https://www.navicu.com/

Lunes, 23 de Julio de 2018

Contrapunto.com

Arte y Cultura

Una exposición única abre este domingo 8 de julio en la Galería Okyo de Las Mercedes, en Caracas

Con "Fe", Anita Reyna ofrenda 5 vírgenes y 1 santo como invocación de luz para Venezuela

Con
Un trabajo hermoso, podría decirse de "filigrana", es que ha logrado Anita Reyna con las mágenes de María Inmaculada, La Coromoto, El Carmen, La Chinita, La Milagrosa y José Gregorio Hernández - Fotos: Ernesto García - Contrapunto
  •  
  • Andreína Gómez
  • Domingo, 08 de Julio de 2018 a las 12:03 a.m.

"Esta es mi contribución en este momento de desesperanza", dice la artista venezolana al referirse a su exposición, en la que se podrán admirar imágenes de María Inmaculada, La Coromoto, El Carmen, La Chinita, La Milagrosa y José Gregorio Hernández

Ana Isabel Reyna, mejor conocida entre sus allegados y en el medio artístico como Anita Reyna, confiesa que en su casa se practica la fe en las vírgenes y en los santos con gran devoción. “No somos fanáticos de las advocaciones pero mantenemos nuestras creencias y depositamos nuestras peticiones en esas fuerzas superiores, en esas energías positivas que sabemos que iluminan la vida de todos los que buscamos un acompañamiento divino en nuestras vidas”.

La artista, graduada en diseño gráfico en el Instituto Europeo di Design de Roma, lleva más de 20 años mostrando el fruto de sus investigaciones en las artes visuales y revelando su espíritu solidario en innumerables obras de beneficencia y subastas, destinadas a favorecer las labores de ayuda. Su nombre está inscrito en actividades con fines filantrópicos, en particular, en instituciones como Fundana, Acción Solidaria, SenosAyuda, Hospital San Juan de Dios y Autismo en Voz Alta. Además es ampliamente conocida en exposiciones, ferias y salones de prestigio tanto en Venezuela como en Estados Unidos, Europa y Asia. Además, es dueña de un gran carisma y sabe transmitir su pasión por lo que hace.


El conjunto de obras que conforman la muestra Fe, que podrá ser visitada desde este domingo 8 de julio y hasta mediados del mes de agosto, en la Galería Okyo de Las Mercedes, se fue revelando paulatinamente dentro de su trabajo, a partir del encargo de un amigo.

“Nunca había tocado el tema religioso. Todo comenzó cuando me pidieron que hiciera una virgen para una casa de playa y yo comencé a dibujar la forma y luego imaginarla cortada en acrílico. El acabado se logra a través de una máquina de alta precisión, que permite proyectar la silueta de muchas maneras. Cuando terminé la primera virgen comencé a ver detalles de otras advocaciones marianas y poco a poco fui creando las siluetas de la Virgen de Coromoto, La del Carmen y la Milagrosa. Después me enamoré de La Chinita, por ese símbolo precioso que tiene el niño Jesús que es un pájaro en la mano, y así la incorporé en mi producción”, comenta mientras admiramos su trabajo.


La imagen de José Gregorio Hernández preside la exhibición con varias obras de gran belleza

Posteriormente llegó José Gregorio Hernández. “Para mí él es un santo y siempre ha estado presente en mi vida. Siento que me acompaña y que ha cumplido cada petición que le he hecho. A mí me pasó algo curioso cuando estaba pensando en trabajar su imagen. Había salido de un centro médico y cuando iba en el carro hacia mi casa tuve que detenerme y cuando volteé hacia el muro que tenía en frente, noté su imagen grabada en un esténsil. Entonces me bajé del carro y le tomé una foto con mi teléfono. Para mí fue como una revelación y una reafirmación de que debía trabajarlo. A partir de allí comencé a dibujar aquella imagen”, comentó.

Para Reyna hay acciones mágicas en la forma como sus obras proyectan la luz. “Esta producción es una ofrenda para Venezuela, es una forma de invocar luz y de acercarnos a esa energía positiva que representan las vírgenes y los santos en la vida de los venezolanos. Esta es mi contribución para este momento de desesperanza y falta de fe que están experimentando muchos”.

Reyna explora los efectos de luz y transparencia, creando dibujos casi tridimensionales

Asegura que el público encontrará muchas lecturas en sus piezas según la hora del día y la proyección lumínica que tengan las imágenes que están en exhibición. “Es una propuesta que le ha permitido explorar los efectos de luz y transparencia, creando un dibujo de cualidades casi tridimensionales, que con particular cuidado en el acabado, corta y graba sobre acrílico o cartulina, con instrumentos de alta tecnología y precisión”, se detalla en el texto de la exhibición.

Sobre este particular, la artista ofreció una anécdota. “La técnica la comencé a trabajar a partir de una visión que me ofreció la primera Virgen de Coromoto que empecé a crear. Yo estaba de regreso después de una jornada de trabajo y cuando entré a mi casa noté que me cobijaba una proyección de gran dimensión de esa virgen que tengo colocada en mi sala con vista al cerro El Ávila. Me preguntaba de dónde provenía tanta luz y cómo se formaba ese prisma de color que me remitía al arcoíris. Entonces, observé con detalle que provenía de esa Coromoto que estaba allí en mi sala para iluminarme en la forma cómo debía yo abordar la técnica de esta producción que estoy mostrando ahora”.

También descubrió, por casualidad, que estaba en comunión con la Virgen de Coromoto, cuando se topó con una lectura en la que se asegura que esta advocación se manifiesta a través de la aparición previa de mariposas amarillas, y ella, sin conocer este detalle, la había dibujado ya en forma de mariposa en ocasión de entregar una pieza como regalo a la escuela donde estudia su hijo, con la intención de pedir protección para ese recinto que ofrece luz a través de la educación.

Fe está integrada por 40 piezas en dibujos y cortes de acrílico que según estén grabadas ofrecen distintas visiones. José Gregorio Hernández preside la exhibición con varias obras de gran belleza. La técnica permite enamorarse de cualquiera de las formas creadas y dejarlas grabadas en la memoria como una revelación mística.

“Pocas veces confrontamos un arte profundamente femenino, sin la reducción de cierto feminismo. Simple, se muestra como lo que es, delicadeza de la forma. Toca con la mirada y se vuelve borde. Filo sutil, recorta el espacio sensible, tramado de vocación modernista, y red que, sin embargo, busca liberar la espontaneidad de lo divino. Su sentido depende de donde se refleje, mutable y caprichosa como la luz. Sí, entonces, se trata de lo sagrado que del mismo mundo emana”, añade Alejandro Bruzual en la descripción teórica que acompaña la muestra.

El horario para visitar esta peculiar y al mismo tiempo inspiradora exposición, es de lunes a viernes, de 10:00 am a 5:00 pm, y sábados y domingos de 11:00 am a 2:00 pm. La entrada es libre y este domingo 8 de julio es la inauguración.

“Esta producción es una ofrenda para Venezuela, es una forma de invocar luz”, comenta Reyna


http://www.contrapunto.com/noticia/suspiros-y-galletas-dulce-antojo-coloniero-103816/