https://www.navicu.com/?src=af

Domingo, 24 de Septiembre de 2017

Contrapunto.com

Nacional

Dueños de locales saben de la actuación de personas conocidas por la comunidad

Comerciantes de la calle Cajigal en El Valle esperan por la ayuda que ofreció el Gobierno

Comerciantes de la calle Cajigal en El Valle esperan por la ayuda que ofreció el Gobierno
Comerciantes aún no reciben la ayuda prometida por el Gobierno - Fotos: Ernesto García
  •  
  • Rosibel Cristina González | @RosibelCGV
  • Jueves, 27 de Abril de 2017 a las 9:53 a.m.

“Tengo 40 años con mi negocio, he vivido toda mi vida en el barrio y no justifico que me lo hayan dañado”, reprochó Guillermina de Quintero

Dueños de comercios afectados por los hechos vandálicos ocurridos el 20 de abril en El Valle siguen haciendo el cálculo de las pérdidas.

Algunos propietarios declaran pérdida total de sus establecimientos. Tal fue el caso de Idiana Altuna, dueña del frigorífico “Mi Nueva Cabaña”.

Altuna relató a Contrapunto que 18 años de su negocio “se perdieron en una noche”. Relató que ella no reside en el sector, pero recibió una llamada de los vecinos, quienes la alertaron sobre los hechos y de inmediato decidió acercarse a su local, ubicado en el mercadito de la calle Cajigal.

La comerciante afirma haber sufrido pérdida total.

“Se me llevaron la carne. La gente saqueaba era por comida. Sin embargo, se llevaron el punto y la registradora, dañaron las congeladoras y rompieron las vitrinas. La santamaría quedó en el suelo”, dijo.

El año pasado ingresaron a su establecimiento en tres oportunidades, apuntó.

“Es gente que uno conoce, a quienes uno le vende y pagan después. Aún así voy a esperar la ayuda del Gobierno, porque a pesar de todo, aunque no soy del barrio, me siento como si lo fuera”.

Otro testimonio recabado por Contrapunto fue el de Guillermina de Quintero, quien es propietaria de un puesto de ventas de aliños llamado “Mis Laureles”.

“Tengo 40 años con mi negocio, he vivido toda mi vida en el barrio y no justifico que me lo hayan dañado”, reprochó.

Mencionó que le sustrajeron el punto de cuenta y hasta un molino.

Domitila Flores, vendedora de granos y víveres con más de 20 años en el puesto “Inversiones Yeraca, C.A.”, indicó que durante los hechos violentos le llevaron dos refrigeradoras, dos molinos industriales, cerámicas, bloques y cemento “porque me iba a dedicar a la remodelación del local”.

Raquel Lovatón, dueña del comercio “Esperanza del Valle”, donde vendía carne y charcutería, contó que de su negocio no quedó nada. Es decir, se llevaron las carretillas, las balanzas, la caja registradora y los puntos de venta y destrozaron las vidrieras de los mostradores.

Los comerciantes están unidos en una acción: recabar toda la información posible sobre los daños, para elaborar un informe que será entregado al Consejo Comunal de la zona, Es esta organización la que servirá de puente con las autoridades para la emisión de créditos prometidos por el Gobierno para la reconstrucción de los negocios.

A la fecha, ninguno de los consultados reporta haber recibido el beneficio prometido por el Ejecutivo.

http://www.gotasdeayuda.com/
http://www.contrapunto.com/noticia/suspiros-y-galletas-dulce-antojo-coloniero-103816/