https://www.facebook.com/BeducenVenezuela/

Domingo, 19 de Agosto de 2018

http://www.contrapunto.com/noticia/dia-mundial-de-la-fotografia-219155

Arte y Cultura

Es un concierto para celebrar la esperanza y la fe de los venezolanos que siguen apostando al país

Ángel Ricardo Gómez: El país es un sentimiento y por eso yo canto para #LosQueNosQuedamos

Ángel Ricardo Gómez: El país es un sentimiento y por eso yo canto para #LosQueNosQuedamos
El cantante, periodista cultural y quien recientemente ha abordado la actuación, incluyó también entre las canciones de su concierto de este domingo, letras que hablan de la querencia por el país - Foto: Rafael Briceño - Contrapunto

No solo los que se van y han decidido emigrar, inspiran canciones y música, también los que nos quedamos y seguimos aquí tenemos nuestras canciones, que este domingo, a las 11:00 am, serán interpretadas por Ángel Ricardo Gómez en Trasnocho Cultural

El tema de las migraciones, de los inmigrantes, de las partidas y las despedidas, de las mudanzas, de los que se van, siempre es complejo emocionalmente (más allá de todas sus implicaciones físicas y materiales). Si se trata de dejar el país, la ciudad, la casa, y hasta la familia que nos acogió desde que nacimos, pues puede significar un tsunami interior para niños, adolescentes, padres, madres, familia y la sociedad. Hasta el ser humano más fuerte y mejor plantado, puede sentir un sacudón con el que hay que surfear. Entonces, aparecen los versos, las canciones, la música, la pintura, el teatro y performances que echan mano de esos sentimientos para producir arte.

Pero, ¿qué pasa con los nos quedamos? ¿Quién nos canta, retrata, recrea e interpreta? En él y en nosotros, los que nos quedamos, pensó el músico, cantante, periodista cultural, más actor iniciado, Ángel Ricardo Gómez, cuyo tributo a quienes seguimos plantados y luchando aquí, en Venezuela, se convertirá este domingo en un concierto, a las 11:00 de la mañana, en el Espacio Plural de Trasnocho Cultural, en el Centro Comercial Las Mercedes.

Por primera vez como solista y con el apoyo de Guataca, Ángel Ricardo Gómez recopiló una serie de canciones que reflejan ese sentimiento por el país y que generamos los que nos quedamos. Le acompañarán en el escenario muy buenos músicos y compañeros como son: Jorge Torres en la mandolina, dirección musical y arreglos; Edwin Arellano en el bajo; Gustavo Medina en la guitarra, y Jorge Villarroel en la percusión.


Ángel Gómez le canta a la tristeza pero también a la querencia por el país / Foto: Nicola Rocco

—Antes de su concierto le preguntamos al colega Ángel: ¿cuál es, o cuáles son, los sentimientos que percibes en los que se quedan?

—El que se queda, se queda porque está aferrado a una energía de la tierra que te llama, a un vínculo sentimental con tus ancestros, tus aromas, tus sabores, tus juegos tradicionales, con tu música. Y, a partir de esas ideas, concebí este espectáculo musical. Creo que es importante que se le cante también a los que nos estamos quedando. Se dice, erradamente, que se está yendo lo mejor de nuestros talentos y que se está quedando lo más o menos bueno. Pero no es así, considero que este es un país tan generoso y que produce tanto talento, tanto, que muchos se van y todavía aquí hay muchos talentos.

Hay muchos sentimientos encontrados, tanto de los que se quedan como de los que se van, pero no importa donde estés, porque el país igual lo llevas en el corazón. Puedes estar en la India, Suiza, Irlanda o en Venezuela y tener el mismo sentimiento por el país. El país es un sentimiento, es una manera de ser, una actitud ante la vida. Creo que el sentimiento que prevalece en los que nos quedamos es el de construcción, el de seguir haciendo, el de apostar por lo que viene y en lo que cree.

—¿Cómo conceptualizas esos sentimientos y los transformas en canto, repertorio, música y finalmente en un concierto?

—Lo hemos hecho con canciones que nos ayudan a delimitar un discurso, el cual ha sido elaborado por Lorena Rodríguez Morales. Entre canción y canción, yo voy hablando. Iniciamos con una canción de Aquiles Báez que se llama Vengo de esta tierra, que es un diagnóstico muy duro de lo que tenemos como país, una tierra herida que necesita ilusión y esperanza.

Seguimos con una canción de Leonel Ruiz, que es un inventario de nuestros dulces tradicionales; de allí vamos a una de César Gómez, que es un viaje por el oriente del paìs y la manera de ser del oriental venezolano y que habla de las razones por las cuales me estoy quedado.

Después, canto un tema de José Alejandro Delgado llamado "Hazte de una canción", en la que la tierra nos habla de lo que está sufriendo y nos pide ayuda. Luego, una canción de Raúl Abzueta titulada Encrucijada, que habla de los caminos por recorrer y las decisiones a tomar. Una bellísima canción que parece escrita para este espectáculo.

Al final, una canción mía, aunque no soy realmente un compositor, la escribí porque sentía que hacía falta un cierre para invitar a la esperanza y a la reconstrucción. Porque en el fondo, el que se queda es para trabajar, para organizar la casa, limpiar y preparar el futuro, preparar la bienvenida. Es por esto que al cierre me acompañan como invitados los niños de "Mis juguetes canción", porque ellos son la esperanza, los que quedarán en este país, porque aunque también se vayan, se llevan a su país en el corazón.

—Entonces, el concierto es para celebrar que nos quedamos... y que decidimos seguir aquí luchando...

—Sí, celebrar que nos quedamos y que estamos comprometidos estando aquí o estando fuera. Que estamos conscientes de que el país es un sentimiento.

Puede sonar muy "come flor", pero es importante que lo diga: tú decides en cuál burbuja estar, si estás en la burbuja donde hay violencia, corrupción, malversación de fondos, secuestros, robos, politiquería. O construyes la burbuja de las buenas noticias, de los emprendimientos, de grupos como Vasallos de Venezuela, Mis juguetes canción, la gente de Barriga llena, corazón contento, que están echándole pichón... y los periodistas intentando escarbar buenas noticias en medio de la crisis.

—¿Cómo hace un artista como tu, que también anda llevándole el pulso a la noticia, para seguir, desde lo positivo, desde el lugar donde quieres estar, en el país que te pertenece, sin contaminarte de situaciones tóxicas? ¿Cómo sobrellevarlo?

—Cantando. Yo creo que el arte es sanador y ese es el gran aporte de los artistas a la sociedad. Yo he estado muy enfermo, con depresión incluso. El año pasado estuve muy mal, sumergido en los acontecimientos. Pero me aparte por un momento, me dediqué a hacer más arte y he vuelto a ver la realidad con el lente del que ha visto también lo positivo que tenemos en medio de la crisis.

http://www.contrapunto.com/noticia/suspiros-y-galletas-dulce-antojo-coloniero-103816/