https://venezuela.ticketmundo.com/Evento/Desorden-P%C3%BAblico-de-cerca---Guarachando-en-navidad/6646

Miércoles, 13 de Diciembre de 2017

Contrapunto.com

Arte y Cultura

#SiénteteOrgulloso

Bettsimar Díaz tras anuncio de la Unesco: "Hoy florece el morral caminero de Simón Díaz"

Bettsimar Díaz tras anuncio de la Unesco:
- Foto: AP (Archivo)
  •  
  • Contrapunto
  • Miércoles, 06 de Diciembre de 2017 a las 11:31 a.m.

Cuando la Unesco declara los cantos de Los Llanos de Colombia y Venezuela, Patrimonio Inmaterial de la Humanidad, hay una referencia obligada: el Tío Simón

El trabajador se acompaña a sí mismo mientras realiza sus tareas, explicó a la AFP, Bettsimar Díaz, hija del icónico músico del folclore venezolano Simón Díaz (1928-2014), autor de la canción "Caballo Viejo", luego de que se conociera que los cantos de trabajo que se escuchan en Los Llanos orientales de Colombia y en Venezuela fueron reconocidos por la Unesco como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad.

Los ganaderos de estas regiones unen con su música a capela lo que separan las fronteras políticas. El arpa, la bandola llanera y las maracas, entre otros muchos instrumentos, marcan el ritmo de una tradición sobre la que, el organismo de la ONU, alerta "se ciernen numerosas amenazas debido a la honda transformación socioeconómica y demográfica de la sociedad llanera".

Los cantos "tienen notas largas y versos espaciados tanto en el arreo como en el ordeño", explicó Díaz, que destacó, no obstante, las diferencia.

"En el ordeño, los versos tienen un tono apegado a lo emocional que le sirven al ordeñador para desahogar sus penas y conseguir el apoyo de la vaca que se relaja. En el arreo, en cambio, el canto se llena de llamadas de atención a los animales para que no se pierdan y puedan seguir en grupo", indicó Díaz.

Cuando, en los años 50, los hacendados proyectaban mecanizar la extracción de leche para cubrir un déficit de producción, poniendo en riesgo el oficio de los ordeñadores, Simón Díaz se encargó de recopilar y componer tonadas, algo que hicieron otros exponentes de la música de los llanos venezolanos, pero que "El Tío", popularizó de forma exitosa por el mundo.

En su primer disco, grabó la "Tonada del Cabestrero", la primera de una larga lista de composiciones que servirían para destacar y popularizar este canto propio del ordeñador en el campo.

Una de sus más conocidas es la "Tonada de Luna Llena" y otras que su hija Bettsimar Díaz, aprovecha de recordar en su cuenta de Twitter a propósito del anuncio.

Con información de AFP

http://www.gotasdeayuda.com/
http://www.contrapunto.com/noticia/suspiros-y-galletas-dulce-antojo-coloniero-103816/