http://www.venamcham.org/

Jueves, 08 de Diciembre de 2016

Contrapunto.com

Nacional

Hurto, robos y retenciones son los delitos más cometidos en horas nocturnas

Caracas de noche | Cinco maneras de caer en las manos del hampa

Caracas de noche | Cinco maneras de caer en las manos del hampa
“Las 9:00 pm son las 11:00 pm de hace algunos años” - Foto: Gabriela García
  •  
  • Vanessa Moreno Losada
  • Domingo, 11 de Octubre de 2015 a las 6:29 a.m.

El comisario retirado de la Disip, Luis Granados Hutchings, asegura que la vida nocturna es un privilegio de las personas que tienen un alto poder adquisitivo. Existe un servicio de “alquiler” de escoltas por hora

Carmen Castro* es una joven de 23 años. Ella vive en Caracas desde hace un año, pero circula por la capital de Venezuela desde que comenzó a estudiar Comunicación Social en la Universidad Santa María. A principios de septiembre, ella fue a rumbear con uno de sus amigos de infancia, para celebrar el inicio de una larga cadena de despedidas: en noviembre tiene planificado emigrar a Europa para estudiar una maestría. Esa madrugada llegó a su casa con una herida en la cabeza y una razón más para abandonar su país.

Ella y su amigo Felipe González* (28) salieron del Centro Comercial San Ignacio (CSI) a las 3:00 am, rumbo a Los Ruices. Habían rodado apenas una cuadra, cuando vieron a dos hombres en moto que se acercaron al carro. Felipe intentó acelerar, pero chocó contra un poste de luz en La Castellana. Los delincuentes aprovecharon el momento para despojarlos de sus pertenencias y escapar. Unos taxistas avisaron a Polichacao, quienes llegaron al sitio junto a funcionarios de Salud Chacao. En el incidente, los dos jóvenes registraron heridas abiertas en la cara, por el impacto recibido contra el tablero del carro.

“¿Qué hace esa muchacha fuera de su casa en la madrugada? Aquí no se puede rumbear. Eso se acabó. La gente tiene que entender que al salir de noche se expone a ser víctima de secuestros, robos y homicidios”, manifestó Luis Granados Hutchings, especialista en seguridad personal y comisario retirado de la Dirección General Sectorial de los Servicios de Inteligencia y Prevención (Disip), antiguo Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin), cuando se le mencionó el caso de Carmen.

Recordó que el alcohol y la droga pueden suscitar riñas que terminan en muertes. Es fue lo que pasó con Cristóbal Carrasco (27), quien recibió un tiro en la cabeza de, supuestamente un agente de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB), el 11 de septiembre de este año.

El joven fue con tres amigos a un local nocturno en el centro comercial Los Chaguaramos. Al parecer hubo una discusión que terminó fuera del local. Allí le dispararon.

Los sitios nocturnos de Caracas siguen facturando altas sumas de dinero a pesar de que la ciudad tenga una tasa de 116 homicidios por cada 100.000 habitantes -34 puntos más alta que la del país completo-. Eso le da el deshonor de posicionarse como la segunda ciudad más peligrosa del mundo, según el Consejo Ciudadano para la Seguridad Pública y la Justicia Penal. Que en la morgue de Bello Monte se contabilicen en promedio 10 casos diarios, no parece ser tampoco una razón de peso para evitar que las personas salgan a discotecas y restaurantes cuando el sol se oculta.

Los municipios Chacao y Baruta poseen los sectores preferidos por los jóvenes para “rumbear”: el San Ignacio y Las Mercedes. “Las personas se sienten más seguras cuando están en lugares concurridos, por eso el San Ignacio tiene tantas visitas en las noches. Además cuenta con vigilancia, cámaras y estacionamiento”, relató el gerente de seguridad de una discoteca del centro comercial.

Aseguró que la merma de los clientes no ha sido relevante, a pesar de que la economía y su inflación juegan un factor importante a la par de la inseguridad. La percepción se repitió en la boca de un vigilante y en la de uno de los taxistas del la línea del centro comercial.

José Edgardo Ramírez Dávila (32) fue uno de los visitantes del centro nocturno este 23 de septiembre, junto a sus amigos. A eso de las 3:00 am, él y una mujer se montaron en su carro, Ford Fiesta Power y tomaron la autopista Francisco Fajardo, mientras que dos amigos de José Edgardo los escoltaban en otro carro.

