmedia", señala.

"Me gustaría, ojalá que el próximo presidente del canal lo logre, que se concrete el proyecto total de multipantalla", desea Castillo, que después de participar desde su fundación, se retira del canal para dedicarse a otros proyectos, porque siente que ya cumplió su ciclo en este.

ConcienciaTV está entonces en un proceso de transición para la nueva directiva, que aún no ha sido definida.


El 28 de marzo inició el ciclo de estrenos del canal, con nuevos proyectos incluidos en su programación. Entre los nuevos programas, señaló la nueva temporada del programa estelar infantil La Bitácora de Nando; El Origen, una producción merideña sobre hallazgos de paleotología; entre otros títulos.

Foto: ConcienciaTV.


La señal de ConcienciaTV está disponible en todos los sistemas de televisión venezolana en los canales:

Televisión Digital Abierta | 2305

CANTV Satelital | 09

DIRECTV | 109

SuperCable (Zona Metropolitana) | 116

Movistar TV | 145

Inter (Zona Metropolitana) | 73

Inter (Maracaibo) | 69

NetUno (Maracaibo) | 44

http://www.e-bolivar.gob.ve/