No se sabe desde cuándo, pero sus compañeros aseguraron que unos delincuentes persiguieron al Fiesta Power y lo alcanzaron a la altura de Puente Hierro. Le dispararon varias veces, mientras estaba en movimiento. José Edgardo perdió el control cuando fue impactado por una de las balas. El vehículo se precipitó al Río Guaire. Él murió instantáneamente y ella resultó herida y fue trasladada al hospital Pérez Carreño. Sus panas dijeron que querían robarle el carro.

Casi un año antes, el 29 de septiembre de 2014, Douglas Piña fue asesinado dentro de su Toyota Corolla, que impactó contra la vía de la autopista Francisco Fajardo, a la altura de El Recreo. Al igual que José Edgardo, su carro fue tiroteado mientras iba en movimiento. Sus tres acompañantes resultaron ilesos.

Douglas había salido de una discoteca en Las Mercedes y en ese momento las primeras indagaciones presumían que él participó en alguna discusión en el local.

El comisario retirado de la Disip, Granados Hutchings, advierte que en la noche se conjugan varios aspectos que le hacen más fácil la tarea al delincuente. Una de ellas es la escasez de funcionarios policiales en la calle. “Los pocos funcionarios que están a esas horas te martillan. Entonces, o caes víctima del hampa o caes víctima de los pocos policías malos”, dijo.

Agregó otros dos factores que, según él, hacen que las personas sean propensas a caer en las manos del hampa: “A partir de las 9:00 pm las calles comienzan a despejarse. Las vías de Macaracuay, La Guarita, Los Dos Caminos, Palo Verde, La Castellana son algunas de las zonas en las que no hay iluminación”.

Magdalena Suarez* no es especialista en el área de seguridad, pero coincide en el análisis de la criminalidad en Caracas, que arrojó el comisario. “Las 9:00 pm son las 11:00 pm de hace algunos años. A veces se le van a uno las horas en la oficina y si ese tiempo se extiende hasta las 10:30 pm de un domingo, podría entender de qué hablan cuando se refieren a una ciudad fantasma. Nada convence a un conductor a detenerse en un semáforo, por ejemplo. El miedo se puede oler o cortar si quieres, en cada esquina”, sentenció Magdalena, quien trabaja en una empresa de telecomunicaciones.


A partir de casos reportados a Contrapunto y de entrevistas realizadas a especialistas, personal que labora en las noches y funcionarios policiales, se desprende el modus operandi de “moda” entre los delincuentes que operan en el Área Metropolitana de Caracas:

Modus operandi 1: El pichador de disco

“Hay jóvenes que ostentan ropa y zapatos de marca, pero su vocabulario no se corresponde con el estatus social que aparentan. Por lo general manejan altas sumas de efectivo. Su estrategia es sacarle conversación a quien consideran una posible víctima, mientras comparten un trago o cuando salen a fumar. Afuera tienen a otros que son los que abordan a la persona para robarla”, explicó el gerente de seguridad de una discoteca del CSI.

Modus operandi 2: El semáforo

“Los delincuentes se hacen pasar por accidentados. Suelen parar un carro en un semáforo y usan a una mujer de señuelo. Ella hace señales para que los vehículos se detengan y una vez que la víctima se detiene, la sorprenden más maleantes”, narró el comisario retirado de la Disip.

Modus operandi 3: Los hurtos

“El hurto es un delito de oportunidad y destreza del delincuente. Ocurre en zonas oscuras, calles con vegetación frondosa, residencias con rejas vulnerables y en vías de poco tráfico. Las baterías y los cauchos de los carros son el objetivo en estos casos y algunos objetos de valor que la víctima deja a la vista”, expresó el comisionado Erick Materano, director de Gestión Policial de la Policía de Chacao, uno de los municipios que más vida nocturna tiene.

El comisionado explicó que 80% de estos delitos ocurren en espacios cerrados como estacionamientos, centros comerciales y residencias.

Modus operandi 4: Los robos

“Aprovechando las oportunidades que ofrece la falta de patrullaje y la oscuridad, los delincuentes seleccionan a víctimas vulnerables, como personas de la tercera edad y mujeres, para robarles el vehículo”, mencionó el comisionado de Polichacao.

Detalló que éste y el modus operandi 3 son los más frecuentes en el municipio. En lo que va de año, 65 casos de robo y hurto de vehículos han sido reseñados por Polichacao en el horario nocturno (de 6:30 pm a 7:00 am) y solo en uno de estos incidentes se capturó a los culpables.

Además, contabilizó otros 262 casos vinculados al robo y hurto de pertenencias en el mismo horario, de los cuales 45 tuvo detenidos. “Algunos de los aprehendidos no tienen registro policial. Estos delitos se dan básicamente por la oportunidad”, agregó.

Aquí se incluyen los atracos perpetrados por motorizados, cuando las víctimas van caminando por las aceras o esperan que un semáforo les de la luz de cruce, mencionó el gerente de seguridad de varias discotecas en el CSI.

Modus operandi 5: Delincuencia organizada

“Existen bandas de más de cinco personas que se dedican a patrullar, tal cual lo hace la policía. Seleccionan a sus víctimas por el tipo de carro que poseen, la forma como visten y cómo se expresan. Las siguen y les trancan el paso con dos o tres vehículos. Someten a la víctima y en algunos casos la privan de libertad por un breve espacio de tiempo”, contó Materano.

Afirmó que en estos casos los delincuentes son más peligrosos y durante el tiempo que mantienen a sus víctimas en cautiverio las interrogan para evaluar la posibilidad de robar también la vivienda. Si el capturado les parece “rentable” continúan el robo en la residencia de éste, sino lo dejan en zonas como la Cota Mil o la Autopista Francisco Fajardo y se llevan el vehículo y los objetos de valor que posea.

“Usan sitios de liberación donde a la víctima se le complique alertar oportunamente a las autoridades”, explicó el comisionado Materano. De este tipo de delincuentes tienen detectadas a 10 bandas que operan en el municipio, cuyos integrantes provienen de Petare, Guarenas, Guatire, La Vega y El Cementerio.

Policía unida por Whatsapp

El comisionado de Polichacao, Erick Materano, informó que este año, los cuerpos de seguridad lograron articularse con mayor organización en vista de los ataques que la delincuencia ha efectuado contra ellos. El medio utilizado para coordinar operativos y procedimientos es el Whatsapp, un servicio de mensajería de texto que se descarga en celulares.

“La comunicación por radio es menos efectiva que por los teléfonos móviles. Por ese medio podemos avisar lo que está pasando al momento y si necesitamos apoyo de otras instituciones policiales”, manifestó Materano.

De esta manera, si por ejemplo una banda comienza un robo o secuestro en Chacao y se dirige hacia el municipio Sucre, los funcionarios pueden coordinar el procedimiento para no entorpecer las labores de cada cuerpo. En 2013, dos funcionarios fallecieron y cuatro fueron heridos durante altercados entre colegas de otros cuerpos de seguridad, que se suscitó por falta de coordinación entre las instituciones, según reveló un reportaje de El Nacional.

Materano enfatizó que la denuncia oportuna de los crímenes genera estadísticas confiables que la institución utiliza para georeferenciar el delito y distribuir a los funcionarios con los que cuenta en las zonas adecuadas.

“En la noche no contamos con la fuerza de pie que se tiene en el día, por eso todas las semanas evaluamos el delito y enfocamos esfuerzos en aquellos sectores con más casos registrados”, dijo el comisionado.

A este sistema de patrullaje nocturno, se le suman las charlas de seguridad que ofrecen a los vecinos y comerciantes, además de la comunicación directa entre los policías y los habitantes.

“Existe en la Policía un representante que se reúne semanalmente con los consejos comunales para recoger sus inquietudes y presentar un balance de la efectividad de resguardo en la zona. Hay 16 áreas en el municipio y en cada una de ellas está un funcionario trabajando con la comunidad”, aseguró Materano.

La vida nocturna: ¿distracción VIP?

El comisario Luis Granados Hutchings asegura que la vida nocturna es un privilegio de las personas que tienen un alto poder adquisitivo, debido a los riesgos que representan la falta de alumbrado eléctrico en varias zonas de la ciudad, el mal estado de las vías y la escasez del patrullaje.

Recomienda el uso de escoltas para aventurarse a salir en horas de la noche a un local. “Si no se cuenta con los recursos suficientes, se debe optar por reunirse en residencias. Llegar a las 9:00 de la noche y no salir de allí hasta el amanecer”, propuso el especialista en seguridad.

Existen empresas que prestan servicios de protección personal por horas. Se trata de un “alquiler” de escoltas según las necesidades del cliente, dependiendo de los requerimientos.

“Es utilizado por personas que desean que un guardaespaldas la lleve al aeropuerto o que cuide a su hijo en una fiesta. Algunos ofrecen vigilancia en fiestas corporativas o en residencias y traslado en carros blindados”, contó Granados Hutchings.

http://www.gotasdeayuda.com/
http://ecoanalitica.com/foros